¡Contra las eleccciones, no votar! ¡Defender los derechos del pueblo!
Fecha: 1998 10 01
Grupo: Partido Comunista del Perú (PCP)
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


¡CONTRA LAS ELECCIONES, NO VOTAR! ¡DEFENDER LOS DERECHOS DEL PUEBLO!


"A los oprimidos se les autoriza una vez cada muchos años escoger qué miembros de la clase opresora ha de representarlos y aplastarlos en el parlamento"

Marx"



Las elecciones son un medio de dominación de terratenientes y grandes burgueses, no son para el pueblo instrumento de transformación, ni medio para derrocar el poder de los dominantes."

Presidente Gonzalo



Los comunistas combatientes y masas del Partido Comunista del Perú, prisioneros de guerra de la Luminosa Trinchera de Combate de Canto Grande, nos reafirmamos férrea y decididamente en cerrar filas en torno al Presidente Gonzalo, Jefatura única e insustituible del Partido y la Revolución, y en torno de la Dirección Central y la línea proletaria marxista-leninista-maoísta, pensamiento Gonzalo, asumimos y aplicamos firmemente el llamamiento del Presidente Gonzalo y la camarada Miriam de ¡Enarbolando el pensamiento Gonzalo nuestra arma ideológica, estratégica, específica y principal: Defender la unidad del Partido, Arrasar la línea revisionista y Demoler el Bloque Escisionista, nos reafirmamos en aferrar e imponer la justa y correcta política establecida por el Presidente Gonzalo, de ¡Seguir luchando por un Acuerdo de Paz y Sentar Bases para el II Congreso!, en la que Sentar Bases para el II Congreso es principal, exigimos la presentación del Presidente Gonzalo ante la prensa nacional e internacional a fin de que fundamente públicamente la sólida posición de la línea proletaria, cuestión clave y decisiva para que quienes aún se oponen se corrijan y pasen a apoyar la lucha por un Acuerdo de Paz y Sentar Bases para el II Congreso y demandamos la prosecución de la Ronda de Conversaciones en función de concretar el Acuerdo de Paz. Con júbilo comunista y revolucionario, saludamos el 70 Aniversario del Partido Comunista del Perú, fundado por José Carlos Mariátegui el 7 de octubre de 1928, aniversario que se cumple dentro del grandioso marco de los 150 años de la Revolución Proletaria Mundial, con los cuales desde 1848, con la aparición del Manifiesto Comunista, escrito por Marx y Engels, se está cumpliendo con éxito dentro de 1998, la primera, grandiosa e imborrable etapa de la Revolución Proletaria Mundial que en una escalera de victorias y fracasos va levantando peldaños de la marcha inexorable del mundo al comunismo.



Como comunistas, maoístas, soldados del proletariado, nos dirigimos al proletariado y pueblos peruanos para hacer pública, nuestra posición frente a la actual coyuntura política en el país que, específicamente en estos momentos, está marcada por un nuevo proceso electoral que está moviendo el Estado peruano, a través del gobierno de turno y su comparsa de acólitos, organizaciones revisionistas, oportunistas, arribistas; sus grandes imperialistas y la reacción, buscando envolver y jalar al pueblo, tras la cola y los intereses de la gran burguesía y los terratenientes, clases dominantes que oprimen y explotan a las grandes mayorías del pueblo peruano.



El Presidente Gonzalo nos enseña que el camino burocrático, que es el camino de los grandes burgueses y terratenientes, bajo dominio del imperialismo es totalmente opuesto y antagónico al camino democrático (camino del pueblo, dirigido por el proletariado), y nos enseña que ese tal camino burocrático viene impulsando desde inicios de los 90, un largo plan de liberalismo y prolongado gobierno de concentración absoluta del poder para evolucionar el capitalismo burocrático dentro del sistema imperialista y sus actuales orientaciones y exigencias. Es en este contexto político puntual que debemos situar al actual proceso electoral impulsado por las clases dominantes (en las que indubitablemente se encuentra la llamada "oposición" y todos los oportunistas y lacayos, defensores de este viejo sistema), que trafican con las necesidades y los intereses de las masas populares, creando falsas expectativas y viejas ilusiones parlamentarias en parte del pueblo, con falaces promesas y demagogia de dádivas y "regalos" para obtener los votos, hoy en función de los gobiernos locales y municipales, pero principalmente con miras a ganar las elecciones generales de la presidencia de la república y de los curules parlamentarios en el año 2,000. Como podemos observar, en esta coyuntura electoral específica de octubre 98 están en el centro del juego político la reelección de A. Fujimori, el referéndum (que ha fracasado por las maniobras del gobierno lo que expresa nítidamente su política de concentración absoluta del poder) y todos los discursos, encuestas, campañas y componendas de toda laya con que pretenden envolver al pueblo peruano.



El largo plan de liberalismo y prolongado gobierno de concentración absoluta del poder en el ejecutivo, es lo que el gobierno de Fujimori, con apoyo de las fuerzas armadas, encarna y lleva adelante y que con las bases económicas puestas, los avances logrados en la reestructuración estatal y los éxitos alcanzados contra la guerra popular, no solo han viabilizado el camino burocrático, sino que como resultado político específico, ha llevado a la reelección de Fujimori en el 95 y le ha salido nueva perspectiva de reelección, -dentro de su necesidad de prolongado gobierno de concentración absoluta del poder- en el 2,000. Y, como lo vemos cada día en el actual proceso electoral, esta cuestión de la reelección es el punto central de la contienda electorera entre las fuerzas del "oficialismo" y la llamada "oposición" que no es extraña ni ajena al camino burocrático y se opone a la reelección en su colusión y pugna por el reparto de la torta del poder dentro de la propia gran burguesía, oponiendo simplemente algunas divergencias en el como llevar adelante los planes y programas económicos y aplicando la vieja "leal oposición a su majestad". Así queda sumamente claro que toda acción dentro del proceso electoral movida por el estado peruano y esa "lucha" por el referéndum, por la "democracia" y contra la "dictadura", no es, de ninguna manera oposición del pueblo ni mucho menos política del camino democrático.



En ese desbocado proceso electoral -que es uno más de los que impulsa cada cierto tiempo el Estado con sus clases dominantes- busca, ahora, sacar el máximo provecho del debilitamiento del camino democrático y de la compleja difícil y riesgosa situación que enfrenta nuestro Partido Comunista del Perú, con el decisivo problema de dirección proletaria derivados de la detención del Presidente Gonzalo y la Dirección Central en 1992. Así, en este proceso estamos viendo como sucede en ya más de un siglo en el Perú. Cómo los oportunistas y arribistas de todo color político se aprestan a proseguir cabalgando sobre los hombros del pueblo, levantando viejas banderas burguesas, como "defensa de la democracia", "contra la dictadura" para ocultar la cruel opresión política y la inicua explotación que enfrenta, día a día, el pueblo. Debemos estar bien claros en cuanto a que la democracia y la dictadura son democracia de clase y dictadura de clase. Desde Marx y Lenin se nos ha enseñado que debemos prepararnos ¿democracia de quien y para quién?". En esto querido pueblo peruano debes ver que la "democracia" que hoy te piden defender y refrendar convocándote a votar no es sino la democracia burguesa, esa misma democracia que hace engordar y acumular cada vez más riqueza a los burgueses y terratenientes, pero, esa misma democracia, para los grandes mayorías del pueblo genera cada día más creciente hambre, miseria, desempleo, despidos, salarios de hambre, abismal inseguridad económica y social y que, con el nuevo plan de liberalismo y la llamada "globalización" de la economía y la producción, impuesto por el imperialismo, ensancha aceleradamente la brecha abismal entre la insultante riqueza de unos pocos y la más insólita miseria en el mundo. Esta democracia es la que hace que millones de familias no tengan ni siquiera un pedazo de pan que llevarse a la boca y que a diario aumente, la muerte de miles y miles por desnutrición e inanición, por tuberculosis, ya crónica en el pueblo, y por otras enfermedades que las masas no pueden curarse por inexistencia de una mínima y eficaz asistencia médica y porque las medicinas tienen los precios por las nubes y que, por tanto, son inalcanzables para los millones y millones de masas pobres. Esa democracia burguesa que hoy te piden avalar con tu voto es la que genera que 80 mil niños mueran en el Perú (y en el mundo son 15 millones) antes de cumplir un año de edad, cada doce meses. Pueblo peruano, tu lo sabes, porque lo vives y lo sufres cada día, que esa democracia burguesa que te llaman a defender no sirve a tus intereses ni a resolver tus más elementales necesidades. Te están cantaleando que ahora es la juventud la que está saliendo a las calles a defender la democracia, pero tú palpas y sabes como este sistema "democrático" viene generando una enorme desocupación dentro de las masas jóvenes del campo y la ciudad y que, con nuevas leyes de trabajo instauran una tremenda sobreexplotación de la mano de obra de los jóvenes que consiguen trabajo precario y pésimamente remunerado.



Nos dicen que ésta democracia se fundamenta en tu derecho de votar libremente, pero te obligan a ir a las urnas y te amenazan con multas elevadas que no puedes pagar, y cuyo monto generará un ingreso, producto de la opresión política, a las arcas del viejo Estado. Debes ver así, pueblo peruano, que las elecciones solo sirven, para preservar la dominación de los grandes burgueses y terratenientes dentro de los planes del imperialismo, principalmente del imperialismo yanqui gendarme hegemónico único en el mundo. Estas elecciones, pues, no constituyen instrumento de transformación para el pueblo ni un medio para conquistar el poder. Todo esto debes analizar, pueblo peruano, desenmascarar, rechazar y combatir, moviendo la necesidad del verdadero cambio que tú tienes, vienen a pedir tu voto o te obligan a ir a las urnas dice para que los "candidatos de tu preferencia lleguen al poder". Nosotros nos reafirmamos en lo que nos enseña el Presidente Gonzalo que "el poder nace del fusil" y que la violencia revolucionaria y el cretinismo parlamentario forman una contradicción antagónica y que el proletariado solo podrá conquistar el poder a través de la violencia revolucionaria expresada en guerra popular que es la teoría militar del proletariado, la misma que debe ser dirigida por un Partido Comunista guiado por la invicta ideología del proletariado. El principio de la violencia revolucionaria es válido, pero sabemos que no basta el principio, sino que hay que ver su aplicación concreta, es decir, una guerra se inicia, se mantiene y desarrolla siempre que sea posible, que las condiciones concretas la hagan posible. En nuestro caso, ha sido el propio desarrollo de la lucha de clases, la que nos ha impuesto la necesidad de terminar la guerra iniciada el 80, y venimos bregando por terminarla a través de un Acuerdo de Paz que aún es posible. Terminar la guerra popular es lo que la realidad exige y es derivado del giro estratégico que implicó la detención del Presidente Gonzalo y la Dirección Central, el golpe más duro vivido por nuestro Partido. Nuestro empeño hoy día es que el Partido no se destruya, que no desaparezca con el término de la guerra, sino que prosiga su acción en nuevas circunstancias, bregando por ser eje de la Revolución Peruana y gozne de la Revolución Proletaria Mundial en el repliegue político general de la Revolución Proletaria Mundial y repliegue político y militar de la Revolución Peruana. Sabemos que las condiciones son adversas, complejas, difíciles tanto a nivel internacional como nacional, de esto el imperialismo y la reacción mundial busca sacar el máximo provecho soñando con perpetuar su podrido sistema por siempre.



Nos reafirmamos en la Gran Ley de la Lucha de Clases, en que existe lucha todos los días, sigue desarrollándose y tiene manifestaciones por ejemplo, en el país podemos constatar que la opresión y explotación prosigue y el pueblo combate contra ellos pues jamás dejará de luchar, pero hoy no hay un movimiento popular fuerte ni organizado, la reacción siembra apoliticismo para que centren en su interés propio, es una podre ideológica individualista, así como vuelve a enarbolar el "apartidismo" podrida tesis que en esencia apunta contra el Partido del proletariado. Por su parte las "revolucionarios" imprimen posiciones no proletarias y el revisionismo, los politicastros y arribistas vuelven a sembrar electorerismo, traficando con las necesidades del pueblo y persistiendo en su negro e infame papel de cabalgar sobre las masas. Así, lo real es que para salir de su debilidad el movimiento de masas requiere de la dirección de nuestro Partido para que las dirija y les de rumbo correcto, además requiere de dirigentes, verdaderos representantes de la clase que le impriman una línea sindical clasista. Pero resolver esta situación demanda tiempo, por lo que las masas seguirán soportando la crisis pero ellas no dejarán de luchar, y en lo profundo de las aguas generarán sus dirigentes de clase, sus dirigentes de masas y nuestro propio Partido generará sus dirigentes afincados en la Nueva Gran Estrategia Política y con la luz del pensamiento Gonzalo nuestra arma ideológica estratégica, específica y principal, luchando, fracasando y volviendo a luchar por el Poder conquistará sus objetivos rumbo al comunismo, luminosa meta final de toda la humanidad.



A nosotros se nos ha enseñado que en estos tiempos de repliegue usemos la palabra como arma de combate para que arme la mente y las manos. El Presidente Gonzalo nos dice que "ahora tenemos problemas, pero nadie nos impedirá usar la crítica de fondo: la crítica de las armas, a la que el pueblo y el proletariado llegarán y entretejidos establecerán la guerra popular y así se tejerá el futuro de los pueblos y del mundo". Con esa luz del pensamiento Gonzalo, nuestra arma ideológica estratégica, específica y principal, como militantes y revolucionarios del Partido Comunista del Perú, rechazamos, condenamos y combatimos el actual proceso electoral de octubre y todos los que cada cierto tiempo, mueve e impulsa el viejo Estado peruano para preservar la dominación de los burgueses y terratenientes y con la voz de la política específica del Partido planteamos: ¡contra las elecciones, no votar!, ¡Defender los derechos de pueblo! dentro de los cuales está el derecho político por excelencia de luchar por una nueva sociedad de verdadera justicia y libertad en el mundo.



¡Viva el Presidente Gonzalo, Jefatura del Partido y la Revolución continuador de Marx, Lenin y el Presidente Mao Tse-Tung, centro de unificación partidaria y garantía de triunfo hasta el comunismo!



¡Seguir luchando por un Acuerdo de Paz, que ponga término a la guerra y Sentar Bases para el II Congreso!

¡Enarbolando el pensamiento Gonzalo, nuestra arma ideológica estratégica, específica y principal.

Defender la unidad del Partido, Arrasar la línea revisionista y Demoler el Bloque Escisionista!

¡Gloria al marxismo-leninismo-maoísmo!

¡Viva los 150 años, primera, grandiosa e imborrable etapa de la Revolución Proletaria Mundial!

¡Exigimos la presentación pública del Presidente Gonzalo, para que fundamente la lucha por un Acuerdo de Paz!

¡Contra las elecciones, no votar!

¡Defender los derechos del pueblo!


Octubre 98

Comité de Dirección Luminosa Trinchera de Combate Canto Grande


© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS