Honor a Rolando Alberto Pérez Palomino
Fecha: 1984 01 17
Grupo: Movimiento de Liberación Nacional 29 de Noviembre (MLN-29)
País: Panama
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


MLN-29 de Noviembre

MANIFIESTO

A LA JUVENTUD, PANAMEÑA
A LOS POBRES DE LA CIUDAD Y DEL CAMPO
AL PUEBLO TRABAJADOR

El día 10 de enero de 1984, a las 11 de la mañana, el joven Rolando Alberto Pérez Palomino se inmoló frente a la embajada norteamericana en Panamá, prendiéndose fuego. El día 17 de enero al ser sepultados sus restos se leyó el Testamento Político del Mártir Popular, cuyo facsímil fue publicado en un medio de la prensa local. Posteriormente, a nuestras manos ha llegado el texto completo del Testamento Político de Rolando A. Pérez Palomino:

El contenido del Testamento hace obligante al Movimiento de Liberación Nacional 29 de noviembre (MLN-29) hacer las siguientes manifestaciones a la faz del país.

1. El Movimiento de Liberación Nacional 29 de Noviembre surge en Panamá a raíz del golpe militar de octubre de 1968 cuando las organizaciones revolucionarias, Vanguardia de Acción Nacional (VAN) y Movimiento de Unidad Revolucionaria (MUR), unen sus fuerzas para enfrentar con las armas en las manos a los militares golpistas. Nuestro accionar guerrillero tuvo como escenario la Ciudad de Panamá, Arraiján, Chorrera, Cambutal, fundamentalmente. Bajo difíciles circunstancias el MLN-29 hizo resistencia armada por más de 7 años a los egresados de la Escuela de Las Américas, entregando la sangre generosa de sus militantes caídos en combate o bajo la tortura y el asesinato de la Guardia Nacional. Aún algunos se encuentran desaparecidos.

Nuestros héroes y mártires siguen vivos en la memoria del pueblo y en la militancia cotidiana de nuestros compañeros: Belisario Gante, Herbert Quintanar, Encarnación González, Floyd Britton, Félix González Santizo, Elías Gonzá¬lez Santizo, Teodoro Palacios, Narciso Cubas y Alcibiades Bethancourt, jamás serán olvidados.

2. A más de 15 años del régimen contrainsurgente, demagógico, reformista burgués y represivo, el pueblo puede constatar su carácter antidemocrático, antipopular y proimperialista.

• En el plano político vemos que las decisiones más importantes salen de los cuarteles o son previamente consultadas con ellos; la ley 70 consti¬tuye la pieza jurídica con la cual se piensa institucionalizar un régi¬men policiaco y son claros las zancadillas y obstáculos que se le ponen el proceso democratización burguesa, creando una atmósfera de incertidumbre, de duda e inseguridad.

• La política económica proimperialista del régimen nos ha convertido en una Plataforma de Servicios Transnacionales y ha llevado al país a una desastrosa situación económica: una deuda asfixiante de aproximadamen¬te cinco (5) mil millones de dólares (unos $2,500 per cápita), una mayor transnacionalización de la economía panameña con el consiguiente acrecentamiento de nuestra dependencia hacia el capital internacional y la quiebra de la pequeña y mediana empresa; el sometimiento a la política del Fondo Monetario Internacional (FMI) que responde a los intereses de las transnacionales; y una grave crisis fiscal. Como si lo anterior no fuera suficiente, los "revolucionarios procesistas" han saqueado las arcas del Estado y de sus instituciones.

• Es el pueblo el que sufre las consecuencias de los males del sistema y de la política económica del régimen: más de 150,000 desempleados y subempleados; el elevado costo de los productos de primera necesidad las con¬diciones de existencia infrahumana; deprimentes condiciones de salud am¬biental, alto índice de desnutrición en la población infantil, déficit habitacional, muertes por falta de asistencia médica, analfabetismo, etc.

• Los nefastos pactos canaleros comprometen la soberanía y la independencia nacional, al otorgarle facultades al imperialismo norteamericano para in¬tervenir permanentemente en el país; el tratado de neutralidad y las enmiendas, igualmente, dan pie para que cualquier movimiento social o reivindicativo en el país sea blanco de la represión de las tropas yanqui, so pretexto de poner en "peligro" el funcionamiento del canal, la llamada defensa conjunta de la ruta, implica un mayor sometimiento ideológico, técnico y militar de las Fuerzas de Defensa al ejército yanqui, y a la vez la convierte en una exagerada fuerza que pone en peligro la vida política interna de Panamá. Pero todo esto no es suficiente para los "revolucionarios procesistas", más recientemente la Asamblea de Representantes de Corregimiento (los 505) "perfeccionaron" los tratados y sus enmiendas, al aprobar el Convenio para la Protección de Inversiones Norteamericanas (que autoriza a la soldadesca gringa a intervenir en nuestro país cuando se consideren en peligro los intereses norteamericanos). Este pacto es aprobado con el fin de poder recibir las migajas que caen de la mesa de Washington con el nombre, esta vez, de Iniciativa de la Cuenca del Caribe o Plan Reagan. Los beneficios que el país y el pueblo obtendrán de esta nueva "iniciativa" serán iguales a las obtenidas con las anteriores, como la Alianza para el Progreso: ninguno.

3. Es este el panorama que vio y vivió Rolando Alberto Pérez Palomino y que ven y viven miles de jóvenes, de desempleados; de hombres y mujeres explotados en las ciudades y los campos; de estudiantes que tienen por perspectiva incrementar¬ las estadísticas de desempleo; de campesinos sin tierra, sin asistencia económica social, y técnica; de indígenas a quienes se les niega el derecho a vivir en la tierra de sus ancestros.

Miles de panameños se van convenciendo cada día más de que el sistema capitalista dependiente es incapaz de darle soluciones reales a sus más inmediatas necesidades de existencia y de que nuestros males no pueden ser resueltos con superficiales medidas cosméticas, sino que más bien requiere una profunda y radical transformación estructural que elimine la explotación como causa del desmedido enriquecimiento de unos cuantos capitalistas y de la miseria y el hambre de las grandes mayorías populares. Solo una revolución socialista será capaz de produ¬cir un régimen que garantice la verdadera libertad y la justicia social.

4. Nuestras indagatorias nos confirman que Rolando A. Pérez Palomino combatió al lado del Pueblo de Sandino en contra de la dictadura somocista; que a su retorno al país se negó a someterse el control ejercido por la G.N. sobre los panameños que combatieron en Nicaragua; que fue persistentemente acosado y asedia¬do por el G-2, policía política de la G.N., hoy Fuerzas de Defensa, que varias veces fue golpeado y arrestado, acusándosele falsamente en una ocasión de pertenecer a un llamado Comando Héctor Gallego, ocasión en que fue torturado y mantenido en prisión por más de cinco (5) meses.

• Rolando A. Pérez Palomino fue un antimperialista consciente, enemigo manifiesto del intervencionismo yanqui en Granada, Nicaragua, El Salvador, Cuba, Honduras, Panamá y el resto de América Central y el Caribe.

• Rolando A. Pérez Palomino fue un patriota que condenó a los entreguistas que negociaron y firmaron los proimperialistas tratados Torrijos-Carter que ya cobraron la vida de Leopoldo Aragón, Jorge Camacho y su propia vida; condenó los tratados que nos convierten en protectorado al situar¬nos "bajo el paraguas del Pentágono"; condenó a los que negociaron y ¬aprobaron el Convenio de Protección a las Inversiones Norteamericanas para “seguir entregándole la nación el imperialismo yanqui”.

• Rolando A. Pérez P. fue un revolucionario que buscaba la redención de su pueblo “olvidado y famélico”. Tenía conciencia de que la paz y el progreso social sólo son posibles mediante la destrucción del sistema capitalista dependiente y su reemplazo por los obreros y campesinos en el poder construyendo el socialismo redentor de los oprimidos.

5. El mártir popular, Rolando Pérez Palomino, se inspiró en la lucha de los mártires antimperialistas de enero de 1964 y aun cuando no era militante de nuestra organización es claro que admiraba y respetaba la historia de lucha y sacrificio patriótico y revolucionario que caracteriza a los militantes del MLN-29. Pérez Palomino demostró tener esta misma capacidad, por ello en lo sucesivo su nombre será mencionado el lado de nuestros héroes y mártires.

6. Entre las formas de lucha que ha empleado nuestra organización no figura la inmolación en la forma en que Rolando Pérez P. dio su vida, no obstante, las banderas del MLN-29 se inclinan con reverencia ante el héroe revolucionario, que tuvo el valor de sacrificar su vida para dar un aldabonazo a la conciencia de su pueblo a fin de que despierte del letargo en que pretenden mantenerlo las clases dominantes.

7. El llamado que hace a todos los sectores populares Rolando Pérez Palomino en su Testamento Político “A la urgente unión bajo el estandarte patriótico del MLN 29 de Noviembre genuino y único representante de los aherrojados como único camino para acabar el cruel asedio de injusticias” constituye para nosotros un honor al recibir el reconocimiento de un luchador como es él, es una muestra de que la sangre de nuestros mártires no se derramó en vano, es una comprobación de la confianza que tiene el pueblo en nuestra organización como un instrumento de lucha firme, combativo y consecuente. Pero es, al mismo tiempo, un compromiso serio e ineludible de redoblar nuestros esfuerzos por crear al lado de las fuerzas populares revolucionariamente consecuentes la alternativa revolucionaria de poder popular que ha de conducirnos a la toma del poder político para hacer realidad el sueño de los mártires de mayo de 1958, los mártires de Cerro Tute, de Polidoro Pinzón, de los mártires de enero de 1964, de Floyd Britton, de Narciso Cubas y de los hermanos González Santizo, que es el sueño de los obreros y campesinos explotados, de los estudiantes y los profesionales honrados y patriotas, de la juventud batalladora de los barrios populares, de los indígenas sin comar¬ca, de los hombres y mujeres reprimidos y humillados.

8. El régimen surgido del golpe militar de octubre de 1968 ha creado una casta de nuevos ricos cínicos y corrompidos que se dan la mano con los oligarcas que desde los albores de la república han explotado al pueblo, han entregado la patria al imperialismo y han saqueado las arcas del Estado.

Estos burgueses del gobierno y de la oposición son los que pretenden ofrecerle al pueblo salidas electorales, acompañados por supuestos independientes y pretendidos izquierdistas que tratan de traficar, en su afán electorero, con el sacrificio de Rolando Pérez P.

Afortunadamente, como contraparte dialéctica a los expoliadores, inmorales oportunistas y vende patria, nuestra sociedad está produciendo hombres de un alto valor moral dispuestos a entregar “lo más importante que poseemos, la vida” por la patria y por sus semejantes.

9. El Movimiento de Liberación Nacional 29 de Noviembre (MLN-29) manifiesta al pueblo trabajador que mientras existan las condiciones materiales de existencia que llevaron a Rolando Pérez Palomino a entregar su vida en plena juventud, surgirán los luchadores sociales que pugnarán por el cambio verdaderamente revolucionario, y en los primeros puestos de combate, guiando al pueblo en su batalla, siempre se encontrará al MLN-29 haciendo honor a su tradición de lucha, a sus héroes y mártires y a Rolando A. Pérez Palomino.

Loor a los Mártires de Enero.

¡Alto al intervencionismo yanqui en Centroamérica y el Caribe!

¡Abajo los Tratados Torrijos-Carter!

¡Fuera las bases yanquis de Panamá!

¡Por la organización independiente de los sectores populares!

¡Luchar por la liberación nacional y social de nuestro pueblo... Hasta la victoria final!

¡Luchar por una patria libre y socialista... Hasta vencer o morir!

¡Soberanía o Muerte!

Panamá, 17 de enero de 1984.

XX Aniversario de la gesta del 9 de enero.

Por la Dirección Nacional del MLN-29 de Noviembre.
Federico Britton

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS