Comentario al documento escrito por el Camarada Feliciano, cabeza del bloque escisionista y la línea revisionista
Fecha: 1995 10 15
Grupo: Partido Comunista del Perú (PCP)
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


COMENTARIO AL DOCUMENTO ESCRITO POR EL CAMARADA FELICIANO CABEZA DEL BLOQUE ESCICIONISTA Y LA LÍNEA REVISIONISTA

Este es un documento fechado Marzo 95 bajo el sello usurpado del CC con motivo del XV Aniversario. Vamos a comentar sólo cuestiones fundamentales, no siguiendo estrictamente el orden del documento por que sus ideas están desperdigadas por diversos puntos.

Sobre la Base de Unidad Partidaria. Dice "es el fundamento de toda nuestra acción" y plantea reafirmarse en ella; la pregunta que habría que hacerse es ¿cómo se concreta y aplica hoy la Base de Unidad Partidaria? Esto es el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento Gonzalo, el Programa y la Línea Política General y la línea militar como centro, la cuestión no es repetir lo que dice el Congreso ni invocarlo simplemente.
En cuanto al marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento Gonzalo. La línea revisionista no la aplica, lo niega cabal y completamente, ha convertido el marxismo-leninismo-maoísmo principalmente el maoísmo y el pensamiento Gonzalo en simple invocación, pero para no abundar, la guerra que dirige el c. Feliciano cabeza del Bloque es anti-maoísta y anti-pensamiento Gonzalo, los principios que enarbola, "el fusil manda al Partido", "el poder personal" y "el movimiento fantástico de la cabeza" son absolutamente anti-maoístas y anti-pensamiento Gonzalo, lo que el Partido dijera en Septiembre 94 y en Noviembre 94 en "¡Unirse más...!" y "¡Que la Mitad...!" sobre la línea revisionista y el Bloque Escisionista está comprobado hasta la saciedad por toda la acción que han desenvuelto desde la detención de Septiembre 92 y hoy es más evidente que nunca.

En cuanto al Programa. El propio Congreso acordó aprobar un Programa concreto, en función de eso se trabajó particularmente desde la preparación del II Pleno (Septiembre 90) y principalmente a su concreción se abocó el III Pleno y a eso apuntaba la 3ª sesión del III Pleno que no se pudo realizar por la detención del Presidente Gonzalo y la Dirección Central, y el Bloque Escisionista ni siquiera culminó el Pleno ni en ningún momento trató la cuestión del Programa, por lo tanto han infringido los acuerdos del I Congreso y del CC y socavado la labor del III Pleno en sus dos sesiones ¿de qué Programa se habla entonces? Una vez más, mera repetición, invocar, eso es todo lo que hacen.

En cuanto a la línea política general y línea militar. Similarmente como en el caso del Programa tenía que desarrollarse en función de desarrollar y consolidar el equilibrio estratégico y principalmente para preparar la ofensiva estratégica, a esas tareas nos abocamos después del Congreso los miembros de la Dirección Central especialmente en el III Pleno, todo eso ha sido desconocido absolutamente. Luego, se da el giro, la detención implicó un cambio, un giro estratégico cuya raíz, está en que la dirección que asumió, como hemos dicho varias veces, no tenía las condiciones para resolver los nuevos y complejos problemas, así, principalmente por problema de dirección no era factible que la guerra popular iniciada el 80 conquistara el Poder, en consecuencia el problema era terminar la guerra mediante un Acuerdo de Paz. El Presidente Gonzalo y la c. Miriam han presentado a la dirección del Partido y esta ha aprobado una nueva gran estrategia, una nueva línea política general, una nueva política general, una nueva línea de construcción y todo lo que deriva y esa es la línea proletaria hoy y está siendo llevada adelante, es pues absurdo hablar simplemente de lo acordado en el Congreso.

En cuanto a línea militar. Es evidente que una línea militar que enarbola las llamadas zonas inexpugnables, defensa pasiva y que está generando la desarticulación creciente del Ejército Guerrillero Popular en modo alguno puede ser tenida como la línea militar del Partido ni es el centro de la línea política general que el Partido sancionó en el Congreso ¿por qué? Porque o que hoy se está concretando es una línea militar burguesa anti-maoísta y anti-pensamiento Gonzalo. Así, pues, el c. Feliciano negra cabeza del Bloque Escisionista desenfrenadamente se hunde en el revisionismo y está culminando su largo derrotero derechista, y como ya es usual, imputa a quienes defienden la línea proletaria de estar "traficando con el nombre del Presidente Gonzalo" a la vez que se rasga las vestiduras contra el II Congreso, que para el apunta a revocar el I, es el traficante mayor que simplemente quiere ocultar su tráfico negándoselo a otros; y del II Congreso mal puede entender el objetivo quien está destruyendo el Partido y la guerra, mal puede entender quien está deviniendo impenitente revisionista. Como siempre critican sin saber de que se trata.

Así, pues, en conclusión, el problema es cómo se concreta hoy la Base de Unidad Partidaria, y si a las cosas vamos, una Base de Unidad Partidaria no es inalterable, va desarrollándose y en síntesis, hoy tenemos una nueva Base de Unidad Partidaria a partir de nuestro principios inmarcesibles como el marxismo-leninismo-maoísmo y el pensamiento Gonzalo como arma ideológica estratégica, específica y principal dentro de las nuevas circunstancia s y perspectivas de la revolución peruana y de la revolución proletaria mundial.

En cuanto a la situación internacional. El c. Feliciano imputa a la línea proletaria sostener "el inicio de una nueva era de paz y estabilidad", ¿dónde, cuándo y cómo hemos sostenido eso?, ¿en qué documento está? Como siempre los revisionista y los reaccionarios crean engendros, los destruyen y cantan derrotas de sus enemigos los comunistas. Este es el método que aplican, una prueba más de su revisionismo. Pero la cosa va más allá, dice: "más bien se comprueba que no ha estabilidad", obviamente el c. Feliciano, los revisionistas y los del Bloque Escisionista creen que puede haber estabilidad, están soñando, pues, con la estabilidad de los actuales revisionistas chinos. Desde los años setentas combatimos la teoría de la estabilidad de los liquidacionistas de izquierda y los de la LOD del 79 (recuérdese la Carta que fuera enviada por el que fue c. Darío). Para nosotros, para la línea proletaria no hay estabilidad para el imperialismo ni la va a haber, nuestra posición es bien clara desde antes de la detención de Septiembre, el Partido ha sostenido que el imperialismo había entrado una lenta y larga agonía pero inexorable muerte, así como a una recuperación transitoria, y hace dos años desde el 93 sostenemos con fundamentos ya expresados que la revolución proletaria mundial a entrado a repliegue, repliegue en el cual se sigue dando la ofensiva general del imperialismo encabezada por el imperialismo yanqui, lo que ya el Partido estableciera desde Agosto 91.
Esa es el situación, hay repliegue de la revolución proletaria mundial y ofensiva general del imperialismo en una circunstancia en que el movimiento proletario mundial y el movimiento de liberación nacional anti-imperialista están fuertemente debilitados y principalmente por que no hay Partidos marxistas-leninista-maoístas que encabecen la revolución, esta es nuestra gran limitación como sostenemos desde el año 88 en La Entrevista. Los hechos que se dan en las diversas partes lo comprueban y la guerra de Yugoslavia de la cual tanto se cacarea, debe entendérsela a la luz de la rebatiña imperialista mundial de la cual ya hablamos en "¡Elecciones, no! ¡Guerra popular, sí!" del año90. dice su documento "no hay paz ni en la misma Europa", no hay paz ni en Europa ni en ninguna parte, ni la va a haber, la ofensiva implica que sueñan barrer con todo, véase y entiéndase el documento "¡Luchar...!" de las cuatro bases para Acuerdo, que ni lo han leído o al revés, no hay pues esto.

El documento dice que hay "a nivel mundial una siniestra ofensiva contrarrevolucionaria general comandada por el imperialismo, el revisionismo y la reacción mundial" está repitiendo acuerdos de la década del 80, chocando con acuerdos expresos del Partido que concluyó el 91, que hay ofensiva general del imperialismo encabezada por el yanqui; y todavía dice "reafirmación hoy más que nunca necesaria" ¿qué tiene en la cabeza? Y el colmo, escribe: "como decía el Presidente Mao y el PCCH en los años 60, otra vez hay un gran desorden bajo los cielos y, por otro lado, una nueva ola de la revolución mundial ha comenzado a desenvolverse..." desvarío puro y alucinación política decir que estamos como en la década del 60, la más alta ola de la revolución proletaria mundial, donde aparte del auge del movimiento de liberación nacional se dio la Gran Revolución Cultural Proletaria, el más grande movimiento político que ha registrado la historia. Quieren encontrar apoyo imaginario en el mundo para compensar la destrucción del Partido y la derrota de la guerra que están generando y así persistir en su siniestro revisionismo y todo en función de un obcecado poder personal que ha echado por la borda los intereses del Partido, la clase el pueblo; precisamente y a quienes les importa un pito la revolución proletaria mundial porque recuerden nunca les interesó la situación internacional ni al c. Feliciano ni a sus secuaces revisionistas del Bloque Escisionista.

Nuestra posiciones sobre la lucha de clases a nivel mundial están claras en nuestros documentos, estúdieselos y arrásese con sus verdades la línea revisionista del c. Feliciano y sus secuaces revisionistas del Bloque Escisionista.

Sobre las tres tareas. La línea proletaria ha dicho y sostiene y lo ha demostrado que el camino burocrático se viabiliza, y sostiene también que el capitalismo burocrático evoluciona. En "¡Unirse...!" parte III, punto 2, dice: "situación y perspectiva del camino burocrático y sus tres tareas. Avances, logros y éxitos sólo evolucionan el capitalismo burocrático pero no lo salvarán de su destrucción; su tercera etapa prosigue ineludiblemente hacia su hundimiento definitivo."

Esto es la posición de la línea proletaria, y que existen dos caminos en el Perú el democrático y el burocrático, y que éste evoluciona lo sostenemos desde la década del 70. así, pues, es el mismo método que acabamos de ver en lo internacional el que aplican los revisionistas y escicionistas.

En su documento dice el c. Feliciano: "sus tres tareas... están empantanadas", una vez más una simple frase que si bien revela dubitación en relación con lo que antes sostenían, fundamentalmente expresa ceguera y confusión que no le permite analizar objetivamente y desde nuestra posición de clase la realidad de los dos caminos, y en este caso el del camino burocrático y cómo sigue viabilizándose, mientras el camino democrático sigue debilitándose. Una vez más sólo invoca cifras, pero como siempre no analiza ni comprende los procesos, menos la ley, baste estacar esto: "pese a recuperaciones pasajeras y circunscritas, que ni siquiera implican la superación de la recesión ni de la inflación". Es obvio que la recesión de cinco años terminó el 92 y que ya el 93 comenzó a cambiar; en la actualidad en los seis primeros meses del 95 registran un crecimiento del 8%, y la hiperinflación cuyo punto más alto fue el 90 ha devenido en una inflación anual de 10% con tendencia a bajar, eso es lo real según datos de la CEPAL, la cuestión está como ya dijéramos, en el problema de conjurar una nueva inflación en el segundo quinquenio de ésta década y el aumento del porcentaje de la exportación tradicional. Para no abundar, expresa: 1) su camino económico se viabiliza, 2) el capitalismo burocrático evoluciona. En consecuencia, no puede resolver sus contradicciones fundamentales, pues se sustenta en la semifeudalidad y se desenvuelve bajo el dominio imperialista yanqui principalmente (ver documentación partidaria, entre otros "Bases de discusión": la línea sobre revolución democrática; Editorial Bandera Roja N° 47-48 reproducido en "Sobre el Partido, la guerra popular y el boicot", año 90). Eso es lo que hay que entender.

En cuanto a la reestructuración estatal. Hablando del 5 de Abril dice: "golpe de Estado comandado por una camarilla militar con Hermoza Ríos a la cabeza y ejecutado como siempre por las fuerzas armadas genocidas y vendepatrias... para mejor servir ala guerra contrarrevolucionaria, adoptando cada vez más posiciones fascistas"; en otra parte: "la dictadura genocida y vendepatria encabezada realmente por Hermoza Ríos, aprendiz de Pinochet y de lo cual el títere de Fujimori es realmente un vulgar y barato mascaron de proa", y “la llamada Unión por el Perú no rebasa tampoco el marco de los intereses de la gran burguesía compradora, siendo el sujetillo que la lidera otro conocido felipillo del imperialismo". Si Pérez de Cuellar, como dicen, representaba a la gran burguesía compradora, el general Hermoza Ríos y Fujimori representarían a la gran burguesía burocrática; y si sostiene que el golpe fue dirigido por el general Hermoza Ríos a quien tilda de fascista ¿cuál es el carácter del gobierno desde el 5 de Abril? Queda una cosa clara, sería fascista y ligado a la burguesía burocrática, y esto no sería sino "fascismo es violencia", "fascismo es represión" ese es el fondo. Abiertamente contra las posiciones del Partido y sustentado en criterios sostenidos por viejos revisionistas. Es otra afirmación sin prueba, pero obviamente en contra de la línea política general.

Y en relación a la misma reestructuración y hablando de las que serían las elecciones generales de Abril, un mes antes d ella dice: "la camarilla de turno se encuentra desesperado por mantenerse en el Poder... desenvolviendo ahora un descarado fraude" y, como todos sabemos, en Abril 95 la reelección fue ganada por el gobierno con el 64% de votos en primera vuelta y nadie gritó fraude.

En conclusión, una absoluta incomprensión de la situación política actual; jamás el Partido ha sido desmentido en sus afirmaciones, así en Noviembre 91 predijimos el golpe que se venía, lo comentó el propio Expreso y tal cual dijimos se produjo, hoy el c. Feliciano y sus secuaces revisionistas del Bloque Escisionista sirviendo a la oposición, aunque aparenten lo contrario, se estrellan contra la realidad.

En cuanto a aniquilar la guerra popular y el desarrollo de la misma. El militarismo burgués rebalsa cuando el c. Feliciano cita al Presidente Mao Tse-Tung que se refiere a la derrota militar, analizando la situación del Ejército Rojo en "Problemas estratégicos de la guerra revolucionaria en China" (tomo I) para cubrirse, traficar y sostener que la guerra "se mantiene victoriosa"; hemos sostenido y sostenemos desde la posición proletaria: la guerra popular no fue derrotada con la detención. Ésta generó un giro y, el Bloque Escisionista está llevando más cada día a la derrota de la guerra popular y a la destrucción del Partido. Cita del Presidente Mao es invocación encubridora pero que desenmascara militarismo burgués. Dice el documento que la guerra popular: "ahora se encuentra saliendo de un recodo difícil y complejo..." son palabras que se estrellan en os hechos; precisamente cuando los escisionistas destructores del Partido llevan a la derrota de la guerra popular más que por acción del enemigo, por la desintegración de sus fuerzas que su línea escisionista, de esencia revisionista genera. Afirma el documento que "la guerra popular prosigue en marcha indeclinable, después de haber resistido una ofensiva siniestra realizada en todo el país... desde el 5 de Abril, concebida y planificada por el propio imperialismo yanqui... para jugarla como una de sus últimas cartas antes de intervenir él más directamente" cabe preguntar ¿quiere decir que se acerca intervención yanqui?; la respuesta es clara y concreta: después de la detención y giro estratégico en la situación de la guerra popular ya no fue necesaria su intervención, menos hoy.

Hablando de las condiciones actuales, dice el documento "expresan una situación revolucionaria potenciada y por lo tanto mejores condiciones revolucionarias aún que en 1980". Aparte del movimiento fantástico que revuelve la cabeza del c. Feliciano ¿qué implica "situación revolucionaria potenciada"? el Presidente Mao habla de situación revolucionaria en desarrollo, lo cual demanda desarrollo de la guerra popular y principalmente de las bases de apoyo; esta es la tesis maoísta y lo que siempre ha sostenido el Partido. El Partido planteó tratando la situación revolucionaria en desarrollo, en el año 90, bregar para que se expresara la crisis revolucionaria. Así, en vez de fantasiosas baratijas el c. Feliciano y sus secuaces deberían responder a cómo se ha desarrollado la construcción, sin la cual, como el Partido estableció no se podía pensar en desarrollar la guerra, lo que implicaba principalmente consolidar el Partido y llevar adelante le salto ideológico, esto es, que la política proletaria desarrollándose fuera la guía. De esto hay que hablar, no seguir obcecadamente queriendo tapar el sol con un dedo con el mamarracho de "situación revolucionaria en desarrollo potenciada", así no puede cubrirse la de creciente en la que se hunde la guerra popular.

También afirma como siempre al paso y frívolamente: "la guerra popular y el equilibrio estratégico siguen su curso" ¿cuál es la situación del equilibrio estratégico? En concreto la construcción de la conquista del Poder que es su contenido y definición. La otra colina ha recuperado posiciones y la nuestra (hoy dominada por el Bloque Escisionista) no ha construido la conquista del Poder y, obviamente, no se ha desarrollado el equilibrio estratégico ni menos consolidado a partir del alto nivel alcanzado en Julio 92; y no viendo el giro estratégico de la detención de Septiembre 92, no entendiendo siquiera lo informado sobre la guerra popular en la 1ª sesión del III Pleno, menos pudiendo aplicarlo y, más aún generando una línea revisionista, el Bloque Escisionista despeña más y más la guerra popular en la derrota, principalmente por la desintegración de sus fuerzas cada día creciente.

Y sobre lo mismo garabatean: "la guerra popular persiste y persistirá, y aunque haya tenido reveses transitorios y parciales logrará sus gloriosos objetivos", súmese a esto: "la victoriosa e invencible guerra popular... hoguera fulgurante... se mantiene contra viento y marea, abriendo y plasmando el camino de la liberación auténtica y definitiva de nuestro querido y heroico pueblo". Pura y pestilente fraseología revolucionaria; al fin y al cabo hojarasca que el viento se lleva y no puede ser taparrabo de esperpentos. Pero ¿cuáles son los "reveses transitorios y parciales"?, palabras que no aclaran nada y encubren todo, ¿la detención del Presidente Gonzalo y la c. Miriam, y otros dirigentes en Septiembre 92, e uno de estos reveses transitorios y parciales?, o ¿no tiene nada que ver con la guerra popular?

Esta es la verborrea revisionista sobre candentes problemas políticos de nuestra realidad; ésta es la voz del gonfalón del Bloque Escisionista, de la cabeza de la línea revisionista del c. Feliciano que está deviniendo en recalcitrante e impenitente revisionista. Para la línea proletaria la situación de las tres tareas del camino burocrático está clara y ya definida partidariamente; la reiteramos, los logros, avances y éxitos en las tres tareas sólo reimpulsan la evolución del capitalismo burocrático en su tercer momento, pero no impedirán el inevitable fin del sistema. Y, como ya dijéramos en "¡Asumir...!", el camino burocrático desenvuelve en la actualidad un largo plan de neoliberalismo y prolongado gobierno de concentración del poder en el ejecutivo. El golpe del 5 de Abril es parte de este proceso. Y, una vez más, reiteramos: en el Perú hay dos caminos, burocrático y democrático actualmente, mientras el camino burocrático se viabiliza, el camino democrático se debilita, la cual sirve a la evolución del capitalismo burocrático. Perspectiva: mayor dominio imperialista sustentado en la evolución del capitalismo burocrático y semifeudalidad subyacente que atizando la lucha de clases de clases reimpulsará el camino democrático.

Sobre el conflicto con Ecuador planteamos sólo dos cosas:

1) Véase nuestra posición sobre este problema, planteada el 20 de Marzo de 1995, cuya parte IV trascribimos y compáresele nuestra línea proletaria y la línea revisionista del c. Feliciano y su Bloque Escisionista:

IV ACUERDO DE PAZ Y CONFLICTO CON ECUADOR

Defender la soberanía nacional, la integridad territorial, la no injerencia en la política interna y relaciones de respeto nacional y comerciales de mutuo beneficio. Respeto de los principios, normas y tratados internacionales. Esto en cuanto se refiere a las relaciones interestatales.
Combatir la desintegración territorial y la redefinición de fronteras que lleva adelante el imperialismo, con el yanqui a la cabeza, contra las naciones oprimidas dentro de su ofensiva general.
Desenmascaramos a las dictaduras burocráticas que, dentro de planes propios y contra los intereses de sus pueblos y más aún usándolos como carne de cañón, sirve al imperialismo y a su política agresiva, hegemonista y guerrerista.
Denunciar la contienda de las facciones de la gran burguesía peruana, cuya lucha por el Poder, agravado por las elecciones acentúa la debilidad y riesgo de la nación, en la defensa de sus derechos e integridad territorial, frente al nuevo y reiterado desconocimiento del Protocolo de Río.
Defender los derechos del pueblo, su bienestar y espíritu nacional como parte del fortalecimiento de la nación peruana y su defensa contra el imperialismo, sus planes y quienes lo secundan.
El actual conflicto con Ecuador favorece concretar un Acuerdo de Paz. El Partido debe acordar una suspensión unilateral y temporal de sus acciones militares (salvo los de propaganda y defensa)y reiterar públicamente su petición de un Acuerdo de Paz que ponga término a la guerra que ya cumple casi 15 años; y llamar al Bloque Escisionista a corregir su nefasto rumbo; y a todo el Partido a cerrar filas en torno a la línea proletaria y a la Dirección Central encabezado por el Presidente Gonzalo.
Bregar por el fortalecimiento del Movimiento de Liberación Nacional ligado al MRI (paso del MCI) combatiendo al imperialismo principalmente yanqui, forjando Partidos Comunistas y enarbolando el marxismo–leninismo–maoísmo.
Defender al pueblo, defender la nación y mantener la independencia de clase frente a cualquier intento de conciliación de clases o "unitarismos" revisionistas, dentro de la política general del Partido."
2) Y frente a la tergiversación y tráfico continuo del llamado "Discurso de Septiembre 92", el que también tuercen una vez más, y en relación con el conflicto digamos: el mensaje del Presidente Gonzalo de Septiembre 92 en DINCOTE, ha sido totalmente torcido por el Bloque Escisionista que ha traficado con él. La línea revisionista del militarismo burgués que enarbola y sus acciones chocan frontalmente con ese mensaje y con la estrategia y línea de la IV etapa indesligablemente ligado a él. Trascendental mensaje que el mismo Presidente analizó en reunión con las camaradas de la LTC-CH; por ello, en este punto, debemos decir: el camino de liberación popular al cual se refiere el mensaje es el camino democrático que había devenido camino de liberación del pueblo, de liberación de la nación, pero no se planteó como "camino de liberación popular, por la defensa y liberación de nuestra patria" que plantea el Bloque Escisionista con motivo del conflicto con el Ecuador, enarbolando así la vieja posición de "defensa de la patria", la de los socialpatriotas que Lenin condenó y, además,, ¿cómo concretaron su "defensa de la patria" y la concretan hoy cuando el conflicto está a nivel diplomático?. Al fin y al cabo como siempre palabras, pero sus palabras como de revisionistas que son enarbolan inocultables banderas negras.

En cuanto al Partido. Destaquemos lo siguiente, el documento dice "el Presidente Gonzalo nos advirtió del peligro del surgimiento de una línea revisionista, de la cual ya había indicios de su empollamiento". Debe especificarse el derrotero seguido por la lucha de dos líneas. El Congreso sancionó que el revisionismo era el peligro principal; en el III Pleno, en la 2ª sesión del mismo, se concluyó que había una línea derechista en gestación y empirismo, la reunión con el CRN comprobó esta realidad. Después de la detención el derechismo se desbocó y después de las Cartas que solicitaban conversaciones para terminar mediante un Acuerdo de Paz, el derechismo se desenfrenó y el CC fue usurpado. En Noviembre 93 se especificó que en el Partido se daban dos posibilidades, que se expresara una línea ultraizquierdista o una línea abiertamente derechista; a fines del 93 y comienzos del 94 se concluyó que en quienes se oponían al Acuerdo de Paz se daban tres posiciones: una izquierda débil que cedía a la presión del derechismo, una derecha y un izquierdismo; sin embargo, se expresaba una amalgama, una mezcolanza, pues, ninguna de las tres posiciones se imponía y que la lucha al desenvolverse definiría su carácter. En Septiembre 94, como puede verse en "¡Unirse más...!" se especificó: "Combatir el Bloque Escisionista, bloque de caudillos, puestistas y anarquistas que desenvuelven una línea burguesa, línea oportunista de derecha de esencia revisionista y fraseología revolucionaria cuya médula es una línea militar burguesa que enarbola las negras banderas del ‘movimiento fantástico de la cabeza’, el ‘fusil manda al Partido’ y ‘poder personal’; contra los principios proletarios de la lucha de clases, el Partido manda al fusil y el poder para el Partido y el pueblo. Bloque Escisionista que asaltando el CC ha usurpado la dirección proletaria marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo del Partido y reeditando los viejos y siniestros ‘cuatro cambios’ está levando a la derrota de la guerra popular y a la destrucción del Partido". Y en "¡Que la Mitad...!" de Noviembre 94 se plantea los "cuatro cambios" y la consigna "¡el Bloque Escisionista debe ser derrocado!". En la actualidad la línea proletaria del Partido está combatiendo contra la línea revisionista y el Bloque Escisionista encabezados por el c. Feliciano, el llamado a derrocar y combatir ha avanzado y hoy, y en la perspectiva inmediata, hemos pasado de barrer a arrasar la línea revisionista y de derrocar a demoler el Bloque Escisionista. Esta es la situación, en tanto que el c. Feliciano y sus secuaces plagiando la situación del 79 prosiguen en combatir una supuesta línea oportunista de derecha (LOD) el resto son engaño, mentiras y todo contra la línea proletaria del Partido. Así, también en esto muestran su revisionismo.

El documento criticado dice además: "estos traidores han expresado como parte de su esencia revisionista sus afanes escisionistas, incapaces de dar el debate y plantear sus posiciones en la lucha interna, han huido cobardemente y desde fuera de las filas han enarbolado negras y podridas banderas, mientras que sus principales cabezas se ocultan como avestruces vergonzantes". El cinismo más desvergonzante es parte de su estilo y los epítetos de "traidores" "escisionistas" son términos que les cae a las cabezas negras y secuaces del bloque como anillo al dedo. Baste recordar que en reunión de Febrero 94 cobardemente expulsaron del Partido, superando a Del Prado y Paredes, a quienes luchaban por un Acuerdo de Paz para terminar la guerra, invocando grotesca y arteramente "se han puesto al margen del Partido por su propia voluntad". Esta "resolución" no es sino expresión de su podrido oportunismo de los revisionistas y escisionistas de la línea negra revisionista y del Bloque Escisionista, cuartel siniestro, la más peligrosa línea antiproletaria que el Partido ha enfrentado. Pero van más allá aún en sus infamias, pues, a más de haber expulsado solapadamente al Presidente Gonzalo, la c. Miriam, la Dirección Central, a la mayoría del Buró Político, del CC, de los cuadros y de la militancia del Partido, y para cubrir su responsabilidad ineludible, el c. Feliciano llega infamemente a imputar a los defensores de la línea proletaria de haber entregado al Presidente Gonzalo y a la Dirección Central, dice: "porque oportunistas y revisionistas han existido en los largos años de la vida partidaria, pero al parecer, nunca como estos tan traidores, reptilescos y pérfidos, habiendo llegado al extremo de cometer un crimen tan monstruoso como el de haber propiciado la detención de nuestro jefe, el Presidente Gonzalo, la c. Miriam y otros valiosos dirigentes, cuadros, militantes, combatientes y masas, muchos de los cuales han sido asesinados apenas detenidos. Pero desde ya les decimos que no va a quedar impune todo el daño que han hecho y siguen haciendo a la revolución, sepan que al igual que sus amos ha de pagar y con creces todos los crímenes cometidos". Se pinta de cuerpo entero, se muestra esmerado cultor del viejo método reaccionario: gritar; ahí va el ladrón; miente, miente que algo queda; y vociferar amenazas todo ello heredado y muy usado por el revisionismo. Más yendo al fondo de la cuestión ¿quién y quiénes se opusieron al traslado de la Dirección al campo? ¿por qué el Estado Mayor general no cumplió con la primera tarea que le fue encomendada, la de concretar el traslado de la dirección al campo? ¿a quién estuvimos esperando más de un mes para hacer la tercera sesión del CC, la principal y remate del III Pleno y no llegó hasta que cogieron al Presidente Gonzalo y la Dirección Central? De eso debe hablar el c. Feliciano y, principalmente de su responsabilidad y la de sus secuaces. A todas luces, él como otros quieren escabullirse de la responsabilidad que le es ineludible.

Asimismo, ligado al fundamental y principal problema del Partido que, los revisionistas y escisionistas quieren ocultar, en su documento escribe: "En esta compleja situación nacional e internacional, es al proletariado peruano, a quien hoy le compete dirigir y garantizar su rumbo, a través del Partido Comunista... algunos dirigentes, cuadros o militantes podrían faltar o hasta desaparecer, pero aún con el inmenso dolor y la consternación que eso nos pudiera causar, el deber y la obligación del Partido es proseguir su batallar indoblegable" y "los revisionistas podridos de la línea oportunista de derecha, usando arteramente los problemas ocurridos han llegado a negar la capacidad y el papel del Partido como dirección de la revolución. Por eso es que el CC se reafirma en que el PCP guiándose por el marxismo-leninismo-maoísmo, pensamiento Gonzalo es el heroico combatiente que dirige y garantiza el rumbo de la revolución".

Aparte de las demagógicas lágrimas de cocodrilo y la prestidigitación que hace escarnio de los principios de la ideología del proletariado y del pensamiento Gonzalo cuyas ideas y palabras siguen saqueando y torciendo, sacándolas de su contexto para proseguir su sucio tráfico revisionista; Reiteramos: una vez más el c. Feliciano cabeza del Bloque Escisionista quebrado y de la línea revisionista desenmascarada, redactor del documento y sus secuaces no ven ni analizan la realidad concreta. No ven los problemas ni el principal, el de dirección, ni lo que implicó la detención del Presidente Gonzalo y la dirección central del Partido y por tanto de la guerra popular, ni el giro estratégico que derivó y, persistiendo en la línea revisionista siguen llevando cada vez más la guerra popular a la derrota y el Partido a su destrucción. Y, lo que es insoslayable, pretenden encubrir su propia responsabilidad en la detención de septiembre 92.

Para concluir es muy expresivo lo que sigue: "el revisionismo es el peligro principal para el Partido y la revolución... si la reacción pudo hace algún daño a la revolución en nuestro país desde el 92, fue porque el revisionismo le ayudó, le sirvió, le facilitó las cosas; es una seria lección que nunca debemos olvidar. Por lo tanto si barremos totalmente el revisionismo y terminamos d depurar nuestras filas encarnando a fondo la base de unidad partidaria, en medio de la guerra popular, nos fortaleceremos y seremos invencibles".

Aparte de tener en cuenta lo que al iniciar dijimos sobre la BUP y de señalar la invocación fraseológica de "base de unidad partidaria" que en boca revisionista no es más que frase encubridora y engaña incautos, llama a mucha extrañeza que en este párrafo en el cual se llama a combatir el revisionismo (recuérdese lo que el Presidente Mao decía ser marxista y no revisionista, ligando estos dos aspectos de la contradicción jamás separable, menos cuando se llama a luchar en el Partido contra el revisionismo) no se plantea tomar el marxismo-leninismo-maoísmo, y el pensamiento Gonzalo para combatir el revisionismo. ¡Extraño, muy extraño!, pero sumamente expresivo y mueve a preguntarse ¿el c. Feliciano y sus secuaces han pasado abiertamente a renegar del pensamiento Gonzalo y de la jefatura del Presidente Gonzalo? ¿han comenzado abiertamente, y con omisiones tan notorias a apartarse del marxismo-leninismo-maoísmo? Así es, y el camino se despeja más; hoy el revisionismo desenmascarado comienza a expresarse abiertamente.

Y si es que hay alguna duda, véanse las cinco consignas con la que termina el documento ¿por qué no hay ninguna que diga ¡Gloria al marxismo-leninismo-maoísmo!? ¿por qué no hay ninguna sobre la defensa de la jefatura o ya no es necesario?; e incluso si es un documento sobre el XV Aniversario ¿por qué ninguna dice ¡Viva la invencibilidad de la guerra popular!?

Aunque no esté en el documento, pero para comprender cómo la guerra popular ha sido transformada en una guerra militarista burguesa, es necesario comentar las últimas informaciones difundidas por los medios de comunicación sobre el Ene, Vizcatán, Razuhuillca, así como otras sobre las acciones militares desenvueltas en los diversos Comités que a las claras muestran pérdida completa de iniciativa, y recuérdese quien pierde iniciativa juega dentro del plan del enemigo, así como defensa pasiva, etc., aquí, en este momento, destaquemos sólo las llamadas "zonas inexpugnables", esas "fortificaciones" en lugares remotos, supuestamente en lugares inaccesibles, ese emboscarse entre árboles olvidándose que la guerra popular es guerra de masas y que es en ella donde hay que emboscarse, y que la guerra lejos de ellas no es guerra popular.

En el año 1968 combatimos el castrismo, cuando difundimos un documento sobre el camino cubano que tanto se nos atacó y, como es evidente, las "zonas inexpugnables" no es sino una rama de ese tronco opuesto al camino de la guerra popular, cuya médula son las bases de apoyo, esto lo sabemos del 68 por lo menos en el Partido, incluso los feristas, pues entre ellos difundimos bastante el documento. En la preparación del inicio de la guerra popular hemos deslindado campos y combatido esas "zonas inexpugnables", cuando criticamos fundadamente al estudiar la lucha armada del MIR, así como también criticamos el desenvolvimiento de las guerrillas miristas del centro dirigidas por Lobatón y, piénsese bien y recuérdese como esa acción tuvo tres momento en la sierra, en la ceja de selva y en la selva, y cómo de nada le sirvieron las "zonas inexpugnables"; y ¿a dónde lleva todo esto? Baste decir en este momento por los estudios desarrollados en reuniones partidarias y de la escuela militar comprendimos la realidad del principio militar que dice donde llega un hombre llega otro. Y, lo que es fundamental y más trascendente, el Presidente Mao Tse Tung, como todos sabemos, condensó en pocas palabras la guerra popular y nos enseñó: 2ellos combaten a su manera y nosotros a la nuestra"; esto quiere decir, y nunca debemos olvidar que tenemos una ideología proletaria, un programa de revolución democrática en nuestro caso una línea política general, una línea militar, una línea de construcción, una línea de masas, un estilo de trabajo, etc. En síntesis, una manera propia de hacer las cosas y, en lo específico que comenzamos una guerra popular, reiteramos jamás debemos apartarnos de ella. Las informaciones, las noticias muestran un abandono de esa gran condensación de la guerra popular hecha por el Presidente Mao; así, es evidente que la línea revisionista y el Bloque Escisionista han abandonado "luchar a nuestra manera" y guiándose por una línea militarista burguesa hunden cada día la guerra en la derrota y al Partido en su destrucción.

Así, pues, la línea militarista burguesa, médula de la línea revisionista del Bloque Escisionista ya quebrado que encabeza el c. Feliciano, está más desenmascarada en la aplicación de las llamadas "zonas inexpugnables" que, reiteramos, fracasaron estruendosamente en las guerrillas del 65, posición criticada por el Partido desde ese entonces y, muy especialmente en la preparación e inicio de la guerra popular y en otras ocasiones en la lucha contra la oposición a construir y desarrollar bases de apoyo, cuestión que se volvió a criticar al c. Feliciano en el Congreso del Partido, así como su errantismo persistente, ligados ambos al soslayamiento del trabajo de masa y la construcción de los tres instrumentos; y especialmente su choque y oposición a lo específico de nuestra guerra popular, partiendo de seguir el camino de cercar las ciudades desde el campo, tomando este como principal y las ciudades como complemento y sus demás formas específicas, parte sustantiva del pensamiento Gonzalo. En síntesis, pues, posiciones totalmente opuestas al marxismo-leninismo-maoísmo y al pensamiento Gonzalo.

El documento "¡Contra la dictadura genocida y vendepatria persistir en la guerra popular!" redactado por el c. Feliciano y principalmente las acciones que conduce, como lo prueban los tres últimos años, en especial del 93 a hoy, muestran palmariamente cómo el c. Feliciano, cabeza de la línea revisionista y del Bloque Escisionista está deviniendo en un recalcitrante e impenitente revisionista.

(Notas de exposición del Presidente Gonzalo, sin corregir)

15 de Octubre de 1995


(*) falta este párrafo en la pag. 5

“Nuestras posiciones sobre la lucha de clases a nivel mundial están claras en nuestros documentos; estúdieselos y arrásese con sus verdades la línea revisionista del c. Feliciano y sus secuaces revisionistas del Bloque Escisionista”.

1 El Presidente Gonzalo se refiere a como el c. Feliciano trafica usando partes del documento del II Pleno particularmente ocultando planteamientos fundamentales.



© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS