El Machete (Julio de 2001)
Fecha: 2001 07 01
Grupo: Ejército Popular Boricua - Macheteros (EPB)
País: Puerto Rico
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


EL MACHETE
ÓRGANO OFICIAL DEL EPB-MACHETEROS

JULIO DE 2001
____________________________________________________________________________________________________

VIEQUES: VANGUARDIA BORICUA

Compañeras y compañeros:

Desde el momento en el cual David Sanes fuera convertido en víctima fatal de los bombardeos de la Marina de Guerra yanqui sobre el territorio puertorriqueño de Vieques, Los Macheteros hicimos un llamado a los sectores religiosos a convertirse en ­vanguardia defensiva de los derechos humanos de nuestros hermanos viequenses. Le pedimos a los sectores independentistas, igualmente, que escucháramos, de darse, ese llamado de los sectores religiosos y todos unidos nos movilizáramos en apoyo firme y unitario, evitando el protagonismo que tanto ha sido criticado. Por iniciativa propia, los sectores que se sienten seguidores del Jesús luchador, humanitario, cuya vida fuera dedicada para lograr justicia para los desposeídos, abusados y marginados por la sociedad de los poderosos, en reunión ecuménica, decidieron defender abiertamente los derechos de los hermanos viequenses. Fueron éstos, los sectores religiosos comprometidos con los más profundos valores de justicia social y humana, quienes lanzaron la consigna de: “Paz Para Vieques”.

El Partido Independentista Puertorriqueño, organización cuya historia, desde su creación, ha sido la de participar, al decir de José de Diego “contra el sistema dentro del sistema” para adelantar la causa de la independencia, de inmediato estableció su adhesión al llamado del liderato religioso y, a su vez, lanzó la consigna de “desobediencia civil” como estrategia definitoria de lo que habría de ser su forma de acción solidaria con los puertorriqueños de Vieques. Expresaron en ese momento, claramente, que no habrían de convertir su solidaridad en elemento politizador del proceso, y sí como respuesta al llamado que los sectores religiosos ecuménicos progresistas habían lanzado. A esos efectos, el liderato del Partido Independentista, con el compañero Rubén Berríos al frente, comenzó a llevar a la práctica su consigna como desobedientes civiles. Otros compañeros, en su carácter individual, como lo son los hermanos Zenón, el compañero Tito Kayak y algunos otros, ya habían plantado bandera en lo que se conoce como el Monte David. Ambas consignas de lucha: “Paz Para Vieques” y ­“Desobediencia Civil” fueron rápidamente acogidas por la totalidad de nuestro pueblo. De esa manera, la participación de organizaciones tales como el Congreso Nacional Hostosiano y todas las organizaciones que forman parte del mismo, el Nuevo Movimiento Independentista ­Puertorriqueño, organizaciones ambientales, organizaciones sindicales, en fin, la casi totalidad de nuestro pueblo, comenzó un proceso de participación para luchar en contra de la Marina de Guerra y sus abusivas prácticas militares y en apoyo a los hermanos victimizados por los nefastos efectos del criminal bombardeo que durante sesenta años han convertido a la Isla Nena en un territorio altamente contaminado, produciendo ­enfermedades y daños irreparables a todos los residentes de nuestra isla puertorriqueña. Los Macheteros, entonces, hicimos clara nuestra posición en el sentido de que no habríamos de llevar a cabo actos ­revolucionarios de lucha armada con relación a Vieques que perjudicaran la concepción de desobediencia civil mientras ésta demostrara su efectividad y mientras la Marina se mantuviera replegada y descontinuando sus ejercicios. Durante todos estos meses Los Macheteros hemos cumplido nuestra postura política.

El proceso, aunque ha unificado firmemente a nuestro pueblo en su raíz nacional y como colectividad popular, no ha dejado de estar afectado por lo que siempre, en nuestra patria, han sido manifestaciones individuales protagónicas, por conflictos interpersonales entre algunos de los ­participantes y por contradicciones ­inherentes a todo proceso caracterizado por sus complejidades y en los cuales intervienen no sólo las tácticas reaccionarias del enemigo, sino también las prácticas y estilos de hermanos de profunda pasión por sus convicciones, aunque éstas no siempre reflejen la objetividad y la verdad intrínseca. En el fondo, se trata de un mal endémico desatado en consonancia con el enajenante concepto de propiedad privada creado por el sistema socioeconómico que se nos impone para el cual el individualismo es su piedra angular. Este sistema tiene, por obligación existencial, que suprimir, a como dé lugar, el espíritu y necesidad colectiva que históricamente ha sido el verdadero motor del progreso y desarrollo de la humanidad.

El sistema colonial impuesto en nuestra patria tiene armas muy poderosas para intentar impedir que el pueblo se haga justicia. Cuentan: con su poder represivo e intimidante que han sabido utilizar en nuestro país durante los más de cien años de ocupación colonial; con sus leyes y cortes federales cuyos altamente recompensados y privilegiados jueces son incondicionales al servicio del sistema y de la Marina (basta evaluar la conducta fascista de jueces como Laffitte, Pérez Jiménez, JuanTorruellas y otros, para llegar a esta conclusión); con el enorme poder económico que es utilizado para sobornar y corromper a elementos desarraigados y traidores que logran colocar a su servicio; con elementos extranjeros, particularmente contrarrevolucionarios cubanos que han estado al servicio de la Agencia Central de Inteligencia; con algunos elementos de los medios de comunicación (la mayoría de los cuales son de pertenencia de la mafia cubana establecida en Miami) y, desgraciadamente, con algunos puertorriqueños organizados en los partidos coloniales cuyos intereses económicos están en dependencia y al servicio del sistema económico capitalista.

Tras el asesinato de Sanes, la pujanza del pueblo en su justo reclamo de justicia ha sido ascendentemente contundente. La fuerza popular obligó al entonces gobernador de Puerto Rico, Pedro Rosselló González, a establecer una comisión especial presidida por su Secretaria de Estado, Norma Burgos. La firmeza del pueblo condujo a la señora Burgos en la dirección de realizar una investigación objetiva pues el espacio para la componenda y para el chanchullo pro marina había sido cerrado por el pueblo puertorriqueño en general y por los viequenses en particular. Dicha Comisión presentó, al final de sus investigaciones, un informe que exigía el fin de los ejercicios y la retirada total de la Marina de Vieques. Se exigía, igualmente, la restauración y limpieza de los altamente contaminados terrenos y su devolución al pueblo de Puerto Rico. Todos los sectores patrióticos y defensores de los derechos humanos, incluyendo a Los Macheteros, apoyaron dicho informe.

El entonces gobernador Pedro Rosselló González, adoptó una postura de apariencia pro pueblo. Sin embargo, tras su aparente firmeza, se escondía su oportunista vacilación, produciendo un supuesto acuerdo que colocaba las decisiones en las manos de la Marina de Guerra. El mero hecho de que no cesarían los bombardeos mientras se ponía en las manos de la Marina la preparación de un referéndum (incluyendo el manejo del mismo y la decisión sobre la fecha en la que sería llevado a cabo) demostraba que mientras cubría las apariencias, se rendía ante la Marina.

Por su parte, la señora Norma Burgos, no sólo se mantuvo firme en la defensa del acuerdo unitario logrado con la participación de todos los partidos del sistema al igual que de los sectores religiosos, acuerdo que también fuera apoyado públicamente por Los Macheteros, sino que mantuvo en alto las consignas de Paz para Vieques y de Desobediencia Civil, aun en contra de la voluntad de los fascistas que forman parte de la dirección oficial del Partido Nuevo Progresista. Aun cuando la postura asumida por la señora Burgos está enmarcada por una estrategia puramente anexionista que establece que “el sistema democrático de los colonialistas yanquis permite el uso de la desobediencia para lograr justicia”, conceptos que Los Macheteros rechazamos de plano, apoyamos firmemente las concepciones unitarias patrióticas que le han ofrecido ese espacio a la hoy senadora porque nuestro afán y objetivo es el lograr que nuestros hermanos viequenses puedan vivir en paz y lograr elevar su calidad de vida a niveles que erradiquen los males que tanto daño les ha hecho durante sesenta años.

Por su parte, la señora Gobernadora, Sila María Calderón, aun cuando su triunfo electoral fuera logrado gracias a sus sólidas expresiones y posturas plagadas de oportunismo cuyos objetivos han sido los de canalizar hacia sus filas a los sectores independentistas y progresistas, manipula la realidad política intentando estar bien con Dios y con el Diablo.

Los Macheteros hemos estado profundamente inmersos en todo el proceso de lucha unidos, en términos generales, a nuestro pueblo y particularmente a los hermanos residentes en la Isla Nena. Hemos dicho y reiterado:

· Que mientras las consignas de Paz Para Vieques y de Desobediencia Civil continuaran demostrando su efectividad vanguardista, Los Macheteros nos mantendríamos como retaguardia de apoyo al pueblo; y

· Que mientras la Marina no cambiara esa realidad en sus ejercicios navales, nuestra acción político-militar se mantendría conforme al compromiso contraído con el pueblo y con los sectores que apoyan la Paz para Vieques y ejercen la desobediencia civil.

Queremos dejar bien claro a nuestro pueblo que nuestras posturas políticas las hemos tomado debido a que las concepciones aplicadas hasta el momento han ido demostrando su efectividad. No seremos Los Macheteros los que habremos de caer en trampas por las provocaciones de la Marina tomando acción a destiempo cuando el pueblo unido en rebelión patriótica está a la vanguardia del proceso. Somos el Ejército Popular Boricua. Somos parte del pueblo y siempre actuaremos en su favor y jamás en contra porque pueblo y Macheteros somos uno.

Los Macheteros aprovechamos esta coyuntura. Nos replegamos y nos consolidamos. Nos preparamos y nos fortalecemos. Profundizamos nuestros lazos con nuestra comunidad en acción y adelantamos nuestro proceso organizativo y preparación para la acción. Así multiplicaremos nuestra efectividad en el momento en el cual esta coyuntura particular, que está determinada por la situación de Vieques, cambie negativamente perjudicando al pueblo. No obstante, nuestra organización fortalecerá y mantendrá en desarrollo sus estructuras clandestinas, no sólo hasta que triunfemos, como habremos de triunfar, en Vieques, sino hasta que nuestra patria se convierta en una nación libre, soberana e independiente.
____________________________________________________________________________________________________

A LAS MUJERES QUE DEFIENDEN A LA NENA...

Los Macheteros rendimos homenaje a todas las compañeras, amigas, hermanas, hijas, madres, ­abuelas, tías, primas, sobrinas... en fin, a todas las mujeres que luchan por la Nena, por su Nena, por nuestra Isla Nena. Reconocemos la labor que las mujeres que luchan por la Paz de Vieques han desarrollado y mantenido para que nuestra Nena pueda vivir en paz.

Nos identificamos plenamente con todas las MUJERES que de diversas maneras han ­contribuido a que la lucha por la Paz de Vieques esté tan cerca del triunfo, como lo está ahora. A las MUJERES viequenses, a las ­MUJERES ­puertorriqueñas, a las MUJERES ­extranjeras, a todas las MUJERES que han ­ofrecido de sí para colaborar con esta lucha tan ardua, ­nuestras gracias. MUJERES que han estado en los campamentos sirviendo como escudos ­humanos. mujeres que han participado en la ­desobediencia civil, arriesgando sus vidas. ­mujeres que han sido detenidas, enfrentando la incertidumbre. mujeres que han sido arrestadas, sufriendo humillaciones. mujeres que han sido encarceladas, siendo ­privadas de su total libertad. MUJERES que han sido sentenciadas a cumplir cárcel, enfrentando el miedo. MUJERES que han decidido permanecer al frente de sus hogares para que su ­compañero, o su hijo o su hija pueda servir de escudo humano. MUJERES que se han ­dedicado a cubrir la ­«retaguardia» cuidando de aquellos que han dado el paso en los terrenos de la zona de tiro. MUJERES que han ­trabajado incansablemente en la logística y ­preparativos de abastecimientos, ­comunicaciones, propaganda, elaboración de ­consignas, confección de pañoletas, cristalización de poemas, ­interpretación de canciones, redacción de vivencias, participación de entrevistas, enarbolamiento de ­banderas y estandartes, en fin a las MUJERES que defienden a la NENA.
____________________________________________________________________________________________________

MACHETAZOS PARA QUIENES LOS MERECEN

Por Pepe Perrillo

Para la «Senadora» Miriam Ramírez de Ferrer, quien ha perdido la tabla y se desespera cada vez más, poniendo en ridículo a su propio partido. Se trepa en una grúa para colocar la bandera gringa en el lugar honorable donde ella piensa que debe estar: en un ­poste del alumbrado público, como bienvenida a ­Plaza Las Américas; se va a la Loma de los Vientos invadiendo terrenos sagrados frente a la Capilla de la Paz de Vieques para violentar la paz y colgar la ­bandera gringa como soberana humillando a la ­puertorriqueña ­ al ­colocarla como súbdita de la gringa; se presenta en el homenaje a la Señorita Universo para arremeterle con una bandera gringa a la brava... Así son los gestos de la democracia gringa.

Para Melinda Romero, la hija del asesino, otra que se las trae. Por colgarse del asta de la bandera, desacrando también los terrenos de la Capilla de la Paz, para imponer a la cañona la bandera de los gringos y arengar como catalítico de turba incitando a ­puertorriqueños a que se levanten en contra de otros puertorriqueños. ­Además por ocurrírsele «traducir» del inglés al español los ­actos de reverencia que los del Partido Nuevo Progresista le rinden a la ­Independencia de los Estados Unidos, ­demostrando que la mona ­aunque se vista de seda, mona se queda. ­Espectáculos que da grima verlos.

Para Kenneth Mclintock y Edison Misla Aldarondo, por sus palabrotas e insultos en contra de Monseñor Roberto González Nieves, Arzobispo de San Juan. Profirieron palabras soeces e incitaron a que las turbas que movilizaron llamaran «Judas» y ­«Anti­-­­Cristo» al arzobispo, amén de otros epítetos no publicables, profanando así la figura del ­Representante Mayor de la Iglesia Católica en Puerto Rico. Mucho ojo los ­católicos: O estáis con el diablo o estáis con Dios (recordemos las palabras de Don Pedro: «o yankis o ­puertorriqueños»).

­Para Jorge Santini, el Alcalde de San Juan, quien ha ­tratado infructuosamente de robarse la ­Capilla de la Paz de Vieques, para reducirla a escombros. Su ­inteligencia le alcanza para llevarlo a proponer que se haría cargo de la limpieza y el mantenimiento de los terrenos de la Loma de los Vientos, del cambio de ­banderas, etc. ¿Será que quiere relevar de tareas a los independentistas para que éstos puedan disponer de más energía para luchar en Vieques? Tanta amabilidad me confunde. Sí, Pepe.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS