Comunicado a la opinión pública
Fecha: 2008 11 12
Grupo: Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP)
País: Paraguay
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Descargar Archivo
EPP-2008-11.pdf


Nota del CeDeMA: El pasado 12 de noviembre, el diario paraguayo ABC informaba de la recepción de un comunicado firmado por el Ejército del Pueblo Paraguayo, que es el que a continuación se transcribe.

Adjuntamos también una copia del documento tal y como la públicó el citado periódico en su edición digital, así como diferentes artículos aparecidos en prensa sobre la existencia o no del Ejército del Pueblo Paraguayo.
____________________________________________________________________________________________________

EJÉRCITO DEL PUEBLO PARAGUAYO (EPP)

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA:

Ante los desvaríos de los pequeños exclusivos club de ricachones prepotentes, codiciosos y egoístas agrupados en la ARP, CAP, UGP, etc… el EPP declara:

- No hay dudas de que el Gobierno de Fernando Lugo no ejecutará la Reforma Agraria integral prometida al Pueblo Paraguayo.

- Esta situación exige que el propio pueblo tome la tierra en sus manos y realice la Reforma Agraria desde abajo: los obreros, los estudiantes, los sin techos y demás sectores sociales populares deben acompañar al campesinado en esta tarea.

- Para vencer la resistencia de unos pocos ricachones prepotentes, debe hacerse un uso intensivo de la violencia en la lucha popular.

- El EPP está convencido de que el campesinado debe proceder a la ocupación masiva de la gran propiedad terrateniente y que las ocupantes deben ir armados con lo que sea: escopetas, revólveres, fusiles, machetes, hondas, piedras, etc.

- Asimismo recomienda no llevar mujeres embarazadas ni niños a los combates por la tierra y la libertad.

- El asesinato de cualquier luchador social no quedará impune.

- El EPP tomará represalia contra los asesinos, sus instituciones o encubridores.

- Un cordial saludo y fraternal abrazo a nuestro Comandante en Jefe Alcides Oviedo y demás camaradas presos.

¡A LUCHAR POR LA LIBERACIÓN POPULAR!

¡VIVA EL EPP!

Fuente: ABC Digital. Paraguay, 13 de noviembre de 2008.
____________________________________________________________________________________________________

Anuncian ocupaciones violentas en nombre del Ejército del Pueblo Paraguayo

(ABC Digital, 12 de noviembre de 2008)

HORQUETA (Freddy Rojas, corresponsal). Un papel sin firmas dejado en el patio de esta corresponsalía en horas de la madrugada de este miércoles a nombre del Ejercito del Pueblo Paraguayo (EPP) anuncia ocupaciones masivas de tierras con violencia. En el panfleto indican que ingresarán a las propiedades privadas con armas de fuego y armas blancas, debido a que el gobierno de Fernando Lugo no realizará la Reforma Agraria Integral prometida al pueblo paraguayo.

El escrito expresa que “ante los desvaríos de los clubes de ricachones agrupados en la Asociación Rural del Paraguay (ARP), Cámara Algodonera del Paraguay (CAP), UGP y otros, el EPP declara que no hay dudas de que el gobierno de Lugo no ejecutará la Reforma Agraria”.

Señala también que dicha situación exige al propio pueblo que realice la Reforma Agraria por manos propias y llama a obreros, sin techos, estudiantes y demás sectores sociales para acompañar al campesinado en la tarea. En otras líneas expresa que para vencer la resistencia de unos pocos ricachones prepotentes, debe hacerse un uso intensivo de la violencia en la lucha popular.

El EPP está convencido de que el campesinado debe proceder a la ocupación masiva de la gran propiedad de terratenientes y que los ocupantes deben ir armados con lo que sea: escopetas, revólveres, fusiles, machetes, hondas, piedras, etc. También recomienda no llevar mujeres embarazadas ni niños a los combates por la tierra y la libertad. Señala además que el asesinato de cualquier luchador social no quedará impune, por que el EPP tomará represalias contra los asesinos, sus instituciones y encubridores.

Consultado al respecto el jefe de la comisaría tercera de esta ciudad, Crio. Princ. Ricardo Chaparro, señaló que no se descarta que sean agitadores que desean infundir el medio en la zona. No citó nombres pero indicó que serían los mismos campesinos que ingresaron a la estancia "Santa Silvia" del Ing. Jorge Camperchioli, ubicado en calle 9 (Alfonso Cué) y otros que intentaron tomar las tierras de la estancia "Santa Herminia" de Curuzú de Hierro. Informó que realizarán las investigaciones con el objetivo de ubicar a los guerrilleros del denominado Ejército del Pueblo Paraguayo EPP.
____________________________________________________________________________________________________

El EPP no existe y de ese nombre se aprovechan bandidos

(ABC Digital, 13 de noviembre de 2008)

El denominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) no existe y ese nombre es aprovechado por bandidos o delincuentes comunes que tratan de atemorizar a la gente, sostuvo este jueves el comisario Ricardo Chaparro, de la localidad de Horqueta, departamento de Concepción.

"Son gente avivada con frondosos antecedentes policiales", dijo el jefe policial, en declaraciones a radio Primero de Marzo de Asunción.

Quienes utilizan el nombre del Ejército del Pueblo Paraguayo actúan de la noche perpetrando asaltos, robos o cobro de "peaje" a personas indefensas, indicó el comisario.

Con los panfletos que divulgan, estos delincuentes tratan de infundir temor a la gente y hacer creer que son poderosos, puntualizó.

"No pertenecen a ningún ejército, son delincuentes, marihuaneros que se aprovechan", subrayó el comisario Chaparro.
____________________________________________________________________________________________________

ABC Color y el Ejército del Pueblo Paraguayo

(Luis Agüero Wagner, Indymedia, 12 de noviembre de 2008)

Mientras un despliegue de las Fuerzas Brasileñas se hacía cada día más amenazante en la frontera paraguayo-brasileña, las fuerzas represivas del obispo Fernando Lugo volcaron la mirada hacia el enemigo interno, en consonancia con la campaña maccartista de su vocero, el diario ABC color.

Un jefe policial de Paraguay negó hoy que en el norte del país actúe un Ejército del Pueblo Paraguayo, tras difundirse un comunicado de la supuesta organización en Horqueta, a 400 kilómetros de Asunción.

El manifiesto supuestamente fue arrojado en la vivienda del corresponsal en esa localidad del diario asunceño ABC Color, de recordada actuación a favor de la dictadura de Alfredo Stroessner y el Plan Cóndor, cuando publicaba en primera plana disidentes a la dictadura pidiendo a la ciudadanía colaboración para su captura. El supuesto grupo que aludía este diario, amenazaba con realizar invasiones de propiedades privadas munidos sus miembros de armas blancas y de fuego.

EL ENEMIGO INTERNO

No hace mucho que mientras un despliegue de las Fuerzas Brasileñas se hacía cada día más amenazante en la frontera paraguayo-brasileña, las fuerzas represivas del obispo Fernando Lugo volcaron la mirada hacia el enemigo interno, en consonancia con la campaña maccartista de su vocero, el diario ABC color.

A corta distancia de donde se efectuaba hace pocas semanas el despliegue militar brasileño, en el este del Paraguay, unos 93 campesinos, entre hombres y mujeres con niños, eran detenidos entonces durante un desalojo del que participaron más de 250 policías, en la zona de Los Cedrales.. Se detuvieron a 93 campesinos, entre ellos 26 mujeres, algunas con sus bebés en brazos.

Confrontar con Brasil fue una promesa electoral del obispo Fernando Lugo, entre tantas otras falacias absurdas que fueron creídas por las masas ignorantes paraguayas, fuertemente imbuidas de pensamiento mágico y tradición autoritaria influencida por el catolicismo.
El mismo propagandista que difundió todos estos disparates, ayer publicó la supuesta irrupción de un grupo guerrillero.

¿QUIEN ES ALDO ZUCOLILLO?

Aldo Zucolillo es un empresario que financió en su momento al centro de detenciones y torturas de la dictadura paraguaya, dirigido por Antonio Campos Alum con asesoramiento de la CIA y la embajada norteamericana de Asunción. Aldo Zucolillo -que de él se trata- también es conocido por su sociedad con Massera y con la Secta Moon, además de ser protegido por la embajada norteamericana de Asunción, de la Fundación Nacional para la Democracia (NED, USA) y directivo de la SIP.

Zucolillo tenía además fuertes vínculos con el dictador Alfredo Stroessner, quien gobernó al Paraguay con respaldo de Washington entre 1954 y 1989. Las vinculaciones sobrepasaban lo ideológico, ya que su hermano Antonio (Tuco), era incluso consuegro de Stroessner y embajador en Londres, su hermano Julio César, se desempeñaba como delator al servicio de Pastor Coronel y su célebre cuñado, Conrado Pappalardo Zaldìvar, era el encargado de los actos ceremoniales del dictador, posición encumbrada desde la cual se involucró en actos terroristas del Operativo Condor como el asesinato de Orlando Letelier en Washington, en 1976.

DEFENSA DE GENOCIDAS

No es extraño que ABC color, coherente con el prontuario de su amo, realice regularmente defensa de genocidas y terroristas como Videla, Pinochet, Somoza, etc.
Durante la detención del dictador Augusto Pinochet en Londres, por orden del juez español Baltasar Garzón, el diario de Zucolillo no dudó en calificar el hecho como una "muestra de hipocresía" de la comunidad internacional.
Tampoco tuvo inhibiciones para defender el genocidio perpetrado por el Proceso de Reorganización Nacional en Argentina, llegando a criticar la promoción que hacía de los derechos humanos el presidente Jimmy Carter por aquellos tenebrosos años.

FINANCISTAS DEL XIIº CONGRESO DE LA LIGA MUNDIAL ANTICOMUNISTA, REALIZADO EN PARAGUAY EL 8 DE MARZO DE 1979 (carpeta DNAT, marzo de 1979, Archivos de Terror)

1) Nicolas Bo.......................Gs. 1.000.000
2)Pilar S.A.(Alberzzoni).......1.500.000
3) Union Industrial del Paraguay....Gs. 1.000.000
4) Molinos Harineros (Blas Riquelme)....Gs. 500.000
5) Grupo Consultor Alto Paraná(gral Guanes)...1.500.000
6) APAL....1.200.000
7)REPSA....1.000.000
8)Alberto Antebi.....(no se especifica monto)
9)Bosch (Azucarera).......500.000
10) CAPSA............Gs. 1.000.000
11) ALDO ZUCOLILLO......Gs. 1.000.000

En la lista también aparecen Rolando Niella, Pepsi Cola, Hoekle (azucarera paraguaya), Cervecería paraguaya (Pompa), Diesa (Carrizosa), Coca Cola, Cornelius Walde, Bittar Hnos., MADIMPA (Manuel Battilana), I.B.R., Juan Manuel Frutos.

UN VILLANO FASCISTA DEVENIDO EN HÉROE DE LA IZQUIERDA

De villano fascista a héroe de la izquierda parece ser la transmutación del zar de la prensa paraguaya Aldo Zucolillo, dueño de un diario sensacionalista que se presenta como serio y a la vez es el más leído de la capital paraguaya (que no es mucho decir, algo más de treinta mil ejemplares).

Nos referimos al ultraderechista ABC color, un diario al cual sus perseguidos de ayer hoy idolatran tanto como la supuesta izquierda fabricada por la embajada norteamericana de Asunción, aunque ambos grupos hayan sido sus más ácidos críticos y detractores cuando sostuvo una línea de manifiesto apoyo al militar retirado Lino César Oviedo, hoy candidato a la presidencia del Paraguay.

Las noticias que aparecen en algunos portales de la más radicalizada izquierda latinoamericana, incluída la agencia cubana Prensa Latina, citan hoy como fuente al diario ABC color cuando difunden hechos sobre Paraguay. También en la España democrática y socialista de Rodríguez Zapatero se difunden sin pestañear las versiones propaladas por este gran admirador del caudillo ibérico por la gracia de Dios Francisco Franco Bahamonde.

A juzgar por la opinión que expresa en grandes titulares en primera plana, la contextualización de noticias, en matiz y énfasis que proporciona a ciertos temas, el lector puede llegar a pensar que el director de ABC color realmente se indigna ante los delitos, y es verdad. El delito ajeno le molesta, especialmente si se trata de algún competidor en negocios que le supera en ganancias, o de un ente estatal que no le paga publicidad oficial.

En ese contexto, nunca perdonó a su paternal protector, el dictador Alfredo Stroessner, el haberle hecho a un lado cuando se inició la construcción de la represa hidroeléctrica de Itaipú, herida por la cual sigue sangrando como un hemofílico a través de su línea editorial, pretendiendo convencer de su nacionalismo selectivo a los incautos a pesar de ser conocidos los subsidios que recibe en la embajada norteamericana, con las que engrosó sus cuentas bancarias.

El mismo doble discurso manifiesta cuando se refiere a su otrora gran benefactor, el régimen de Stroessner, al que tuvo la “valentía” de enfrentar en sus últimos meses luego de décadas de adulación y sólo a instancias del departamento de estado norteamericano, que le proveyó protección y literalmente le empapeló de dólares por sus servicios.

Por muchos años, al contrario de la fama que se fabricó a sí mismo en un medio prolífico en farsantes como el paraguayo, Zucolillo sostuvo una rastrera línea de adulación a Stroessner proclamando que ABC era “un gran diario al servicio de un gran gobierno”. Por aquella misma época atacaba al gobierno de Estados Unidos pero no por su intervencionismo imperialista a favor de tiranos sanguinarios, sino por promover los Derechos Humanos durante la administración de Jimmy Carter, y defendía apasionadamente el Proceso de Reorganización Nacional que encabezaba en Argentina el gran filántropo Jorge Rafael Videla.

Uno de sus más influyentes periodistas, Alcibíades González Delvalle, tiene una trayectoria parecida ya que por muchos años sirvió a la policía política de la dictadura, a pesar de sus escritos condenando autocracias y exculpando al imperialismo, constituyéndose así en una versión liliputiense de Gunter Grass amputado el talento literario.

La visión de ABC color sobre las dictaduras varió con respecto a Stroessner, pero se mantuvo invariable con respecto a Fidel Castro y Augusto Pinochet, dado que sigue vilipendiando sin pausa al líder de la revolución cubana las veces que tiene oportunidad, y alabando y defendiendo al asesino de Salvador Allende y tantos miles de chilenos cuando es detenido algún déspota vinculado a su régimen.

La visión histórica nacional de Zucolillo, expresada a través de sus empleados en las páginas de su diario, es acorde a la de sus amigos y compañeros propietarios de medios reunidos en la SIP. Suelen honrarle con su visita a la capital paraguaya para recibir agasajos los descendientes de Bartolomé Mitre, quien en 1870 reconociera en sus discursos -al cabo del genocidio sudamericano- que había devastado el Paraguay en beneficio del libre comercio, entonces identificado con Inglaterra y las oligarquías portuarias del subcontinente, como hoy lo está con el ALCA.

En materia económica, el director de ABC color es un gran admirador de Martínez de Hoz, a cuyos discípulos promovió como columnistas estrellas en su diario, así como idolatra a sus herederos neoliberales que acapararon los consejos económicos en tiempos de Carlos Menem. También es un devoto admirador de la cultura norteamericana, y eterno propagandista de las versiones propaladas por la gusanera de Miami.

Carlos Alberto Montaner, Plinio Apuleyo y Andrés Oppenheimer son sus principales referentes para exponer la realidad latinoamericana, y los enemigos del presidente George W. Bush en cualquier parte del mundo, inmediatamente son asimilados como enemigos de ABC color y presentados ante sus lectores como enemigos del Paraguay y de toda la humanidad, sin escatimar recursos propagandísticos.

La satanización de Fidel Castro y de Hugo Chávez y los ataques a la integración latinoamericana, así como la glorificación de la “guerra al terrorismo” de la ultraderecha de Washington son el eje alrededor del cual giran todas las noticias internacionales que difunde el diario de Zucolillo.

En materia nacional, todas las versiones que difunde y que obliga a repetir a los periodistas radiales a quienes apoya con auspicios, convergen en un enfoque neoliberal en materia económica, derechista en preferencias políticas y antinacional en perspectivas históricas y de proyección al futuro.

Curiosamente, este esquemático subproducto de la propaganda imperialista y el pensamiento retardatario, hoy parece haber realizado un giro de 180 grados al promocionar a un supuesto teólogo de la liberación izquierdista.

Pero la impresión es apenas un espejismo. Para prodigar su apoyo, Zucolillo conminó al obispo Fernando Lugo a revisar sus discursos sobre Hugo Chávez, Cuba y las FARC. En materia económica, le obligó a desenterrar a un fracasado agente del Fondo Monetario Internacional. Sólo le falta escribirle al religioso jubilado un libreto ensalzando la figura de Bartolomé Mitre como libertador y héroe nacional del Paraguay.

Definitivamente, todo es posible en esta tumba de teorías que conocemos como Paraguay, donde siempre ganan las elecciones quienes peor se ubican en las encuestas y los referentes de las ideologías se falsifican con tanta facilidad como los DVD y CDs que se adquieren en la Triple Frontera

ADJUNTADO. ZUCOLILLO, CUENTERO ENREDADO EN SU LENGUA. Por Nemesio Barreto Monzón.

El lunes 13 de marzo de 1995, ABC color (p.14) publicó una nota editorial en la que hablaba sobre “El retorno de Stroessner y el juicio a la dictadura”, poco más arriba de la página editorial puede leerse: “Clausurado por la dictadura el 22 de marzo de 1984 por defender la libertad”. (La pregunta que se impone es: ¿Cuándo lo hizo?). No hay motivo para cuestionar el presumido aserto del eslogan sobre todo en su primera parte. Tampoco hay motivo para no decir que ABC color comenzó supuestamente a “defender la libertad” 17 años después de su fundación, cuando Stroessner ya estaba en vísperas de cumplir su trigésimo aniversario en el poder. Podría decirse también que –sin que sea necesario aplicar la cinta métrica a la obsecuencia-, entre 1967 y 1984, ABC color prodigó tantos elogios al dictador en sus páginas, que serían más que suficientes como para empapelar con ellas todo el Palacio de López. Por tanto, en el juicio a la dictadura debe incluirse a sus alabarderos, a sus beneficiarios (Zucolillo entre ellos) y a quienes la legitimaron.

Aldo Alberto Zucolillo fundó ABC color, el 8 de agosto de 1967, bajo el padrinazgo del general Alfredo Stroessner, quien asistió a la inauguración del “diario joven con fe en la patria”. Desde entonces, y hasta poco antes de su clausura en 1984, en incontables editoriales, Zucolillo defendió con vehemencia la política y la larga era de paz y de progreso del gobierno del general Stroessner. Claro está, los negocios de los Zucolillo prosperaban gracias al “ilustre jefe” y por ello era frecuente encontrar a ambos en numerosas “estampitas” de la época. (Recuérdese que Zucolillo proveía de automóviles Chevrolette (caperucitas) a la policía de Stroessner, por lo que el cinismo resulta evidente cuando menciona en “Hace 10 años”, que “la sola presencia de las caperucitas en los barrios resultaba traumática para cualquier ciudadano” (Abc color, 29/VII/97). “Fotografías de Zucolillo con Stroessner deben haber varias –decía-…la verdad que todos queríamos salir con él, yo también ¿Por qué no?” (Radio Ñandutì, 12/XII/96). Mezcla de “Banqueiro Anarquista” y “Mendigo Ingrato”, Aldo Zucolillo se afilió tempranamente al imbatible partido de “la billetera”; militó en causas muy diversas y siempre que sus emprendimientos comerciales estuvieran asegurados, el más perverso sistema de gobierno era elogiable. “Es cierto –dijo también-, pueden haber 20 años, los primeros del gobierno de Stroessner yo querría que alguien me niegue que fueron muy constructivos, que pueden haber defectos de derechos humanos, con mucho gusto acepto. Pero, que fueron constructivos lo fueron y nuestros editoriales descifraban eso, 20 años de construcciones” (Radio Ñandutí, 12/XII/96). Este es el Zucolillo real, retratado por él mismo. El “cuentero Zucolillo” tenía fuertes vínculos con el general Stroessner, lo que explica por qué están notoriamente ausentes de su lista de “Hace 10 años” su hermano Antonio (Tuco), consuegro de Stroessner y embajador en Londres, su hermano Julio César, delator al servicio de Pastor Coronel y su célebre cuñado, Conrado Pappalardo Zaldìvar, encargado de los actos ceremoniales del dictador.

Con estos antecedentes, y para decirlo con palabras del propio Zucolillo: “Es bueno que la memoria colectiva no se deje confundir por la inversión de culpas y responsabilidades que en esta campaña electoral se intenta, quizás porque quienes la inventan y la utilizan confían en que, de tanto falsear el pasado, la memoria de este pueblo flaquee, se desoriente y acabe por absolver a los verdaderos culpables de nuestros males presentes”. Finalmente, este comentario, señor Zucolillo, tiene precisamente ese propósito: “No falsear el pasado”.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS