El 24 de marzo de 1980 surgieron las Fuerzas Armadas de Liberación
Fecha: 2009 03 24
Grupo: Partido Comunista de El Salvador (PCS)
País: El Salvador
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


EL 24 DE MARZO DE 1980 SURGIERON LAS FAL... ENTREVISTA CON DOMINGO SANTA CRUZ (V)

“El 24 de marzo de 1980, el mismo día que asesinaron a Monseñor Romero, en mi casa en una reunión clandestina de la CP, acordamos el nombre de nuestro aparato militar, se llamaría Fuerzas Armadas de Liberación, FAL…”nos revela Domingo Santacruz, destacado revolucionario salvadoreño.

Agrega que “ahí definimos también el Estado Mayor de las FAL, como Comandante General naturalmente Simón, Lucio, Ramiro, Marcelo, Ramón y Claudio. El responsable era Lucio. Cuando cae preso Ramiro lo sustituye…Y Lucio pasa a integrar la conducción conjunta del COPPES en Mariona.”

Schafik fue el primero que fue a Vietnam a un curso de conducción militar estratégica, creo que fue en el 79. Luego fue ya un primer contingente en el 81, allí fue Ramiro. Y yo fui en el segundo contingente en 1982.

En agosto de 1979 la Comisión Política comisionó a dos de sus miembros, a Norma Guevara y Mario Aguiñada para que desde el UDN propiciar la formación de un frente amplio contra la dictadura. Como resultado de este esfuerzo surge el Foro Popular, en respuesta al Foro Nacional convocado por el General Romero.

El 11 de enero de 1980 se reúne la Dirección Revolucionaria Unificada, que era las FPL, la RN y el PCS y dan una conferencia de prensa, ocultan sus rostros.

La elección de Emilio como secretario general del PCS

Luego se remonta a los años setenta: “en 1973 regreso a El Salvador luego de guardar cárcel un año en Guatemala, y me reincorporo a la Comisión Sindical del PCS, que en ese momento la conducía Bernardo Salvador Cárcamo, obrero de la construcción, de Santa Ana, miembro suplente de la CP.”

“Es también en este año de 1973 que elegimos a Emilio (Schafik) como secretario general ya que el VI Congreso en 1970 se había inclinado por un triunvirato que inicialmente recayó sobre Schafik, Raúl (Castellanos Figueroa) y Bobby (Castellanos Calvo). Luego fue variando, nos fuimos rotando, estuve el alguna ocasión…”

“Al elegirse a Schafik como secretario general del PCS, Rafael Aguiñada Carranza pasó a conducir la Comisión Nacional de Organización. Emilio como secretario general pasó a conducir tanto el secretariado como la Comisión Política. El coordinaba ambos organismos con agendas separadas.”

El viraje político planteado por el PCS en 1973 fue de carácter orgánico e ideológico. Se trataba de aplicar los principios revolucionarios en el movimiento sindical y popular y despojarnos del economismo y legalismo, así como lograr un funcionamiento celular adecuado y el ejercicio del centralismo democrático.

“En el 73 y el 74 participo de la Comisión Sindical. Y la tarea era imprimirle al movimiento sindical que influenciábamos (FUSS, FESTIAVTCES) una visión revolucionaria, dar la lucha para liberarlo del economicismo y del legalismo, que estaban incrustados incluso en cuados de dirección. A esto le llamábamos construir Partido en el movimiento sindical con visión revolucionaria.

El papel de Rafael Aguiñada

“Rafael (Aguiñada) iba a jugar un papel destacado en este esfuerzo porque tenía una mayor visión política estratégica, aunque era temperamental. El le declaró la guerra al economismo, se enfrentó con aquellos que solo se dedicaban a tareas sindicales y rechazaban cumplir tareas políticas. Esto explica el desplazamiento de Julio Cesar Castro Belloso de la conducción de la FUSS.

El Oso Belloso era un cuadro sindical originario de santa Ana y de la industria de la construcción, que se había formado a finales de los años 50, fue dirigente de la Confederación General de Trabajadores Salvadoreños, CGTS, creada en 1957. El, junto con José Sánchez del Cid y Antonio Velasco Iglesias fueron dirigentes de la CGTS. Eran cuadros sindicales del Comité Central junto con Carlos El Ratón Hidalgo, que estudiaba Derecho. Junto con el zapatero Carlos Quijano. Considero que lo que afectó al Oso fue su relación estrecha, histórica con el Cuche Zaldivar, del SUTC.

En el medio sindical también participaba Raúl Padilla Vela, un reclutador nato, un excelente organizador. No era por gusto que le decían Guacalada. Es de la época del Chino Carlos Ramírez. Además Raúl era profesor de secundaria, de Física, alguien estudioso, agitador político, de barricada, estuvo en el PRAM.

En el año 74 Rafael regresó a asumir la conducción de la Comisión Sindical y Alfredo Acosta asumió la CNO. La tarea estratégica trazada por la conducción del Partido en el movimiento sindical fue la de avanzar hacia la construcción de la central única, de la CUTS, mediante procesos de unidad entre la FUSS, FESTIAVRCES, FENASTRAS y sindicatos independientes como el STIUSA. Fue en esa pelea estratégica que al Chele lo mataron…Al Chele lo sustituyó en la Comisión Sindical Adán Chicas.

Ya antes Rafael se había destacado como dirigente tanto del Partido Revolucionario (PRAM) como del PAR. Incluso junto con Roberto Bracamonte, integraron la planilla de la UNO para el Concejo Municipal de San Salvador.

“EL VI Congreso considero que no era el momento adecuado para elegir secretario general porque la salida de Saúl podía entenderse como una pelea por el cargo…A esta altura considero que el no haber elegido secretario general fue un error político que cometimos, porque se necesitaba de una persona que asumiera la presencia publica como PCS y nadie mejor que Schafik para esto. El VI Congreso lo que hizo fue conferirle al secretariado dos funciones: una política y una administrativa.”

La concentración en un solo organismo de estas dos funciones conduce a una deformación del principio del centralismo democrático, ya que desfigura y desnaturaliza el carácter democrático que nos debe caracterizar como fuerza política revolucionaria. Debe existir un equilibrio entre la centralización que nos garantiza una voluntad única con lo democrático, que asegura la legitimidad de la conducción y sus decisiones.

A principios de los años 70 desarrollamos una amplia experiencia de lucha política y de alianzas con partidos como el PDC y el MNR que nos permitieron construir la Unión Nacional Opositora, que fue el referente de un extenso movimiento político de masas contra la dictadura militar.

En esta etapa inicial de principios de los 70, los comunistas participamos con el UDN, y se destacaron en este esfuerzo MARIO DEL VALLE INCLAN y CARLOS ALBERTO RIVERA, compañero que fue desaparecido en 1971, siendo secretario general.

La Escuela de Cuadros (1975-1980)

En 1975 pase a la Comisión Nacional de Educación. Montamos una Escuela de Cuadros. Muchos de los cuadros que asumieron la conducción político-militar en los años ochenta habían pasado por la Escuela de Cuadros, que funcionó del año 75 hasta principios de 1980. Te hablo de Ramón Suárez, del Chato Rodrigo, del Chele Ulises, del Cacho, etc. Eran diez estudiantes por un curso que duraba dos semanas. estaban a tiempo completo, entraban y hasta que terminaba el curso. Por allí pasaron los maestros Orlando Guerrero Chamul y el Chino Lázaro Arias, el dirigente sindical Salvador Sánchez Hidalgo, que fue de CP.

Los profesores de la Escuela eran Schafik, Jorge Arias Gómez, Adán Chicas, Dagoberto Gutiérrez (Camilo), Rafael Aguiñada Carranza y mi persona. Habían más. cada dos meses iniciaba un nuevo curso. En la Escuela se analizaba el Programa General del Partido, el Programa Agrario, Informes de Congreso y de plenos del Comité central, y todo esto a la luz de los clásicos del marxismo-leninismo. O sea que no se estudiaba el marxismo en frío sino vinculado a nuestra práctica política.

Lucio enseñaba estrategia militar, o sea nuestra concepción insurreccional. Américo Mauro Araujo daba Política de Alianzas. Adán Chicas daba el Movimiento Sindical Mundial mientras que yo trataba sobre la lucha contra el economismo.

El viraje a la lucha armada...

La dirección del PCS permaneció en San Salvador hasta diciembre de 1980. Luego la represión la obligó a salir. Solo nos quedamos de la CP Lucio y yo. Y luego a Lucio lo capturan y lo mandan a Mariona y me quedo solo. Claro, tenía la ventaja de haber vivido clandestino desde 1970, por diez años, y el enemigo no me identificaba. esto me permitió vivir toda la guerra aquí en San Salvador, entraba y salía, subía al cerro de Guazapa, pero regresaba...salí a finales del 81 pero volví a regresar pronto.

Claro, tenía un equipo, conducía un equipo de dirección intermedia fogueado, que funcionó durante toda la guerra y garantizó nuestro trabajo en el Área metropolitana. hablo de Rolando, Fidel, Tito y nos mataron a Manuel Cantarito y a Arturo El Bello.

Hubo que dar una lucha enérgica para garantizar el viraje a la lucha armada acordado por el VII Congreso de abril de 1979, porque habían serias resistencias internas a diversos niveles. En 1980 enviamos a Cuba el primer destacamento para formarse como oficiales de las FAL. La única mujer era Yuri, que hoy vive en Canadá. Eso fue a principios de 1980. Esos fueron meses intensos para organizar el aparato militar. La CP envió una directriz a las células para que se definiera que compañeros iban a integrarse a las FAL.

Y hubo resistencia. Algunos compañeros alegaban que era una medida contraproducente, aventurera, porque se iba a “arrancar las raíces” de todo lo acumulado en el movimiento sindical y popular. “Lo que tanto nos había costado se va a destruir”, argumentaban estos militantes. La respuesta de la CP fue categórica: lo toman o lo dejan, se alinean o quedan fuera. Y explicaba la CP que “esas raíces” estaban chocando con un muro que había que derribar. O se integraban al esfuerzo armado o quedaban fuera. Al final no se les sacó, sino que se aislaron ellos mismos.

Por otra parte, esta el caso de Petrarca, que a mediados de febrero de 1980 con un grupo de pobladores de san pedro Nonualco, se insurreccionó y se fueron para el Volcán Chinchontepec, al cantón las Animas y luego a cerros de San Pedro...

La CP ordenó: todos a la guerra... Y los que no dieron el paso, al final no quedaron fuera sino que se conformaron con seguir en el movimiento sindical tradicional... Como dirección lo que hicimos fue aplicar la orientación del VII Congreso. Tuvimos acusaciones de estos sectores que nos calificaron como víctimas del aventurerismo revolucionario. En realidad, ellos no supieron estar a la altura de los acontecimientos...

La CP argumentó que el movimiento sindical había dado la espalda a la lucha política electoral y a la construcción de un amplio ejército político de masas y que no era cierto que el trabajo sindical era la única manera de acumular fuerzas. Habían otras formas como lo demostraba la experiencia de otras fuerzas de izquierda.

Tampoco era cierto lo contrario, que abandonando el movimiento sindical y formando grupos guerrilleros iba a acumularse. El ejemplo eran las FPL que después de su surgimiento en 1970 no lograron inmediatamente el seguimiento de grandes masas, ni desarrollarse como fuerza guerrillera. Del 70 al 79 lo que construyeron fue un ejercito político de masas. Y para esto tuvieron que dar un viraje a su concepción inicial.

Las fuerzas político-militares durante los años setenta no se desarrollaron ni fueron alternativa real pero si demostraron que fueron capaces de dar el viraje hacia la construcción de un poderoso ejercito político de masas que luego se expreso en el BPR, el FAPU, las LP-28, el MLP y cristalizó en la CRM.

En nuestro caso, fue al contrario, el viraje lo tuvimos que dar hacia la lucha armada, después de agotar el periodo de la construcción del Ejercito Político de Masas., que lo logramos con la lucha Electoral y Sindical, que fueron las dos vertientes principales de donde se alimentó el PCS.

Debe de reconocerse asimismo el agotamiento del movimiento sindical de carácter tradicional que influíamos, y el surgimiento en este terreno de otras concepciones que vinieron a dinamizar y lograron avances significativos en su propuesta de lucha contra la dictadura como fue el caso de ANDES 21 de Junio, la FSR, AGEUS en la experiencia de las FPL y FENASTRAS en el caso de la RN.

Lito Aguiñada

Lito Aguiñada (Miguel) era el responsable del Estado Mayor del Área metropolitana de las FAL. Me correspondió juramentar a ese Estado Mayor. Lo hicimos en una casa en la Col. La Rabida. Nunca me imagine que había un traidor en sus filas. Alguien que venía de la JC, apodado El Caballo, que luego entregó a sus compañeros.

En esa reunión estaba Gavidia, que era un economista apodado El Comandante Zarco. A Lito lo asesinan en el 81 mientras esperaba un contacto frente a la Policlínica, es ametrallado. Lito fue sustituido por Darío. Y luego asesinan al contacto que esperaba, que era Jorge Montalvo. A Candelita ( Jorge Molina) lo sacan de su casa allá por La Isla junto con su esposa, Elida, y su hijita recién nacida; también desaparecen a Víctor “AES” Ramos, a Marcos Cativo, a Fermín...

Candelita conducía el equipo de la JC del Área Metropolitana. también asesinan a Tomas (Victoriano) que fue sacado de su casa junto con su mamá y desaparecido, vivía a la par del Cine Jardín en Mejicanos...era un cuadro joven. gran deportista, judoka, esgrimista. El Caballo lo entregó a todos, andaba en un vehículo ubican do compañeros en la calle...

Durante el inicio de la guerra, aquí en la Metro coordinábamos con las FPL y la RN. Por las F llegaban a las reuniones El Chele Javier y Miguel Castellanos. Por la RN Sergio, que después lo matan en la Col. Vista Hermosa.

En el 82 estuve en Guazapa, y me tire en el 83 el Operativo Guazapa 10. Volví a subir en el 85. Y participe en el IV Pleno del Comité Central, en abril-mayo del 84, que duró un mes y coincidió con una reunión de la Comandancia general del FMLN.
____________________________________________________________________________________________________

Fuente: SIEP - Servicio Informativo Económico y Popular

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS