Día de la dignidad tupacamarista
Fecha: 2012 04 22
Grupo: Fuerzas Armadas Revolucionarias - Ejército Popular Tupacamarista
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Descargar Archivo
FAR-EPT_2012-04-22.pdf


DIA DE LA DIGNIDAD TUPACAMARISTA
22 DE ABRIL

NESTOR CERPA CARTOLINI: NUESTRA BANDERA

“Que flexibilidad – que iniciativa histórica y que capacidad de sacrificio…
¡La historia no conocía hasta ahora semejante ejemplo de heroísmo¡
Si son vencidos, la culpa será, exclusivamente, de su buen corazón.
De cualquier manera…incluso en el caso de ser aplastada
por los lobos, los cerdos y los viles perros de la vieja sociedad
constituye la proeza mas heroica de nuestro Partido…”
Carlos Marx.
Carta a Luís Kugelmann.

Al pueblo peruano que resiste y lucha,
A los Tupacamaristas depositarios del ideario libertario,
A los pobres de la patria que vislumbran el futuro,
A las mujeres organizadas, que asumen el camino de Micaela Bastidas,
A las organizaciones guerrilleras de la Patria Grande,
A los revolucionarios del Perú y el mundo.

Camaradas:

Cuando el pueblo peruano, insurgió en lucha tenaz contra el colonialismo, las condiciones de vida para hombres y mujeres dentro de las posesiones territoriales del imperialismo español en América, eran decididas por un puñado de familias europeas, germen de la naciente oligarquía mercenaria y vende patria en el continente.

Desde entonces, ha transcurrido 232 años de lucha permanente por hacer realidad el Proyecto Histórico de Túpac Amaru II, base política del grito rebelde de Tinta que se hizo marea revolucionaria, cuyo empuje insurgente fue moldeando el mito de la revolución social: el Inkarri, representación revolucionaria de la unidad de los pueblos, intento genuino de organización centralizada de la resistencia popular.

El desarrollo de las fuerzas productivas, desde los albores del capitalismo, dio origen primero a la revolución industrial que transformó las relaciones sociales políticas y económicas en el mundo y, en este Continente, creó las condiciones objetivas para la materialización de la Primera Independencia, donde el pueblo combatió como masa, que sufrió vacío de conducción en su dirigencia, al ser diezmada la clase mas avanzada de la insurgencia indígena, luego de la muerte de Túpac Amaru II, por el terrorismo español.

En el terreno de los pobres y explotados, Rusia Revolucionaria dio ejemplo a los pueblos oprimidos de la posibilidad histórica de su destino al triunfar sobre el enemigo de clase, infinitamente superior en recursos. Luego de culminar la II Guerra Mundial, y sobre la base de esta victoria proletaria, se alzó una costra oportunista que agazapada, concretó en alianza con el imperialismo norteamericano el derrumbe del modelo socialista soviético, contribuyendo a este cometido, el proyecto social – imperialista Chino que de la mano del revisionismo, irrumpió con fuerza en el concierto de las grandes potencias; la revolución tecnológica, de la cibernética y la genética, transformaron la realidad mundial, los países empobrecidos asistieron a una oleada de instalación de fabricas en sus territorios que a la par de absorber la mano de obra del moderno esclavo, contribuían a una acelerada contaminación ambiental que viene destruyendo el planeta.

Resultante de esta política es el elevado índice de crecimiento macro económico, en países como Perú y Chile, elegidos como vitrina virtual de las “bondades neoliberales” por los estados de primer mundo, cuya asimetría económica y militar, respecto a los pueblos del tercer mundo, se observa en una desmedida acumulación de la riqueza y la súper concentración del capital: riqueza y bonanza para la clase empresarial y, la más espantosa pobreza para millones de seres humanos.

Debemos tener presente que la Doctrina Monroe que predica la infeliz tesis de “América para los americanos” se constituye para nuestros pueblos, en piedra angular para la penetración silenciosa del imperialismo en Latinoamérica, en la base doctrinal para la reconfiguración de su estrategia geopolítica de penetración y recolonización del continente: la doctrina de seguridad hemisférica, la doctrina de guerra preventiva, y la doctrina de guerra sin fronteras y sin límites, desconocen el principio de la soberanía nacional, puesto que su orientación estratégica está diseñada para generar las condiciones políticas, plataforma de las aventuras militares que permiten al imperialismo la posesión de los recursos estratégicos como el petróleo y consolida la tesis guerrerista sobre la protesta y movilización social: la “seguridad ciudadana” deviene entonces en “seguridad de la inversión transnacional y de los intereses foráneos”, se yergue defensora de los ricos e intereses de los poderosos y esgrime de manera abierta en complicidad de gobiernos títeres, la estrategia de conflictos y guerra de baja intensidad que tiene como base la llamada contrainsurgencia es decir, carta blanca para cometer todo tipo de ilegalidades en los planos: militar, político, cultural, social y económico.

De esa realidad, el Perú de los 80 y en particular el MRTA no pudo ser ajena, la democracia burguesa desarrollada y consolidada con la Constitución Política de 1979 fue elevada a rango de pensamiento político único, que fue defendida por los pobres sobre la base del engaño y la propuesta de paz social propugnada por el fariseísmo de izquierda que adoptó un discurso de manipulación y confusión para mantener sus privilegios como clase política, propulsora del retiradismo y la desmovilización.

El pueblo peruano, tuvo que sufrir los costos de su ingenuidad, el estado como instrumento de dominación se mantenía, la clase política aferrada a las arcas fiscales, formó una nueva clase empresarial y el militarismo fue premiado por sus patrones con la administración de fábricas nunca auditadas y los asesinos enviados a prepararse en la Escuela de las Américas, ante las muestras de organización y movilización social que inauguraron nuevas batallas sociales, los estrategas de la defensa del crimen y la impunidad prepararon el escenario de la guerra interna como “instrumento de dialogo”.

Nuevas leyes laborales en beneficio de intereses transnacionales fueron dictadas, instaurándose como instrumento de penetración y dominación el sambenito de la “democracia” y la “lucha por las libertades”.

La estrategia de guerra permanente, la cruzada colonialista empezó entonces, su avance de manera violenta, despiadada con el uso de los mecanismos de la guerra mediática, conducida por las transnacionales de la desinformación.

Nuestro Continente, compañeros avizorada como próximo escenario de ocupación imperial está siendo rematada en los centros de dominación imperial y el agua, la biodiversidad y los recursos naturales, que constituyen elementos estratégicos para el mercado capitalista en desmedro de los pueblos, pretenden arrebatarnos con contratos lesivos a los intereses de las mayorías nacionales, por lo que se vislumbra una nueva y decisiva confrontación pueblo – imperio, lo afirmamos sin temor a equivocarnos, por lo que se constituye en una necesidad de urgencia popular, la construcción de organizaciones revolucionarias y el potenciamiento de sus Fuerzas Armadas Revolucionarias que deben ser integradas en un todo programático, táctico y estratégico en defensa de la dignidad soberana de los pueblos y el derecho a la vida.

No lo negamos, el avance de la ciencia a tecnificado la explotación, la hizo menos visible pero no por ello menos dolorosa y dramática, el hambre golpea los hogares, las injusticias conflictos y el abismo social aumenta y se profundiza cada día, la corrupción legitimada en la administración pública se legaliza como un producto necesario del sistema y se renueva sobre la base de los gobiernos de turno.

En este 22 de abril que planteamos ante el mundo, se instituya como el “Día de la Dignidad de los Pueblos en Armas” decimos que el asesinato de los combatientes Tupacamaristas, miembros del pueblo armado y de la resistencia popular contra la dictadura, no constituyó un hecho aislado de la estrategia de guerra permanente del imperio respecto a sus neo colonias, el contexto político, social y económico en que se desenvolvía el Perú a 15 años de la punitiva “Operación Chavín de Huántar” con un criminal y genocida como Alberto Fujimori que pasea en su domicilio dorado de las afueras de Lima, lo declaramos, no han cambiado y se mantienen bajo nuevas formas. Por eso, es necesario preparar a nuestro pueblo, insistir en su educación y nivel de conciencia para que la penetración ideológica de esta democracia corporativista que desvirtúa las luchas sociales con políticas distraccionistas no nos confunda respecto de la verdadera orientación revolucionaria de la lucha de clases.

Néstor Cerpa, la teoría hecho historia, el Comandante de la Dignidad Tupacamarista, junto a los mejores hijos del pueblo, asumieron de forma consciente que las armas de la critica por si solas, no podían ni pueden suplantar la crítica de las armas, entendieron desde el inicio, ante la dura realidad que impone el sistema imperante, que el poder material en que se asienta la dominación burguesa, solo puede derrocarse con otro poder material: el pueblo organizado y la fuerza militar revolucionaria.

Fueron conscientes además que las reformas que predica la democracia pacifica y la revolución política, aquella “revolución a medias” solo maquillan las enfermedades sociales y barnizan el corroído edificio estatal puesto que ellas dejan en pie las columnas donde se asienta la dominación, y que estas formas de oportunismo político, no quitan las cadenas al pueblo, no la liberan: la embrutecen.

Nosotros FUERZAS ARMADAS REVOLUCIONARIAS – EJERCITO POPULAR TUPACAMARISTAS (FAR-EPT) herederos del Programa de Tinta, luchadores por la liberación nacional y el socialismo, hemos decidido con el ejemplo de los héroes del pueblo y del partido, continuar la lucha resistiendo la violencia de la oligarquía peruana, verdadera clase parasitaria que desde 1825 en que se apoderaron del poder y sentaron la bases de su república burguesa, vienen utilizando de forma sistemática los mecanismos de su estado, para criminalizar y penalizar la oposición revolucionaria, y hacer del crimen y asesinato político, la respuesta a las demandas de transformación estructural del sistema.

Así ha sucedido siempre en las sociedades clasistas y seguirá sucediendo de no frenar esta catastrófica realidad con organización social y lucha política, con organización revolucionaria y lucha ideológica: he aquí los planos para la liberación de los pueblos y el socialismo en la Patria Grande.

En cumplimiento de nuestra promesa de servir a nuestro pueblo y en franco combate con las posiciones legalistas que buscan un espacio dentro de las miserias del capitalismo, en abierta conciliación con el enemigo de clase, PLANTEAMOS:

1.- Ante el remate de nuestro suelo, ante la voracidad transnacional: RECUPERACIÓN DE LAS MINAS Y RECURSOS ESTRATEGICOS QUE OBRAN EN PODER DE LAS TRANSNACIONALES.

2.- Nos identificamos con las luchas del pueblo de Cajamarca que defienden el derecho a la vida: EL PROYECTO CONGA ¡NO VA!

3.-Defensa de la Amazonía, actual reducto de las transnacionales, que junto al narcotráfico es alentado por políticos y empresarios.

REAFIRMAMOS:

Nuestro compromiso de lucha con el ejemplo de los compañeros caídos el 22 de abril, asumiendo el grito de combate por el SOCIALISMO MARETEGUIANO, que enarbolaron los combatientes que ofrendaron su vida en Los Molinos, y llamamos al pueblo, a construir organización que apuesten a verdaderas transformaciones estructurales de este Perú, nada ajeno a nuestra tradición, nada alejada de la creación heroica del pueblo; aquí nuestro encuentro programático y estratégico con el proyecto revolucionario del ELN de Javier Heraud, con el MIR del histórico comandante Luis de Puente Uceda.

Reafirmamos también nuestra apuesta por la verdadera UNIDAD REVOLUCIONARIA, sobre el principio del combate de ideas, porque de algo estamos seguros, que el periodo calmo de la democracia burguesa ha tocado fondo y, salvo pequeñas concesiones de orden filantrópico, el reloj de la confrontación tendrá su cuarto intermedio, entonces cuando doblen las campanas escribiremos en cada rincón del país, en cada espacio de lucha: “El país no puede seguir de rodillas, implorando los milagros de unos cuantos becerros de oro, que, como aquél del Antiguo Testamento que derribó la ira del profeta, no hacen milagros de ninguna clase..”

Túpac Amaru Vive ¡
Comandante Néstor Cerpa…Presente ¡
Con las masas y las armas, Patria o Muerte…Venceremos ¡

Montañas de la Amazonía peruana, Abril 22 de 2012

Camilo Reyes
Comandante Séptimo Frente Guerrillero
FAR - EPT

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS