La hora de la acción
Fecha: 2010 12 15
Grupo: Comando Héroes de Monte Chingolo
País: Argentina
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Descargar Archivo
CHMC_2010-12-13.pdf


NOTA DEL CEDEMA: A nuestra casilla de correo llegó el siguiente comunicado reivindicando un sabotaje en Buenos Aires y un mensaje de fin de año a los trabajadores argentinos firmado por el Comando Héroes de Monte Chingolo.
____________________________________________________________________________________________________

LA HORA DE LA ACCIÓN

En la noche del 13 de diciembre de 2010 el Comando Héroes de Monte Chingolo procedió a sabotear el sistema de semáforos, atacando varias cajas, en una zona central de la Capital Federal (en las periferias del Tenis Club Argentino, velódromo de la Ciudad de Buenos Aires, etc.). A consecuencia de esta acción decenas y decenas de cuadras se vieron afectadas.

Bajo las propias narices de los enemigos del pueblo, el Comando revolucionario repudió los asesinatos de Soldati y emitió un mensaje de fin de año a todos los trabajadores y el pueblo pobre.

En vísperas de cumplirse 35 años de la heroica acción de Monte Chingolo, donde derramaron su sangre nuestros heroicos compañeros del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), el Comando Héroes de Monte Chingolo llama a todos los revolucionarios y revolucionarias a aunar esfuerzos y avanzar con decisión en el camino de la lucha sin tregua por la revolución y el socialismo. No alcanza con estridentes discursos. Es hora de la resistencia.

¡A VENCER O MORIR POR LA ARGENTINA!
¡COMANDANTE SANTUCHO, ESTAMOS CUMPLIENDO!
¡VIVA EL GLORIOSO PRT ERP!
¡HONOR Y GLORIA A LOS HEROES DE MONTE CHINGOLO!

Comando Héroes de Monte Chingolo

MENSAJE DE FIN DE AÑO
¿LA HORA DE LOS TRABAJADORES?
LA HORA DE LA RESISTENCIA DE LOS TRABAJADORES

El Comando Héroes de Monte Chingolo dirige este mensaje de fin de año a todos los trabajadores y trabajadoras a los pobres de la ciudad y del campo, a los estudiantes y al pueblo en general.

El pueblo argentino sigue sufriendo enormes injusticias: la miseria crece, los salarios no alcanzan, la precarización laboral y el trabajo en negro ahogan, la desocupación continúa y no frena, el acceso a la salud y la educación se limitan, la inflación golpea. Pero esta situación no la sufren todos. Algunos pocos privilegiados se enriquecen a costa del sufrimiento de millones de compatriotas.

Esto sucede porque sólo un pequeño sector de la sociedad es dueño de las tierras, yacimientos y fábricas; y goza de las riquezas que producen los trabajadores. Esto lo vemos en los grandes monopolios como Techint, Repsol YPF, Dreyfus, Barrick, Pampa Energía, Bunge, Clarín y tantos otros grupos. Ningún discurso del oficialismo Kirchnerista pueden ocultar quiénes son los verdaderos dueños de los destinos políticos de nuestra patria. Y ante esta situación el pueblo sale a la pelea, en cada rincón de nuestra Patria, muchas veces desde los sectores aislados o con reivindicaciones parciales. Y toda vez que nuestro pueblo levantó su voz frente a las injusticias, el Gobierno y el régimen respondieron con el garrote y las balas: Mariano Ferreyra, los hermanos Qom en Formosa, la represión en Soldati (3 muertos), entre innumerables hechos de represión.

Esas luchas van expresando respuestas y manifestaciones elementales frente al engaño y la opresión porque la situación económica social se va tornando asfixiante; quedando de manifiesto que sólo con la lucha por mejores condiciones de vida no alcanza.

Luchas en fábricas y talleres, en secundarios y universidades, en la ciudades y en los campos. Luchas por salarios y contra la desocupación, por la educación y la salud pública, por vivienda y tierra, por dignidad. El pueblo no se calla ante los monopolios y grandes empresas que siguen llenándose los bolsillos con el producto del esforzado trabajo de todos los pobres de la Argentina. Pero eso es insuficiente, porque todos los obreros de las principales industrias, los trabajadores en general, los desocupados, los estudiantes y el pueblo pobre deben ser parte de la lucha organizada por cambiar el actual orden social que beneficia sólo a unos pocos a costa del sacrificio de las mayorías. ¡Cambiar la sociedad debe ser la tarea central de cada trabajador y trabajadora!

El Comando Héroes de Monte Chingolo, parte de la clase trabajadora y el pueblo que sufre innumerables penurias, reafirma su compromiso con los pobres de nuestra Patria hasta conquistar los cambios profundamente revolucionarios que necesitamos las mayorías aplastadas por el capitalismo. Las banderas de la rebeldía contra la explotación y la opresión que hoy levanta este puñado de revolucionarios y revolucionarias, consecuentes con los ejemplos de nuestro Comandante Santucho, Carlos Almirón, los héroes del 20 de Diciembre de 2001 y los combatientes revolucionarios del ERP caídos en Monte Chingolo el 23 de diciembre de 1975, comienzan a izarse victoriosas por la justicia de la causa de la liberación nacional y social, de la felicidad y el pleno bienestar de todo el pueblo.

Desde las trincheras siempre junto al pueblo, siempre enfrentando a los monopolios usureros y sus sirvientes, ni un paso atrás.

¡A VENCER O MORIR POR LA ARGENTINA!
¡COMANDANTE SANTUCHO ESTAMOS CUMPLIENDO!

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS