¿Por qué llevamos 48 años alzados en armas?
Fecha: 2012 07 01
Grupo: Ejército de Liberación Nacional (ELN)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


¿POR QUÉ LLEVAMOS 48 AÑOS ALZADOS EN ARMAS?

Desde antes de nuestra primera marcha el 4 de julio de 1964, hemos planteado cambiar este sistema depredador por una sociedad justa, equitativa y en paz; programa que dimos a conocer con nuestro MANIFIESTO de SIMACOTA en enero de 1965. Y mientras las causas objetivas del conflicto permanezcan vigentes y no se logre una solución integral a ellas, nos mantendremos fieles al compromiso adquirido por el buen vivir para las grandes mayorías empobrecidas.

Quién no sabe que los narco paramilitares se jactan de decir que han controlado el parlamento en más del 35%, al igual que al ejército y la policía? El General, Mauricio Santoyo, quien fue jefe de seguridad presidencial, que en su momento tuvo su relación con la Oficina de Envigado, cuando en 1993 perteneció al Gaula Antioquia, investigado por pasarle información a los narco paramilitares. Pero en agradecimiento se le ascendió a General justamente por los considerados mejores policías del mundo, el General, Gilberto Giliver en su momento y su último jefe, General, Oscar Naranjo.

En 2006, la Junta de Generales, le autorizó no obstante tener investigación penal. En enero de 2007 hace el curso de General y en noviembre de 2007 se presenta el ascenso en la institución, la disciplina judicial y el Senado de la Republica. Ya existían sindicaciones en la Fiscalía y en el Consejo de Estado. Después de la extradición de los jefes paramilitares que traicionó el gobierno, es que se le imputan nuevos cargos.

Este caso es uno más que nos demuestra que no son asuntos aislados, es una política de Estado que se suma a los casos de Noguera, Rito Alejo del Rio, Iván Rodríguez Quintero, Carlos Alberto Ospina, Julio Eduardo Charry, del mayor marco Wilson Quijano, el coronel Danilo González, la estrecha relación entre la estructura criminal de Carranza y la Fuerza Pública, el coronel Alfonso Plazas Vega, Guillermo Gaviria Echeverri por financiamiento de grupos paramilitares, próspero empresario, uno de los fundadores de Colanta, Unibam y Carbocol y otros tantos delincuentes; Pedro Juan Moreno, que les desdobló a los líderes de las auc combinar todas las formas de lucha; Guillermo León Valencia Cossio, hermano del entonces Ministro del Interior, así como el comandante de la Policía Metropolitana, general Marco Antonio Pedreros, mantenían vínculos con estructuras delincuenciales de la ‘oficina de Envigado’; del coronel Oscar Orlando Gómez Cifuentes; el ex presidente del Senado, Javier Cáceres; siete de los 10 presidentes del Senado entre el 2002 y el 2012 han sido o están siendo procesados por la Corte Suprema de Justicia por nexos con paramilitares.

Miguel Pinedo Vidal, presidente en el periodo 1999-2000, el ex senador Luis Humberto Gómez Gallo, presidente del Senado en el 2004; hay 40 parlamentarios condenados, 500 gobernantes entre gobernadores, alcaldes y diputados; más de 4000 agentes del Estado entre policía y ejército que están siendo investigados. Toda esta élite con su franquicia han permitido o exportado cocaína y heroína en cantidades alarmantes. Ni modo de decir que fue que el General Santoyo se les coló. Es una práctica, el lucro, la corrupción, la vida fácil a cualquier costo, que jamás puede crear grandeza humana. Ese narcoparmilitarismo está vivito, ahora le llaman Bacrin y Ejércitos Anti Restitución. Son otro nombre de lo mismo. Para hacer lo de siempre: Amenazar, aterrorizar, escarmentar, desplazar, asesinar, violar, poseer.

Las acciones del gobierno de Santos para encubrir el paramilitarismo les da el nombre de bandas criminales (BACRIM). Persiste la mafia. Se disputan la presidencia de la República para protegerse de las investigaciones penales, por la inmunidad presidencial que donde Andrés Arias le hubiese ganado la consulta a Juan Manuel Santos, este último a lo mejor sería quien estuviese entre rejas por los crímenes de Estado, o estaría escondido por el mismo que le ha facilitado los escondites al ex comisionado de Paz, Luis Carlos Restrepo, a la ex directora del Das, María del Pilar Hurtado, al General Santoyo, a Dolly Cifuentes Villa, a Ana María Uribe Cifuentes. Todos ellos son la misma clase, nada bueno podemos esperar de esa élite. No hay duda que son una derecha ilustrada y calcula todo paso que dan. Quienes siguen siendo poderosos porque su estructura ahora llamadas bacrin están fuertes y es que es así, ellos tienen que defender su poder, no dan su brazo a torcer, no van a entregar fácilmente todas sus comodidades, sus lujos.

Los ejercicios militares Fuerzas Comando 2012 que se están realizando en Colombia son coordinados por el Comando Sur de Estados Unidos. Toda esta estructura narco paramilitar han desaparecido 50.891 personas, 4 millones de desplazados. Continúa la criminalización de la protesta social, la judicialización de campesinos, estudiantes y defensores de DDHH, la prolongación de la práctica de la desaparición forzada, la violencia sexual. En Colombia hay 1 millón de niños que están siendo explotados laboralmente especialmente en los sectores de la minería, agricultura y comercio. Desde el año 2005 hasta la fecha, se registra la muerte violenta de cerca de 67 líderes campesinos vinculados a procesos de restitución de tierras. Hay 8 millones de indigentes y 20 millones de pobres. Mueren anualmente más de 20 mil niños menores de 5 años por desnutrición. La represión y exterminio contra la oposición política se plasma en el hallazgo de la mayor fosa común de Latinoamérica, detrás del batallón militar en la Macarena, con 2000 cadáveres de desaparecidos por la Fuerza Omega del Plan Colombia, fuerza que goza de estrecha ‘asesoría’ estadounidense. El ejército más enorme de la región: éste es campeón mundial en recepción de ayuda militar estadounidense, junto con Israel. Elementos que configuran el carácter de política de Estado.

En nuestra región sucede lo mismo, veamos algunos ejemplos: para los Municipios de Remedios, Segovia y Zaragoza, en él se resalta que en estos territorios se presentan las estructuras paramilitares, por el control de la producción y comercialización de la coca, y principalmente por el dominio de la exploración y explotación minera de diversos recursos naturales como oro, caliza y arcilla, generando esto presión contra los mineros tradicionales, los cuales son víctimas del Estado, el cual ha venido criminalizando y persiguiendo la labor de estos pobladores con un reten paramilitar ubicado en la Vereda la Martaná que queda a 20 minutos del casco Urbano de Remedios. Quién no sabe que la Fuerza Aérea tiene la capacidad de derribar una aeronave, pero se hacen los de la vista gorda, el último caso sucedido el domingo 10 de junio de 2012, con una aeronave Tipo Cessna 210, que despegó sin autorización de la Torre de Control, ni con plan de vuelo, del aeropuerto Antonio Roldán Betancur, ubicado en el municipio de Carepa (Antioquia). Ya es una práctica para transportar cocaína.

Medellín, con existencia al menos de 250 combos armados, articuladas a 20 organizaciones integradas al narcotráfico, al servicio de la oficina de Envigado. Tienen base, control territorial y la inserción institucional. La parapolítica y su control territorial de la política, la economía y la administración de la violencia. Ya sobresale que la capital de la montaña es objeto de control de la población, en tanto su dominio garantiza a las agrupaciones condiciones de seguridad y supervivencia, vulnerando de manera sistemática sus derechos humanos. Es un control invisible, con amenazas, con armas, con expulsiones de los barrios. Los paramilitares controlan los suburbios de Medellín con mano de hierro, más urbanos, pues allí es donde se gestionan las estrategias de legalización de los enormes capitales que está percibiendo por negocios del narcotráfico y la minería ilegal. Son los que han participado del despojo en la región para beneficiar a empresarios e inversionistas. Extender la mermelada en la tostada. Por eso lo mismo que acontece a nivel nacional, pasa por la región: Oscar Suárez M, el barón electoral de Bello, condenado por para política; Cesar Pérez García condenado por para-política y la masacre de Segovia; Luís Pérez Gutiérrez ex alcalde de Medellín, señalado por su vínculo electoral con el narco paramilitarismo, además de los militares y policías.

En asuntos de paz, no quieren reconocer la paz que quieren los colombianos, nos preguntamos, quién puede vivir en paz si no tiene que comer?, si no tiene Salud?, sino tiene empleo?, sino tiene educación? Para ellos la paz es vivir ellos con su opulencia a sangre y fuego. El presidente Juan Manuel Santos, quien dice tener las llaves de la paz, dio la orden a las Fuerzas Militares de incrementar las operaciones y así se pueda lograr la paz. Conformó cuatro batallones y tres brigadas móviles. Las Brigadas Móviles creadas fueron identificadas con los números 33, 34 y 35, mientras que los batallones de Combate Terrestre son los 147, 148, 149 y 150. Al menos cuatro mil hombres harán parte de las nuevas Brigadas Móviles y de batallones de Combate Terrestre que fueron activadas durante una ceremonia militar que se realizó en la base militar de Tolemaida, ubicada en Tolima. Se tiene la seguridad de que el diálogo será bajo las condiciones establecidas por el Gobierno. Esa prepotencia es la prosperidad para todos, mantiene un discurso ambivalente en el que se conjuga la pretensión militarista de una paz de los vencidos, a través de la implementación del Plan Espada de honor, con el desarrollo del llamado marco jurídico para la paz. En sentido estricto, se trata de la prolongación de la solución militar por una vía jurídico-política. La paz que propone Santos excluye al pueblo y los cambios encaminados a superar las causas que originaron, se mantienen y siguen alimentando el conflicto. Es la implementación del Plan de Consolidación Territorial.

Por eso es que nuestra lucha es justa y queremos paz con equidad, con justicia social a partir de un nuevo gobierno de verdaderas mayorías excluidas.

Hoy día se rasgan las vestiduras, nadie quiere responder, por la aprobación a pupitrazo limpio de la propuesta del gobierno de la reforma a la justicia, ya renuncio el ministro de justicia, Juan Carlos Esguerra, fiel agente del establecimiento, pero que es, apenas mover otra persona de sus adeptos y ajustan lo que tengan que ajustar y como son “unidad nacional” la sacan posteriormente, aunque ahora la hundan. Manifiestan algunos, incluso, que aprobaron sin leer la propuesta de reforma. El Gobierno presentó la reforma a la justicia y ahora quiere salir diciendo que no está de acuerdo, lo mismo que cuando lo del IVA a todos los artículos de primera necesidad, salió diciendo que no estaba de acuerdo porque iba en contra de los pobres, es lo mismo que sucede cuando cometen las masacres, que las hacen y son los primeros que llegan preguntando quien los mató. Este actuar no es más que buscar la popularidad, de no cazar micos, en búsqueda de la reelección.

Esa élite ha consolidado históricamente sus poderes políticos y sus privilegios, que tienen sus fuerzas de defensa, entrenados para matar a sangre fría cuando salen de los cuarteles a guerrear, luego de cantar marchando y en coro “guerrilleros mataremos, y su sangre beberemos”; o a bombardear de noche con toneladas de explosivos sobre presuntos guerrilleros, vistos desde las alturas como pequeñas luciérnagas luminosas, imponiendo la pena de muerte sin saber ni siquiera a quién; o para que los comandantes militares o de la policía, y hasta el señor Presidente, se jacten de victoria. Los paramilitares fueron y siguen siendo un brazo armado del establecimiento, ya no son las fuerzas del establecimiento quienes dirigen a los paramilitares sino los paramilitares quienes orientan y le dan ultimátum hasta al propio presidente de la República.

Como se puede observar las causas que nos han obligado a la resistencia perviven y es por eso que nos mantenemos en lucha y siempre hemos mantenido nuestra propuesta de paz, de aportar en la salvación de la especie humana, del buen vivir, de acogernos a la paz que quieren los indígenas, los negros, los mulatos, los sectores pobres, una convención de todos estos sectores. Nos llegará un nuevo día cuando entre todos estos sectores seamos gobierno de paz, justicia y equidad.

¡COLOMBIA PARA LOS TRABAJADORES!
¡NI UN PASO ATRÁS, LIBERACIÓN O MUERTE!
EJÉRCITO DE LIBERACIÓN NACIONAL - ELN

¡POR UN NUEVO GOBIERNO DE NACIÓN PAZ Y EQUIDAD!

Dirección Frente de Guerra Central - FGC

Montañas del Oriente Antioqueño, del Eje Cafetero y el Tolima
Julio de 2012

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS