A 36 años del cobarde y artero asesinato del Comandante Genaro Vázquez Rojas
Fecha: 2008 02 01
Grupo: Comando Popular Revolucionario "La Patria es Primero"
País: Mexico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


A 36 años del cobarde y artero asesinato del Comandante Genaro Vázquez Rojas

A las organizaciones democráticas y revolucionarias.
A los defensores de los derechos humanos.
Al pueblo de guerrero.



En el estado de Guerrero se profundizan las grietas por
la que se desliza la guerra y la barbarie,
pero también la resistencia política
y militar de los pueblos.
Podemos afirmar
sin duda alguna que
entre esas grietas
acecha la libertad.




A 36 años del cobarde y artero asesinato del Comandante Genaro Vázquez Rojas, su ideario político y su esfuerzo por la construcción de una Patria Nueva continúan vigentes.
A pesar de que los servicios de inteligencia del Estado pretendieron darle un sentido distinto a su muerte, lo real es que después del accidente quedó herido y en manos del enemigo, todo esto en el contexto y el acoso permanente de la campaña militar emprendida contra la Asociación Cívica Nacional Revolucionaria (ACNR) y el Partido de los Pobres; campaña militar denominada posteriormente Guerra de Baja Intensidad (GBI), que fue puesta en marcha desde las altas esferas del poder, en ese entonces comandadas por el genocida y criminal: Luís Echeverría Álvarez.

Podemos decir, sin lugar a equivocarnos, que a 36 años de distancia, Genaro Vázquez Rojas y su ACNR, emprendieron la lucha armada ante la cerrazón de los causes legales y porque las condiciones de miseria, marginación y descomposición social, delincuencia y corrupción, represión e impunidad, requerían del esfuerzo de hombres comprometidos a luchar por las cambios radicales que el pueblo de Guerrero y el país entero necesitaba. Condiciones de vida que hoy siguen igual o peores que antes.

Actualmente podemos afirmar que en el marco de la reestructuración mundial capitalista, la oligarquía mexicana (con Carlos Slim a la cabeza), sus representantes en el gobierno federal (con Felipe Calderón, Juan Camilo Mouriño, etc.,) y sus secuaces españoles y norteamericanos, profundizan la estrategia neoliberal fascista con la intención de perpetuarse en el poder.

Desde esa óptica neoliberal el gobierno mexicano instrumenta el Plan Puebla Panamá y el plan Mérida. Planes que están sustentados dentro de una visión geoestratégica del capital, impulsada desde los centros del poder mundial, a través del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, con la finalidad aparente, por un lado, de generar mejores condiciones de vida de la población a lo largo de estos territorios y, por el otro, profundizar la guerra contrainsurgente con el abastecimiento de equipo militar sofisticado (aviones, helicópteros, equipo de computo, radares, sistemas de comunicación, explosivos y armas, etc.), aunada a la capacitación técnica y militar del material humano, cuando en realidad se trata de apropiarse no sólo de los recursos naturales y minerales (agua, petróleo, gas, oro, etc.), propios de las naciones, sino de ir legalizando y legitimando el establecimiento de las nuevas reglas jurídicas, políticas, económicas y militares de un nuevo orden político a nivel mundial que permita el sostenimiento y la sobre vivencia de las grandes potencias.

En este proceso de globalización y ocupación integral, los actuales inquilinos de 'Los Pinos' le son útiles y funcionales a este capitalismo depredador y salvaje, propio de las elites políticas-empresariales neoliberales que durante más de 100 años han gobernado y permitido la explotación y el saqueo de nuestros recursos naturales como nación.

De esta manera, los poderes fácticos y la oligarquía que los respalda, promueven los cambios estructurales a la constitución, considerando legitimar las leyes jurídicas, que les posibiliten la extensión y profundización del capital. De ahí la necedad de la privatización y desnacionalización de PEMEX, la aberrante reforma constitucional en materia de justicia que atenta contra los derechos de los ciudadanos, la puesta en marcha del capitulo agropecuario del Tratado de Libre Comercio que viene a profundizar la desigualdad y pobreza de los campesinos mexicanos, etc., aspectos torales que vienen a extender y profundizar las políticas neoliberales en detrimento de la mayoría de la población.

Por ello no debe extrañar el expansionismo militar que a partir de la llegada de Calderón a la presidencia de la republica se instrumenta bajo el argumento de la lucha contra el crimen organizado y el narcotráfico; como tampoco, la aplicación de una serie de políticas antipopulares que generalizan y profundizan la crisis económica, elevando los niveles de desempleo, pobreza y miseria a lo largo y ancho del país.

En este sentido tampoco nos debe sorprender que en Guerrero el gobierno local de Zeferino Torreblanca o como le llama se séquito de aduladores: señor "Z", incline la balanza hacia una política de puertas abiertas a la inversión extranjera, se promueva la expansión de carreteras y puertos a lo largo de sus costas, se permita el saqueo de sus recursos minerales, por parte de las grandes megaempresas trasnacionales, se empeñen en construir a toda costa el proyecto de la presa la parota, a sabiendas de los efectos colaterales contra la biodiversidad local, se estigmatice a los luchadores sociales, como "enemigos" del desarrollo y se les niegue el derecho a la vida, se criminalice y judicialice la lucha social y se instrumenta la violencia gubernamental como mecanismo de estabilidad social y de control autoritario para detener el descontento social, se reinicien las actividades de La Operación Conjunta Guerrero para el combate al narcotráfico y también contra la guerrilla, se violan flagrantemente los derechos humanos y se pretenda anular en la practica toda posibilidad de cambio.

Este escenario nos permite ver las cosas con suficiente serenidad y nos queda claro que hoy en Guerrero están de regreso los bárbaros; los criminales de siempre, (priistas-figueroistas-perredistas); que se aplica desde ya una estrategia contrainsurgente, que pone en practica la tortura, el asesinato, la desaparición forzada y se construyen cárceles clandestinas; que se establecen alianzas con los genocidas del pasado como forma de reconocimiento y garantía de impunidad; se manipulan las leyes para inventar e imputar delitos contra todos aquellos que cuestionen el status quo, en si podemos decir que están de regreso (o nunca se fueron) los neoliberales que bajo el manto de ilegitimidad que los cubre pretenden profundizar e implantar los cambios que el gobierno federal de Felipe Calderón impulsa pretendiendo, tanto unos como otros, legitimarse y perpetuarse en el poder.

También nos queda claro que ante la ofensiva neoliberal tanto del gobierno local como federal, el movimiento social, armado y no armado, requiere necesariamente de la vinculación, coordinación y organización de los más amplios sectores del pueblo, establecer redes de comunicación y acción concretas para generar la fuerza necesaria y suficiente que nos posibilite generar los cambios necesarios que le permita al pueblo estar en mejores condiciones políticas y militares de poder enfrentar con éxito dicha ofensiva y poner termino al poder de la clase rica.

Para ello se requiere recorrer los caminos que recorrió Genaro Vázquez, Lucio Cabañas y tantos otros luchadores sociales que nos antecedieron, organizarse en las comunidades, en las escuelas, en las fabricas, en las montañas, en las calles, en la familia, establecer otra manera de relacionarnos entre organizaciones democráticas y revolucionarias, ir construyendo en la practica verdaderas instancias de poder popular que modifiquen nuestra conducta y nuestra visión del mundo al que aspiramos, en sí, hacer nuestro el legado político que hombres como el comandante Genaro Vázquez Rojas han dejado para la humanidad.

Saludamos la multitudinaria manifestación de protesta campesina y popular, llevada a cabo el pasado 31 de enero en la capital y otras ciudades del país, y hacemos un llamado a fortalecer la resistencia y la lucha contra los nuevos intentos imperialistas por apropiarse de los bienes de la Nación. Asimismo, hacemos un llamado al pueblo de México y sus organizaciones de lucha a seguir impulsando el proceso organización y coordinación política, a fin de construir el poder popular y rescatar a la patria de manos del gran capital.


¡¡CONTRA EL NEOLIBERALISMO, EL PODER POPULAR!!
¡¡POR EL SOCIALISMO: VIVIR, LUCHAR, VENCER!!
¡¡SER PUEBLO, HACER PUEBLO, ESTAR CON EL PUEBLO!!

COMANDO POPULAR REVOLUCIONARIO LA PATRIA ES PRIMERO
CPR–LPEP
TENDENCIA DEMOCRÁTICA REVOLUCIONARIA–EJÉRCITO DEL PUEBLO
TDR–EP

Campamento revolucionario, Estado de Guerrero, a 1 de febrero de 2008.


© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS