Sin renuncias y con decisión
Fecha: 2018 02 20
Grupo: Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista) / Ejército Popular de Liberación (EPL)
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


SIN RENUNCIAS Y CON DECISIÓN

Un espaldarazo y apoyo rotundo a las propuestas democráticas que vienen presentando los candidatos populares que apoyamos en esta contienda electoral destaca la acogida al ingente llamado que nuestro partido realiza hoy a los líderes sociales, organizaciones comunitarias y al pueblo en general en esta coyuntura que coloca como principal escenario, la elección de nuevo parlamento el próximo 11 de marzo, así como las elección del nuevo Presidente del República, que según la normatividad y calendario establecido deberá registrase en dos vueltas, la primera de ellas el 27 de mayo y la segunda el 17 de junio si el candidato ganador en primera vuelta no obtiene más de la mitad de los votos válidos, situación que según la ley obliga a una segunda vuelta con los dos candidatos de mayor votación.

Apoyo irrestricto a ese conjunto de líderes que sorteando las múltiples trabas que les impone el antidemocrático sistema electoral colombiano han decidido lanzarse a una competencia desigual y dominada por la oligarquía, los medios y los grandes monopolios, a presentar salidas y propuestas de país, en medio de una compleja situación como la que vive el país caracterizada por la agudización del conflicto, el acentuamiento de la crisis y el acelerado crecimiento de la inconformidad popular frente a la corrupción, y en especial frente a un gobierno que sin desparpajo alguno no termina de reprimir y empobrecer al pueblo aplicando medidas que sólo benefician a las grandes elites del poder.

En las calles, en la fábrica, el restaurante, la universidad, la casa el respaldo a los candidatos del pueblo debe seguirse labrando sin renuncias, con ahínco y decisión buscando alcanzar una votación que permita ser punto de referencia y deslinde frente a la estigmatización, el oscurantismo y el populismo que promueven los candidatos de la burguesía y sus partidos tradicionales en medio del debate nacional.

Un rechazo generalizado a la ausencia de garantías, al asesinato de los líderes sociales, a la persecución y represión de nuestras comunidades servirá para desenmascarar al Estado, a todos sus partidos y colaboradores pues en el país se profundiza un proceso de facistización que se contrapone, restringe y niega al libre ejercicio de las libertades y derechos, la democracia y la soberanía popular. A incrementar este rechazo uniéndonos a la denuncia nacional e internacional que hoy se realiza desde diversos espacios y organizaciones llamamos en desarrollo de esta campaña política electoral.

La paz ha sido un bien público mancillado por este gobierno que termina; el nobel a Juan Manuel Santos y los respaldos que siguen expresándole los gobiernos de la región a su política de paz no compaginan en absoluto con la gestión y los resultados alcanzados. La desmovilización y desarme de las FARC, y su conversión en partido político no significa que el conflicto haya terminado; la realidad es clara y demostrativa al presentar un conflicto que todos los día arrecia con mayor número combates, bombardeos y ataques a la población promovidos por las fuerzas militares del Estado.

La solución política al conflicto sigue siendo la salida y ella no puede seguir interpretándose como la renuncia al derecho de rebelión frente a la antidemocracia e injusticia social reinante en el país, por el contrario ella llama a desbrozar en medio de una amplio debate político nacional el cúmulo de transformaciones que hoy reclama el país como camino para el logro de una verdadera paz con justicia social. La campaña electoral que hoy desarrollan las fuerzas y líderes democráticos que insisten en una propuesta de gobierno centrada en el diálogo para la solución política del conflicto, así como en el desarrollo de un cambio en el andamiaje económico, político y social de la nación merecen de nuestro partido, la comunidad y sus organizaciones el más ferviente respaldo.

La propuesta de una Asamblea Nacional Constituyente, de una amplia raigambre democrática y participación popular es una seria e importante alternativa a agitar en esta campaña, que no puede dejar de señalar la perspectiva de que sólo el torrente y la movilización popular permitirán su convocatoria. La presentación de la propuesta significa en esos términos desenmascarar y rechazar las propuestas de constituyente que sectores burgueses hoy plantean para afinar la aplicación de la política neoliberal, profundizar la dependencia, limitar las libertades y derechos en relieve de la fascistización del país e imponer mayores cargas económicas al pueblo. La propuesta política de las campañas populares en esa orbita significa no más exclusión, desigualdad e injusticia social.

La campaña de los líderes populares en ese sentido expresa y resalta el apoyo las acciones que adelantan las comunidades en pro a la conquista de soluciones a los grandes problemas que padece hoy la población colombiana en materia de salud, trabajo, educación, vivienda, recreación y derecho a definir sobre su territorio y un ambiente sano. Apoyar “Un buen vivir” es la consigna que resume el programa de líderes populares en esta contienda electoral.

Son muchas las afujías del pueblo y el panorama es bastante sombrío y desolador si tenemos en cuenta que la políticas y medidas que plantean la mayoría de los candidatos, tanto al Congreso como la Presidencia de la República, enfatizan en más de lo mismo, mayor endeudamiento, privatizaciones, más impuestos, menos beneficios sociales en un modelo que no deja de enfatizar en la política neoliberal y el privilegio a la explotación y exportación de materias primas, principalmente de petróleo, oro y carbón. No es descabellado y mucho menos populismo plantear en consecuencia que la campaña de los líderes populares hoy se sustenta en una lectura del país en la que nos oponemos al continuismo enfatizando en defender las reivindicaciones y aspiraciones populares.

El pueblo lo dice y tiene la razón no más hambre, miseria y represión. Con la certidumbre del cambio, la confianza en las fuerzas del pueblo y el optimismo que debe caracterizar a todos los hombres y mujeres que luchan por un mundo mejor, el llamamiento que hace el partido y el EPL es a no renunciar manteniéndonos con decisión en la lucha por una Patria Nueva, Soberana y Democrática.

¡El pueblo unido… jamás será vencido!

¡Por una Patria Nueva, Soberana y Democrática... apoyar al candidato popular!

¡No a la corrupción y el continuismo… Si a la lucha por el cambio democrático de la Nación!

Comité Ejecutivo Central
Partido Comunista de Colombia (marxista-leninista)

Bogotá, febrero 20 de 2018

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS