¡Defender la jefatura del Presidente Gonzalo! ¡Combatir la campaña negra e inconstitucional en la base naval del Callao!
Fecha: 2004 11 01
Grupo: Partido Comunista del Perú (PCP)
País: Peru
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


¡Proletarios de todos los países, uníos!

¡DEFENDER LA JEFATURA DEL PRESIDENTE GONZALO!
¡COMBATIR LA CAMPAÑA NEGRA Y EL JUICIO ILEGAL E INCONSTITUCIONAL EN LA BASE NAVAL DEL CALLAO!

Al proletariado y pueblo peruano,
A la opinión pública nacional e internacional.

En las últimas semanas nuevamente el régimen proimperialista y antipopular de Toledo ha desatado una campaña negra, centrando su ataque infame contra el Presidente Gonzalo y Camarada Miriam. A esta campaña negra, promovida por el imperialismo y la reacción peruana y desenvuelta a través de algunos medios de comunicación masiva, a los que se han sumado conocidos personajes que han medrado con la guerra y siguen traficando con ella, y algunos mediocres y frustrados pretendientes de puestos públicos o agentes de inteligencia desplazados, que fungen de “analistas políticos” y ofrecen sus servicios prediciendo catástrofes y subastando recetas para conjurarlas.

El desenfreno reaccionario y las infamias que lanzan contra el Presidente Gonzalo y el Partido Comunista del Perú, además que desnudan totalmente a los promotores de tal campaña negra de su falsa condición de “demócratas” y muestran su real catadura reaccionaria, son una cortina de humo para pretender ocultar la grave crisis social e inestabilidad política que sacude el país, que se profundizan mostrando la caducidad del Estado peruano, tercera década de crisis general y fracaso del capitalismo burocrático; crisis social que golpea salvajemente a las masas populares hundiéndolas en el hambre y la miseria, la desocupación y el abandono, y enriquece desenfrenadamente a un puñado de explotadores; política proimperialista norteamericana de Toledo que prosiguiendo la de anteriores regímenes lleva a la ruina la agricultura y destruye la industria nacional, que pone en serio riesgo la soberanía nacional y está llevando a la desintegración de la sociedad peruana. Con la campaña negra se busca distraer a las masas y encubrir la violación y negación de sus demandas y derechos fundamentales de la población y se usa para justificar y acentuar la represión, tras “mano dura”, “principio de autoridad”, esto es el endurecimiento del régimen, la respuesta brutal y aplastamiento sangriento de la justa y necesaria lucha popular, así como la nueva cacería de revolucionarios o de cualquiera que discrepe con la política entreguista y servil del régimen, el encarcelamiento de dirigentes populares, la persecución –similar a la de la Inquisición– en centros escolares, universidades, instituciones publicas, para expulsar o poner en prisión por razón de las ideas, para proseguir la caza de decenas de miles de requisitoriados, reprimir y proscribir políticamente a los prisioneros liberados.

Inspiran su campaña negra en la política antiterrorista de Bush, que siguen a pie juntillas, en función de las pugnas y afanes electorales y contiendas de grupos en las clases dominantes, pretendiendo poner al Presidente Gonzalo y Camarada Miriam en las peores condiciones para afrontar los juicios en los tribunales del fuero antiterrorista, y para ello buscando golpearlos política, jurídica y moralmente, lograr una opinión pública favorable que aplauda la sentencia dispuesta previamente por el gobierno; las medidas restrictivas que maquinan, la regresión completa del régimen penitenciario manteniendo penales de odio y venganza como el de la Base Naval del Callao o el de Piedras Gordas que van a inaugurar, régimen de aislamiento absoluto y de aniquilamiento de prisioneros.

Hoy, la campaña negra reedita la infamia de siempre, que incluso refutada por la realidad o desmentida por autoridades penitenciarias, son repetidas con la lógica reaccionaria de “miente, miente, que algo queda”. Cínicamente hablan de “gollerias”, “privilegios”, “prisión dorada” para el Presidente Gonzalo y Camarada Miriam, cuando el Penal militar de la Base Naval del Callao, es un régimen siniestro al que hemos combatido siempre exigiendo su cierre; régimen ilegal e inconstitucional no solo por mantener a civiles en una prisión militar, en contra de expresas normas y tratados internacionales, (corroborado por diversos organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos o Defensoría del Pueblo) sino porque es un régimen de reducción y aislamiento y aniquilamiento sistemático y sofisticado, que niega derechos fundamentales como el derecho a la socialización al reducir la visita familiar a familiares directos y restringen la de otros familiares y amigos (el Presidente Gonzalo no ha tenido por ello visita en mas de 12 años, y a la Camarada Miriam le han impedido últimamente ver a sus hijos usando argucias burocráticas); régimen que niega la posibilidad de vínculos académicos, el derecho al estudio profesional, el trabajo ideológico, el estudio de las ciencias sociales, tras tildar toda investigación social como “material terrorista”, que niega el derecho de expresión, opinión y difusión de ideas, trabajos de investigación científica, etc.

Cínica, malévola y morbosamente, presentan la presencia de Camarada Miriam junto al Presidente Gonzalo, como producto de una concesión política o un privilegio “inadmisible”, cuando fue el Estado peruano que los entregó en “custodia” a las Fuerzas Armadas, alegando razones de “seguridad nacional” por ser Camarada Miriam la segunda dirigente del Partido Comunista del Perú, mientras primero maquinaban asesinarlos y posteriormente aislarlos de por vida; ocultan que contra todo ello hemos combatido exigiendo por más de una década que se respeten sus derechos fundamentales, se cierre el Penal Militar de la Base Naval del Callao y se los traslade a un penal civil; distorsionan calumniosamente el derecho que tienen los prisioneros de guerra de compartir la prisión, tal cual lo estipula los Convenios de Ginebra para prisioneros civiles.

Como en los tiempos de la Inquisición, se sataniza el tener acceso a periódicos, libros, radios, mientras hipócritamente se llama a debate ideológico y político –en los hechos y durante 12 años– se han negado el derecho del Presidente Gonzalo y Camarada Miriam a responder públicamente a las infamias que se lanzan contra ellos cotidianamente, y a plantear los sólidos fundamentos y razones que guían nuestra acción política. El pánico que se imputa y atribuye es el que tienen los promotores de la campaña negra que temen que las masas escuchen directamente al Presidente Gonzalo Jefatura del Partido Comunista del Perú y la Revolución peruana, a que la verdad histórica de la guerra popular se abra paso, buscan imponer la impunidad de la política genocida que ha aplicado el Estado peruano en su guerra contrasubversiva.

Pero ¿cuál es el objetivo central de toda esa siniestra campaña negra? es la de generar opinión pública que justifique el juicio ilegal e inconstitucional que se ha iniciado el 5 de noviembre en la Base Naval del Callao con el claro propósito político de que el fuero antiterrorista de excepción, sentencie a cadena perpetua a como de lugar, tramando la impunidad de la política genocida del Estado peruano; para ello maniobran para eludir las fundamentadas y justas Acciones de Habeas Corpus interpuestas por haberse excedido en demasía el plazo razonable de detención y tener la obligación de otorgar la libertad, y buscan pretextos para dilatar el tiempo frente a la exigencia de organismos como la Corte Interamericana de Derechos Humanos hechas al Estado para que ajuste la actual legislación antisubversiva que choca con normas y tratados internacionales, es ilegal e inconstitucional y viola flagrantemente los derechos constitucionales como son la libertad y la seguridad personales, un juicio justo, debido proceso, irrestricto derecho de defensa, ser juzgado en plazo razonable, presunción de inocencia, no ser encarcelado arbitrariamente y no retroactividad en forma maligna de la ley penal.

Por todo ello nos reafirmamos una vez más en nuestro cierre de filas y defensa resuelta de la Jefatura del Presidente Gonzalo, en defender la ideología del proletariado el marxismo–leninismo–maoísmo y el pensamiento gonzalo en seguir luchando por la Solución Política a los problemas derivados de la guerra, en combatir por la auténtica verdad histórica de la guerra popular y no a la impunidad del genocidio, enarbolando nuestro derecho de actuar políticamente junto al pueblo. Expresamos nuestro repudio y rechazo a la campaña negra del régimen contra el Presidente Gonzalo y Camarada Miriam contra el Partido Comunista del Perú y los prisioneros políticos y de guerra y nuestra condena y combate al ilegal e inconstitucional juicio que contra ellos se inicia. Reafirmamos en seguir bregando con más esfuerzo aún sirviendo al desmoronamiento cabal y completo de la legislación antisubversiva y en enfrentar y aplastar las campañas negras que desatan el imperialismo y la reacción.

¡VIVA EL PRESIDENTE GONZALO JEFATURA ESTRATEGICA Y DECISIVA DEL PARTIDO Y LA REVOLUCIÓN!

¡VIVA EL PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ!

¡LUCHAR POR LA SOLUCIÓN POLÍTICA A LOS PROBLEMAS DERIVADOS DE LA GUERRA!

¡COMBATIR Y DESENMASCARAR LA CAMPAÑA NEGRA Y EL JUICIO ILEGAL E INCONSTITUCIONAL CONTRA EL PRESIDENTE GONZALO Y CAMARADA MIRIAM!

Perú, noviembre del 2004

PARTIDO COMUNISTA DEL PERÚ

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS