El ajusticiamiento del general Pérez
Fecha: 1978 03 08
Grupo: Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN)
País: Nicaragua
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


EL AJUSTICIAMIENTO DEL GENERAL PÉREZ
"UN OPERATIVO DE JUSTICIA"

Nora Astorga de Jenkins, 32 años, madre de dos hijos, abogada, fue un elemento decisivo en la celada que el Frente Sandinista tendió al General Reynaldo Pérez Vega con la intención de secuestrarlo. Pérez Vega, jefe del Estado mayor presidencial de la Guardia Nacional de Nicaragua, tenía una gran debilidad: las mujeres. La señora de Jenkins fingió aceptar las propuestas galantes del general y lo invitó a su casa del barrio Altamira de Managua, la noche del 8 de marzo. Allí lo estaban esperando los comandos del Frente. Lo que sucedió después lo explican esos mismos comandos en el reportaje que dieron a ALTERNATIVA. La señora de Jenkins desapareció luego. Una semana después el Frente comunicó a ALTERNATIVA, en Nicaragua, que había ingresado a una columna guerrillera en las montañas. Junto con esa información, el Frente hizo entrega al enviado de esta revista de fotografías de la señora en traje de fatiga y una carta en la que informa de su militancia en esa organización. Presentamos estos documentos, que esta revista fue el primer órgano do información en conocer.

Hermanos nicaragüenses:

Declaro con orgullo revolucionario mi militancia en la organización de vanguardia del Pueblo de Nicaragua, e FRENTE SANDINISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL (F.S.L.N).

Quiero hacer constar que participé en el operativo de ajusticiamiento de esbirro General Reynaldo Pérez Vega G. N. del Ejercito de Anastasio Somoza H., en mi carácter personal, como militante disciplinado y consciente de mis obligaciones y compromisos revolucionarios sujeto a la disciplina y lineamientos de nuestra organización. Ningún miembro de mi familia, padres, hermanos, hermanas, amigos, asociaciones civiles, empresariales, y/o de cualquier otra índole, tuvo ni conocimiento ni participación activa de ninguna índole en el planteamiento, desarrollo y ejecución del plan de acción.

Este operativo político-militar de justicia revolucionaria fue aprobado, planeado y ejecutado por la dirección nacional del Frente Sandinista de Liberación Nacional (F.S.L.N), entre cuyos miembros se encuentran los compañeros DANIEL ORTEGA, VÍCTOR MANUEL TIRADO LÓPEZ y HENRY RUIZ, a través de la Unidad de Combate CAMILO ORTEGA y sus escuadras ARNOLDO QUANT y MOISÉS RIVERA habiéndose dado las órdenes sobre el plan a seguir hace algunos meses, procediéndose a investigar la vida, costumbres, usos y debilidades del mencionado señor y cuando todo estuvo preparado, mi casa fue escogida como sitio adecuado por sus condiciones para el ajusticiamiento.

Después de ejecutada la acción justiciera me integré a mis compañeros del Frente Norte a seguir luchando por la liberación de nuestros hermanos nicaragüenses.

Hago por este medio un llamado a todo el pueblo de Nicaragua a participar activamente en el proceso de insurrección popular y a la integración de un frente de lucha antisomocista para el derrocamiento de la dictadura que por tantos años nos han mantenido oprimidos, explotados y violentados y encarcelados, logrando la democratización de nuestro país.

Nora Astorga de Yenkins

(firma)
Sello del Frente Sandinista de Liberación
____________________________________________________________________________________________________

UN ACTO REVOLUCIONARIO

El Frente Sandinista de Liberación Nacional cedió a que el periodista Jorge Restrepo de la revista Alternativa de Colombia, entrevistara a uno de nuestros dirigentes en algún lugar de la ciudad de Managua: nos interesaba sobre todo aclarar a la opinión pública internacional las causas y circunstancias en que se ejecutó el. operativo para ajusticiar al general Reynaldo Pérez Vega, uno de los más connotados sicarios del régimen somocista, odiado hasta por sus compañeros en la Guardia Nacional y temido por sus subalternos, hombre clave de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos en Nicaragua.

El ajusticiamiento de Pérez Vega fue un acto de justicia revolucionaria, en momentos en que nuestro pueblo sigue siendo masacrado en las calles por tuerzas represivas, dirigidas y organizadas como si se tratara de un ejército de ocupación, que golpea, hiere y asesina a nuestro pueblo sin ninguna misericordia.

Como el compañero sandinista que concedió la entrevista dice, son las fuerzas represivas somocistas las que han puesto las reglas del juego degollando, castrando, torturando hasta matar, asesinando niños indefensos, culateando mujeres, secuestrando testigos de sus barbaridades; y son los mismos que desaparecieron a más de 350 familias campesinas en el norte de Nicaragua. Publicamos las declaraciones rendidas a Alternativa, junto con el documento de la heroica compañera Nora Astorga Jenkins publicadas en la misma revista, porque ellas expresan claramente la posición del FSLN en este caso y desvirtúan todas las burdas patrañas y calumnias lanzadas pollos terroristas del somocismo, ahora entre la espada del pueblo y la pared de la justicia.
____________________________________________________________________________________________________

Habla el Frente Sandinista

"CADA DÍA SOMOS MÁS FUERTES"

Dirigentes sandinistas explican que su lucha es tan nicaragüense como Sandino es nicaragüense y que el pueblo está listo para el antisomocismo pero aún no para el socialismo.

ALTERNATIVA logró entrevistar a dirigentes del Frente Sandinista de Liberación Nacional en condiciones difíciles. Luego de la operación en que fue ajusticiado el General Reynaldo Pérez Vega, la guerrilla actúa con una cautela comprensible. Pero finalmente el contacto se produjo en algún lugar de Nicaragua. El interés del Frente era sobre todo aclarar lo sucedido con el General, el paradero de Nora de Jenkins e insistir en un acuerdo de unidad de acción contra Somoza a que han llegado las tres tendencias que se dan en su dirección. Las circunstancias en que se produjo la siguiente entrevista exigieron que fuera corta. Los guerrilleros, sin embargo, aceptaron responder por escrito un cuestionario más extenso de ALTERNATIVA que. será publicado en una próxima entrega.

ALTERNATIVA: Hay muchos rumores sobre la muerte del general Pérez Vega. Se dice que fue torturado y mutilado. Se oye decir que fue un acto cruel e injustificado.

FRENTE SANDINISTA: Queremos decir que es absolutamente falso que torturamos al general, que lo pinchamos, le sacamos los ojos, le cortamos la lengua o que lo castramos, como ha dicho la prensa local. Es falso y los rumores buscan que se tenga de nosotros una imagen de crueldad y terrorismo. Para el Frente es muy importante aclarar a los nicaragüenses lo sucedido. El Frente quería secuestrarlo para exigirle a Somoza a cambio lo siguiente: la libertad de los sandinistas presos, en este momento algo más de 60; los salvoconductos para los asilados en las embajadas de México, Costa Rica y Venezuela; una buena cantidad de dinero para los huérfanos de Monimbó y el retiro de las tropas que adelantan una intensa operación contraguerrillera en el Norte de Nicaragua.

La acción fue preparada durante siete meses. Hicimos un estudio detenido de la personalidad del general Pérez Vega, especialmente de su debilidad principal que eran las mujeres. Casualmente, Nora Astorga trabajaba en Asovip, una gran empresa de construcción, en la cual el general tenía intereses. Hacía meses él le hacía propuestas galantes a la compañera y las instrucciones que se le dieron fueron que lo mantuviera esperanzado.

Posteriormente a la masacre de Monimbó, decidimos que había llegado el momento. Pérez fue responsable directo allí, como de la "operación Veloz" en el Norte. Teníamos que utilizar cualquier medio para aliviar la presión sobre nuestras columnas en esa zona. La compañera llamó a las oficinas del ejército y le dejó razón que quería verlo. El general viajó inmediatamente desde el Norte y llamó como a las seis de la tarde. Nora le dijo entonces que aceptaba, que lo estaba esperando, que viniera sin escolta y que había mandado sus hijos donde unos familiares. Las escuadras estaban instaladas en su casa desde 48 horas antes.

"Cuando el general entró, los muchachos se le echaron encima. El empezó a gritar y a llamar a su chofer. Trató de sacar la pistola. La compañera se le guindó para impedírselo y los muchachos tuvieron que golpearlo con las culatas.

En ese momento, afuera, su chofer arrancó. Eso cambió todo porque podía comunicarse con la Seguridad y no podíamos arriesgarnos. Tuvimos que eliminarlo. Ya le habíamos vendado los ojos y la boca y aplicado una inyección. Utilizamos arma blanca porque la casa de Nora está en un vecindario movido. La bandera encima del cadáver la colocamos nosotros para que no quedaran dudas.

ALT.: No creen que ese tipo de acciones precipita una reacción en cadena de atentados personales que le da a la guerra revolucionaria un aspecto terrorista?

FSLN: "Este es el primer acto de ese tipo que hace el Frente. Consideramos que ese tipo de cosas tiene que ver con la etapa preinsurreccional que vive Nicaragua. Es normal que en ella desaparezcan sujetos como Pérez Vega, responsable directo del genocidio de Monimbó. La guerra exige ese tipo de acciones. A la violencia reaccionaria hay que responder así. Somos una organización revolucionaria y actuamos como un ejército. No queremos entrar en la dinámica del ojo por ojo. Ellos cogieron en Catarina a nuestro comandante Camilo Ortega lo torturaron y lo castraron, en vez de capturarlo y enjuiciarlo. Si el ejército no actúa de acuerdo con normas humanitarias y de guerra con nuestros militantes, responderemos en la misma forma. Si ellos respetan las leyes del juego, nosotros las respetaremos.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS