Entrevista al Comandante Hugo
Fecha: 1999 10 20
Grupo: Milicias 6 y 7 de Noviembre
País: Colombia
Categoria : Comunicado
 Logo del Grupo:


 Ficheros del Artículo:

Este Comunicado no posee ningun fichero


ENTREVISTA AL COMANDANTE HUGO, MILICIAS 6 Y 7 DE NOVIEMBRE

Lugar: Barrio La Sierra
Fecha: 20/10/99

Por Arleison Arcos Rivas

- Vos que llevás como un buen ratico aquí, ¿como entendés tu participación en un proyecto como este?

HUGO:- uno ve las cosas desde varios puntos, todo el proyecto de nosotros viene a recuperar todo lo que eran las milicias cuando surgieron, cuando hoy por hoy ya no somos milicias somos comandos creemos que el parte de milicias no lo ejercemos.

- Pero ¿por qué dices que lo de milicias no lo ejercen, que significaba para usted milicias que ahora los lleva a llamarse comandos como tal, que diferencia encontrar entre el uno y el otro entonces?

HUGO:- la diferencia es más política, cuando las milicias nacen, nacen por unos ideales mas políticos, pero se fue transformando en simplemente en comandos de acción en eso nos transformamos todos, comandos de acción simplemente, y se empezó a descuidar pienso yo o por la misma forma de trabajo que se llevaba no se implementaba lo que realmente se debía implementar en ese momento con la gente.

-¿La idea de llamarse comando es para retornar a esa visión más política o para seguir simplemente en acción?

HUGO:- A ver no, la idea es como rescatar, empezar a rescatar, empezar a trabajar distinto recuperar ese por qué se pierde el asunto de las milicias populares siempre, como le decía que era ya no una proyección muy clara hacia la gente, de un momentico al otro se fue todo esto al suelo. A raíz de los problemas me imagino que fue también, porque eso no fue por los pelaos y eso ni que hubiera descomposición en la organización sino que la división de todo el trabajo todos los cuadros fueron quedando en una o dos partes no más.

- ¿Tantos grupos de milicias dispersos, separados?

HUGO:- si, porque aquí las milicias no eran tantos grupos eran dos y las del valle de Aburrá eran tres, ahora hablamos de diez doce grupos.

-Milicias activas por ejemplo ustedes, y ¿en este sector qué otros grupos?

HUGO:- el lote popular miliciano hacia la noroccidental en este momento, bueno, hacia París de pronto

- ¿Que grupos vos pensás que están en este momento?

HUGO:- ahí hay grupos pequeños. ¿Por qué crees que surgieron las milicias como tal en un momento dado hacia el 83 -84 se conforman estos grupos de milicianos, por qué no antes, por que en ese momento, que pasaba en ese tiempo que hizo que surgieran las milicias? bueno uno lo toma como un mecanismo para hacerse sentir las oportunidades

- ¿Frente a qué?

HUGO:- Frente al estado, por que en ese tiempo existía demasiado problema en la ciudad, sin agua no tanto problema sino de tacañería le llamamos nosotros.

- Sin agua, sin luz, o otro tipo de cosas

HUGO:- Inicialmente eso se implementó frente al interés rentado fue que empezó el trabajo

- Frente a las bandas

HUGO:- eso fue como a raíz de eso, de ahí si se miraron los otros focos, la junta de acción comunal de los grupos y eso, de hacer un poquito de reeducaciones pero eso realmente no se empezó por eso, aunque si existían trabajos de ese tipo, tampoco, pues no había una fuerza armada que lo sostuviera.

- ¿El principal problema entonces fue seguridad?

HUGO:- Si; eso fue lo que paso en ese momento que movió la organización y la actividad de organización en Medellín fue esa, eso por donde uno se metiera, eso era en cualquier barrio en la ciudad que no había arrimadero.

- Surgen como tú dices pero sin embargo en un momento se empiezan a llamar milicias, ¿cómo surge la palabra, por qué se la traen ustedes, aunque la palabra es histórica, por qué se la apropian ustedes?

HUGO:- Esto llega como la raíz del trabajo que tenia organizado la izquierda., los elenos, las FARC, en ese tiempo ellos eran los que tenían la propuesta de llevar milicias a las zonas.

- Pero como pequeños comandos de la guerrilla en la ciudad, sin embargo ustedes en un momento dado cortan por ejemplo con el ELN...

HUGO:- A ver, no es que nosotros cortemos porque siempre ha habido como eso ahí, como nunca se le ha dado final a eso también, o sea todo el mundo maneja como si uno hubiera roto con esa empresa y no es eso, cierto, sino que la empresa tuvo sus problemas internos y a raíz de eso se hizo la división, se separa de la empresa, son dos cosas distintas, cada empresa tenía un frente de trabajo en la ciudad, la empresa tenía un campo, la corriente tenía otro también, a raíz de eso es que cada uno propuso su trabajo, no es que haya habido una división de los comandos en las zonas, ah es que ustedes se van para allá, nosotros nos quedamos aquí, escogiendo pues cual bando es mejor, no eso no fue así sino que cuando ya uno hecho de ver ya eso había una división y cada uno por su lado, los elenos con su gente, la corriente por su gente

- ¿Y ustedes un poco aislados o fusionados con unos de ellos, con los elenos por un tiempo? – con corriente ah y después se separaron, y ¿vos, ustedes por qué en un momento dado toman la decisión, yo me voy a vincular a un grupo de milicias, por qué?

HUGO:- A lo que pasa es que esto es una necesidad, aquí uno cree que no es tanto el porque sino la necesidad de la gente de organizarse, por que es que hay muy poco empleo en este barriecito entonces a raíz de eso fueron naciendo ideas, de hacer algo por la gente y eso.

- Y usted desde su posición, cuando estuvo activo, ¿por qué decidió hacerlo?

HUGO:- yo no preciso por que entré a militar, yo no era precisamente miliciano, yo era uno de los elenos, yo creo que fue un acto de rebeldía, de la juventud y me imagino que es la causa por la cual muchos de los actuales participantes de milicias y de militancia incluso en el campo, en los frentes, pienso que puede ser una causa que todavía es, motiva que la gente ingrese a las filas, entonces ingresar a las milicias mas que decir voy a estar allí, era desde la orientación política era desarrollar este tipo de trabajos

- Entonces la propuesta es mirar un poquito hacia atrás, ¿en el 83 – 84 como surgen las milicias?

HUGO:- yo entiendo mas o menos lo siguiente, hay un reconocimiento de que el conflicto se está centrando en las ciudades, o sea de que el conflicto se vuelve urbano y el acumulado que las guerrillas tenían lo tenían en el campo, ante eso se comienza a mirar como ingresar a las ciudades y como hacer posible la participación de la gente y de las comunidades que si bien no sea militante de una organización si tenga expresiones políticas y militares que confronten al estado y que canalicen toda la protesta y el descontento que se acumula. Y entonces en esa línea, en esa búsqueda aparece el M19 con su propuesta de milicias en la época de negociación del primer momento 84 tal vez y arma muchas comunidades en muchos barrios, aquí cerca en Villa Tina hubo una casa del M 19 y ellos se acercaron inicialmente a los jóvenes en ese tiempo también algunos viciosos, por darles alguna procedencia, digámoslo así, de inmorales y es lo que ocasiona posteriormente que los grupos de milicianos del M19 se conviertan en bandas de delincuencia común muy fortalecidas, que acentúan mas la problemática en los barrios ya no era solo el abandono en dotación de servicios básicos sino también el problema de la seguridad, ya ahí entrando a reconocer esa otra necesidad nueva, yo creo que todas las poblaciones se ponen en esa dinámica de armar comandos urbanos y los elenos comienzan a explorar una posibilidad de milicia, porque se estaban constituyendo otras milicias que eran lideradas por el militante, de otras puertas.

Las milicias que se negociaron acá en medialuna eran fundamentalmente eso esos proyectos, ya luego esta gente estuvo muerta, ya nosotros comenzamos a explorar dentro de la estructura que teníamos en la organización había unos grupos de gente simpatizante de la organización que no eran militantes pero que se podían canalizar para hacer, desarrollar ese tipo de estructuras semiclandestinas y se aprovechan ese tipo de estructuras semiclandestinas para lanzar el proyecto de milicias 6 y 7 de noviembre entonces el proyecto de milicias nace con gente que operaba en todo el sector, desde Caicedo hasta arriba, la milagrosa, por el salvador, pero era un grupo digamos muy reducido, eran diez o doce personas de cada uno de esos barrios, y luego se planteó la necesidad de afianzar la relación con esas comunidades y ampliar la base de las milicias, que esto no sea un grupo como tan selecto sino que convoquemos la gente también a que participe, ahí es cuando se posibilita la participación de la gente de la comunidad de acá en estos sectores de Caicedo, es decir, la sierra, los mira... Iniciamos, arrancamos trabajando con gente adulta fundamentalmente, y en torno a actividades a resolver necesidades de seguridad, muy sentidas de la comunidad, entonces, unas plazas de vicio, unas bandas de delincuentes, no fundamentalmente era eso lo que nos convocaba, y adicionalmente intentábamos articular algunas acciones siquiera que se hacían a las jornadas de protesta que nacionalmente o regionalmente se hacían ahí se le iba introduciendo pues ese matiz político al asunto.

- Pero ahí hay algo, y es que la gente de ordinario dice que son delincuentes, la gente y la oficialidad, ¿ustedes se sienten delincuentes?

HUGO:- al principio nosotros hacemos un trabajo que el estado no es capaz de hacerlo entrar a asegurar, ellos hoy por hoy marquetizan a los muchachos, los denominan grupos al margen de la ley, puros bandidos, para ellos somos bandidos pero para la población civil no lo somos.

- Ustedes se sienten con apoyo comunitario, no lo perdieron en un momento dado

HUGO:- O sea, yo pienso que los errores que se hayan cometido se han ido enmendando poquito a poco también y que eso nos ha permitido todavía sostener hoy por hoy los grupos.

- De pronto a ustedes les criticaban que hacen pura limpieza social, ¿qué piensas de esto, de la limpieza social?

HUGO:- A ver la limpieza social eso es lo que uno plantea, yo pienso que nosotros como proyectos armados y como estructura política no podemos seguir haciendo ese tipo de trabajos pero tampoco podemos dejar a las comunidades hoy por hoy a que cualquiera haga con ellos lo que quiera, uno dice, aquí podemos vivir todo mundo, pero, cual es el compromiso de cada uno, aquí viven oficiales de la policía, comandantes del ejercito, viven aquí en la zona, vive un fiscal, dos fiscales, a ellos no se les toca, ni por ociosidad se les raquetea la casa.

- Ellos no los apoyan a ustedes en estos casos

HUGO:- Ni ellos se meten con nosotros ni nosotros nos metemos con ellos se lleva una relación de comunidad aquí ellos están, ellos cuando están con sus uniformes suben y se parchan por ahí se toman su fresco no molestan, cuando estamos nosotros con las transacciones y ellos están por ahí nadie los molesta a ellos tampoco.

- Pero una pregunta, bueno ¿y por qué matar delincuentes, por qué matar de pronto muchachos que están fumando marihuana en la esquina, por qué matarlos?

HUGO:- La razón no es el vicio, porque matar tampoco es la solución de todos estos conflictos, cierto, pero hay veces que no le queda a uno otra alternativa que hacerlo, diga a ver, no es que nosotros seamos los que estemos implementando de pronto ese mecanismo de la limpieza social sino que hoy por hoy, yo pienso que fue el mismo estado el que nos infundió todo eso a todas las poblaciones, no solo a uno, yo pienso que a la guerrilla a los mismos paramilitares, entre ellos mismos hacen su fracción, uno con los pelaos puede hablar, es decir, nosotros tenemos un mecanismo con los muchachos donde se les habla, se les da sus oportunidades de que reaccionen de que bueno se creen objetivos diferentes, de que ellos se replanteen la vida totalmente, pero la verdad que uno le habla al pelao y a los ocho días lo está esperando ya todo enfierrado a uno y entonces ya cuando el pelao está en esa tónica que dice bueno yo me mato con ustedes, digo bueno, hay que mostrarle a los pelaos que nosotros no estamos jugando y que hay una fuerza que se va a respetar y que hoy por hoy hasta el momento se ha hecho respetar.

- Y ¿Cómo comunican a la comunidad por qué ocurrió tal cosa, por qué hicieron lo que hicieron con alguien?

HUGO:- primero cuando se le hace la llamada de atención son llamados de atención muy públicos, si se le hace en la esquina, en el billar, en la heladería, donde se coja se le habla delante de la gente al pelao, si se va a la casa siempre se busca la forma de que se hable delante de la familia, para que la familia sepa que está pasando algo con el pelao, fuera de eso se han sacado unos comunicados donde también se le pide a la gente se le hace saber que hay algo mal en los pelaos, entonces, y la gente también conoce, una de las formas de canalizar la información también ha sido la comunidad, los fulanos, los sutanos, los peranos, le van pasando el dato a uno de ve este pelao está en esto, aquel está en aquello, la gente es consciente de cuando un pelao se muere y porqué.

- Usted me decía ahora que la pretensión de hacer este tipo de trabajo era política ¿cómo formula políticamente esto?

HUGO:- a ver no me refiero a una política como las que maneja el estado no es una política partidista, sino que nosotros tenemos una ética de trabajo que la conservamos, no estamos haciendo un trabajo por hacerlo ni estamos cargando un fierro por cargarlo, no, estas armas han tenido motivos concretos, un respaldo a las comunidades, digamos para nosotros es un trabajo organizativo que lleva una expresión política con la gente, a raíz de eso nosotros como organización no nos consideramos delincuentes comunes porque tenemos clero el por qué y para qué estamos haciendo esto

- Vos desde tu óptica como evaluás el contenido político de la milicia, desde el ELN que evidentemente se le reconoce, pero ya vos desde tu campo de acción como jefe comunal.

HUGO:- yo creo que el carácter político de estas organizaciones de la gente, se las da el pensamiento, el ideario, el conjunto de ideas que los mueven, hay una ética, hay una claridad de por que se tiene un arma, de para que se utiliza un arma, en función de que se hacen las acciones o no, adicionalmente hay una idea sobre el estado hay una propuesta, ideas de como es que la problemática de estas ciudades y de estos barrios se pueden resolver, hay una posición frente a las políticas del estado y del estado mismo, y el accionar cotidiano, evidencia que no se es delincuente común, o sea, el delincuente común va y hace un atraco, sin importarle quien y es para beneficio personal aquí igualmente se puede hacer una acción de este tipo, se observa a quien se le hace y es para beneficio común, para el colectivo y el colectivo esta en función de la comunidad.

- ¿No hay una repartición de esto para ustedes, para los que participaron en el proceso?

HUGO:- una bonificación y las organizaciones también tienen una nómina también, se le hace un aporte económico, una mesada a quienes dedican aquí tiempo harto para la militancia igualmente

- Ellos trabajan al mismo tiempo en otras labores.

HUGO:- pues no, los que tengan la posibilidad, a mi me parece, que el proyecto se convierte en un proyecto político cuando tiene ese conducto de ideas, que lo rodean y propuestas para las comunidades, y las hay, de hecho hay trabajos con la base social de la comunidad, entonces los compañeros se articulan a los grupos juveniles, a las acciones comunales, participan en las actividades que se desarrollan en pro de la comunidad, como ese tipo de acciones cotidianas que se pueden dar cuenta de ellas.

- Si yo llego hoy y te digo, bueno, yo quiero meterme a tu grupo, ¿cuales dirías, bueno, los objetivos del grupo son estos, cuales son los objetivos concretos que le dirías a la persona que quisiera apoyarlo?

HUGO:- ahí hay varios problemas muy generales, porque los problemas de uno tampoco van siendo cualquiera por mas amigo que sea, no es expresar yo quiero estar simplemente y punto, porque cuando la gente expresa yo quiero participar lo expresa por dos razones: eso hemos notado últimamente, a la gente le gusta el fierro y crea apariencia pues, pero entonces como el objetivo de la organización no es mostrar el fierro ni hacer ese tipo de cosas, ahí es donde los pelaos, participantes, otra gente se ha estrellado con lo que quieren pertenecer ser militantes de cierta organización por eso, por que de verdad que tener una gran militancia no es lo mas favorable tampoco ni es...

- Ustedes se cuidan de incorporar mucha gente...

HUGO:- si

- ¿Han fijado un número que digan que desde ahí ya no más?

HUGO:- no, el número no tanto sino la disciplina, el por qué y para qué viene, que quiere saber, que quiere conocer, a qué está dispuesto el elemento en trabajo también.

- Y ¿cuando le presentan los objetivos que les dicen?

HUGO:- a ver se les pone muy claro, hay cosas por decir a los primeros cuando van a ingresar, usted tiene un compromiso real, un compromiso con la comunidad con la organización hay otro compromiso y con el mismo hay un compromiso

- ¿Hay algún tipo de código que se les presenta, de las cosas que pueden hacer o no y como sería?

HUGO:- si, claro, a ver nosotros a los pelaos no les toleramos el irrespeto, eso es algo que no se les tolera, aquí se ha llegado a hacer ajusticiamientos por este tipo de cosas, en la organización se han llegado a dar bajas, porque de verdad que hay pelaos que se les habla claro y creen que es una charla

- ¿Qué consideras irrespeto?

HUGO:- No nos gusta que se metan con la gente, ni armas, con los pelaos con las peladas con los líderes, los transportes, nosotros impusimos el mismo respeto para todo el mundo al igual que al interior de la organización, el respeto de unos a otros

- Vos de pronto decís, este proyecto surgió en tal momento y se va a acabar tal año o vos decís que el proyecto miliciano es de largo tiempo, dos años tres años, mil años?

HUGO:- a ver, en el momento, nosotros el año pasado revindicamos 13 años de acción, mas o menos, así que el proyecto está funcionando, hoy por hoy estamos al frente de cumplir otro año mas que es ahora en noviembre, nosotros decimos que no hay una meta por tiempo, no hay una meta por tiempo, el proyecto es un proyecto armado y que se va a sostener por mucho tiempo tenemos la idea de crecerlo y desenglobarlo

- ¿Pero se sostendría?

HUGO:- a ver, sostenerlo por sostenerlo tampoco es válido, para sostenerlo lo sostenemos y aquí nos quedamos, nos quedamos aquí toda la vida molestando al que sea, ese no es el ideal, nosotros si le planteamos alternativas al militante, alternativas diferente, no es que quiera decir que el proyecto se tiene que acabar, se tiene que desarmar, es que el tiempo nos va diciendo para donde vamos, hoy tenemos ideas concretas, mañana o pasado mañana puede haber un giro completamente diferente, todo sigue rodando, y crear otros objetivos yo pienso que los objetivos se van evaluando, se van planteando.

- De pronto se ha dicho, la milicia son de tal sector, son de tal otro, ¿tiene una base territorial la milicia por ejemplo las élites se crearon solo en este territorio?

HUGO:- cuando las milicias nacieron aquí en Medellín, teníamos el 70 % de las comunidades, en promedio, trabajábamos desde el Pablo Escobar, bajábamos a los populares teníamos la sintonía, había otros frentes que trabajaban por las comunas de Belén, san Javier, por allá, con diferentes nombres, es decir, que el proyecto no está marquetizado con un solo nombre

- ¿Tenían el mismo nombre pero hacían parte del mismo conjunto, siempre se reunían los dirigentes de las distintas milicias?

HUGO:- si, claro

- ¿Que relación creen ustedes que tiene la función que cumple la policía y la que cumple la milicia en un territorio?

HUGO:- lo que pasa es que en el momento no se puede hacer ese tipo de comparaciones, al hacer la comparación, no encaja, a nosotros no nos interesa decir, prestar seguridad a las bandas, hoy por hoy nuestro objetivo a manos del estado es fundamentalmente eso, ellos hablan muy bonito por la prensa, por la televisión y ellos difunden de que están haciendo acciones muy efectivas y también, pero uno sabe y uno ve y tiene claro, que miembros, que comandantes, quienes en las instituciones trabajan con las bandas, el narcotráfico quienes están de acuerdo con la delincuencia comunal, cuales son los que van a las casas de vicio por su plata normalmente y no les importa los pelaítos ni nada, o sea, no hay como ese tipo de comparaciones, nosotros pensamos que nosotros hacemos una acción mucho mas efectiva que no se puede hacer con la misma transparencia que con los uniformes, los que están en la institución pueden andar mas relajados por todas partes, la gente los identifica, a nosotros nos identifican en el accionar solamente, bajan los muchachos, hicieron la tarea limpiaron las esquinas, muy distinto, y en otras ocasiones muy similar porque también cuando los tombos quieren llegan a las cosas y no esperan a que lo hagan los milicianos y matan a la población civil.

- ¿Ustedes hacen sondeos para verificar que opina la gente, un poco para ver la imagen que se hacen de ustedes la gente?

HUGO:- eso es muy relativo porque eso es dependiendo de las acciones, lidiar a la gente no es tan fácil, usted se mata todo un año por la gente, hace actividades, les quita el hambre, les reubica a la gente, les da donde vivir, les ayuda, pero llegás vos y hacés una labor como por ejemplo con un líder comunitario que se está robando la plata de la comunidad que está entregándole información a la fiscalía a la policía, ese tipo de cosas, entonces, uno al líder le habla , que no se meta en líos, ese tipo de cosas, pero si no para bolas, entonces uno sabe que le va a entrar por aquí y le va a salir por acá, entonces a un o no le sale cuando uno llega y levanta al paciente, y uno lo jode, entonces la comunidad dice que son unos hijos de puta, vuelve otra vez el trabajo de demostrarle a la gente por qué fue el hecho, por qué fue la acción, muchos creen conocer y se hacen los de la vista gorda, eso a veces es muy podrido, pero yo creo que si, si hay mucha comunidad que se le expresa a uno, aquí podemos hablar de un 60 % de la comunidad que está a favor de uno, hay un 30 % que son muy lentos, que han sido tocados por nosotros, y un 20 –25% que no dicen si sí, ni no, sino que no les importa, no les importa sino vivir en su barrio y estar tranquilos, más o menos ese es el sondeo que hemos hecho y nos ha dado resultado.

- ¿Ustedes recurren a algún mecanismo de financiación por medio de la comunidad?

HUGO:- si, si eso es lo que se está haciendo actualmente, se hace un recorrido quincenal, otras veces se hace mensual, dependiendo de que

- ¿Es voluntario o qué?

HUGO:- No, es voluntario, nosotros no hacemos eso que por una vacuna o eso, sino que es distinto

- ¿Ellos saben para qué es el dinero, la colaboración, tienen algún otro beneficio de financiación?

HUGO:-si, pues claro, hay que hacerlo primero con la comunidad por que la guerra tiene su precio, y la gente tiene que sentirlo para que vean que sostener esto no es tan fácil, pero si uno se sostuviera con lo que la comunidad aporta, ya nos hubiéramos muerto todos, eso no aguanta, no da ni para las municiones, en esa forma no hay como sostener eso; si hay otras acciones, acciones de recuperación, ese tipo de acciones, de todas maneras todos compartimos por ahora.

-¿Cuanta gente en promedio está en su organización, un promedio?

HUGO:- activos pasan de 100

- Activos, ¿y los demás que son? ¿Informantes, colaboradores...?

HUGO:-a ver, uno plantea que dentro de la comunidad hay unas 100 – 300 personas que están a favor de la organización, dispuestas a favorecerla

- Pero ¿están directamente adentro?

HUGO:- Activos en conflicto, pasan de unos 100...

- ¿Mayoritariamente jóvenes, cual sería el rango de edades?

HUGO:- por edades no hay que hacerlo, por que aquí las edades son variadas, como puede haber un menor, puede haber un abuelo, hay unos frentes de trabajo que tienen sus responsables directos por sectores, y hay una dirección que está pendiente de todos estos responsables rectificando todas las acciones pasando una revista constante

-¿Tienen algún dato de las personas que están en la corporación?

HUGO:- si, se tiene una encuesta, que los resultados que arrojan son las muchas necesidades, educativos, es una necesidad muy primordial, yo pienso que lo laboral también, no pretendemos sostener la fuerza ahí con el resentimiento sin nada que hacer sino que los pelaos tengan otras salidas, y ahí sucesivamente hay otras necesidades de aportarle a esto, de tener otras salidas.

- ¿Qué tipo de formación se ofrece a las personas que ingresan a los comandos?

HUGO:- anteriormente se hacía como un sondeo muy vacano, de la gente era prácticamente muy bien seleccionada...

-Dependiendo de qué, de su conocimiento militar...

HUGO:-si, por decir el trabajo que hay ahora, de inteligencia que lo realiza la misma comunidad, a raíz de ese trabajo se realizaba un sondeo, hoy es casi similar pero con otras necesidades, de darle oportunidades a los pelaos por ejemplo, que por no tener que golpear cierta cantidad de pelaos, tenemos que articular a la organización dándole unas calidades de vida a los pelaos...

-¿Pero no es un poco peligroso pelaos que ahoritica tenían un arma para delinquir asuman una ideología en la que el uso del fierro tiene connotaciones políticas, no es un poco peligroso eso?

HUGO:- Hemos tenido dos experiencias de recuperación de bandas y la verdad es que las dos fracasaron y en las dos tuvimos pérdidas, perdidas materiales y logísticas y de recursos humanos, de pronto no de nosotros pero si nos dolió haber tenido que levantar a todos esos pelaos por que de un momento a otro esos pelaos dijeron, saben qué ustedes aquí ya no tienen nada que hacer, váyanse de aquí, ábranse del parche, mas o menos ese tipo de expresiones se les escucharon a los muchachos, después de haberles dado la mano y haberles buscado alternativas, y querer que los pelaos se superaran ellos de un momento al otro dijeron, no, nos volvemos para la trocha y siguieron ahí, cesaron su accionar otra vez, y van dos experiencias que nos ha tocado radicar esos parches radicalmente.

- ¿Para evitar esto, ustedes tienen alguna política definida con los muchachos?

HUGO:- si

- ¿En qué consiste entonces?

HUGO:-no, a ver ahorita el objetivo es no volver a hacer ese tipo de casos, es no volver a incrementar la recuperación de pelaos que pertenezcan a bandas...

- No, pero los que tienen, tienen para ellos algún tipo de formación política

HUGO:- en lo que es el proyecto en si, claro está, se trabaja con los pelaos de las bandas, no nos gusta juntar la cosa, nuestros pelaos tienen ya un conocimiento de por qué, los muchachos de las bandas solo piensan en el fierro, entonces...

- ¿Cómo suplir el problema educativo dentro de la organización, es decir, la persona que llega aquí sin formación, con un fierro en la mano simplemente, que tipo de ideología les transmiten?

HUGO:-a ver, se comienza por hacerle un seguimiento y el sondeo al muchacho, se mira, aquí hay pelaos que no están sino para la guerra, hay pelaos que no le meten nada sino al fierro, no meten el cuento por otro lado, eso en todas las organizaciones existe, hay otros que son muy buenos, que trabajan por el espacio, con motivos educativos, para ayudar a los demás pelaos, para eso se hacen talleres, escuelas, se hacen contratos iniciales con los pelaos, que trabajen dos o tres cuentos y en la zona hay un trabajo constante, no nos gusta reunirnos mucho porque las reuniones cansan de por si, pero a raíz de un plan de trabajo que se va desarrollando...

- ¿Qué relación tienen ustedes con la guerrilla?

HUGO:- A ver, con la empresa tuvimos percances, tuvimos que cortar por ahí, por mal manejo de los responsables y de nosotros hubo un año y medio que tuvimos problemas con ellos, hubo bajas de parte y parte, hoy por hoy estamos sosteniendo un pacto con ellos, estamos hablando y cambiamos, no es terminar entre las organizaciones sino mirar como funcionar distinto como unificar una fuerza que nos permita contrarrestar lo que se está presentando en la zona, en la relación que se lleva con ellos ahora, es una relación buena, que maneja diferentes rangos, hablar mucho con terceros, los primeros son mejores, entonces a raíz de eso se han ido mejorando las relaciones con la empresa, también venimos aclarando el por que se dividen los trabajos en la corriente, por que una gente realiza unos trabajos y otros no, a ellos les faltó ser claros con eso en otros tiempos y eso fue lo que mató la relación directa, y se le ha hecho la crítica a los compañeros de la corriente, a los pelaos que tenían características como negociantes si se les hubiera planteado eso antes de la ruptura con ellos, hubiéramos seguido con los objetivos que eran los mismos

- Hasta hace poco estuvieron con la intención de diálogo y negociación, ¿ustedes piensan desmovilizarse?

HUGO:- A ver la idea no es desmovilizar, no pretendemos negociar e irnos, a lo que llegamos con la negociación no es a eso, para soltar unas tierras que es lo que el gobierno busca, nosotros si buscamos unos acercamientos con el gobierno, queremos hablar y mirar, pero el acercamiento tiene que ser con algo muy concreto en este tema del conflicto pensamos que antes de llegar a cualquier termino, a cualquier dialogo es discutir el conflicto, no solo en esta área sino que hay otros frentes de trabajo Bogotá, Cali...

- Y, ¿Qué tipo de cosas se pondrían en una mesa de negociación?

HUGO:- no es el momento todavía, a ellos se les ha planteado que estamos con el tema del conflicto urbano, para nosotros el conflicto urbano tiene una solución, que eso es lo que hoy estamos peleando por ahora no

- En el caso hipotético que papel jugarían en el escenario de una desmovilización con diálogo

HUGO:- el trabajo de nosotros no es un trabajo por la supervivencia sino que tiene que ver con las comunidades, entonces muy claramente es el desarrollo comunitario, esa es la labor, no solo aquí en esta comunidad sino en otras comunidades.

- ¿Que papel cumplirían ustedes por ejemplo, los comandos en esa función de desarme?

HUGO:- el papel que mas se ha de cumplir es el de hacer valer los acuerdos que en el momento se hayan pactado, y el sostenimiento de las fuerzas en otras áreas, de pronto el abandono militar si pero no abandonar la fuerza de la comunidad, sería crear otra especie de trabajo, un movimiento que nos permita seguir funcionando como organización.

- En este escenario, ¿que condiciones se pondrían a partir de la experiencia?

HUGO:- la experiencia con Sercol deja una experiencia clara, no hubo claridad, pues la fuerza no la puso el estado, eso lo acabaron ellos mismos por problemas internos la ambición de tener que ver el uno mas que el otro, yo creo que uno tiene que mirar antes de crear una cooperativa de esas es muy fácil pensar que nosotros no le vamos a seguir haciendo el papel al estado, si ellos dicen que son capaces y se creen capaces entonces procederíamos a una desmovilización.

- ¿Por qué volverían a tomar las armas?

HUGO:- razones muy valederas, porque el objetivo de seguir trabajando con las comunidades es muy claro, así lo encanen, de la única forma que se detendría uno es muerto, ese proyecto sigue, por él se volverían a tomar las armas, pero creemos que no es el mecanismo ideal para esto y solucionar los problemas de las comunidades

- Un compromiso de seguir trabajando sin necesidad de utilizar las armas.

HUGO:- si, yo creo que sería eso, no retomar las armas, solo si se le declara la guerra a la organización, que el estado no responda una respuesta a esas cosas de restablecer la seguridad, las alternativas para los jóvenes, eso sería un motivo, el tomar el arma para uno significaría otra vez volver a la clandestinidad la intranquilidad, habría que mirarlo muy bien, la cuestión con esas armas, y si esas armas si dan lo que nos plantean la idea de tomar un arma no es disparar simplemente, la idea de portar un arma seguiría como defensa personal. Que no haya que sacar de donde sea la plata porque es que aquí hasta los postes se compran

- ¿Qué tipo de inversión crees tu que el estado debe ofrecerles a ustedes?

HUGO:- yo creo que nosotros debemos exigirle al estado cosas concretas como los espacios públicos, espacios para los pelaos que no hay en las comunas, un espacio que no los hay, así nos toque pagarlos con impuestos pero los queremos ver, espacios educativos, la mejora del transporte, alternativas, hacerle otras vías de acceso al parque que no tiene vías, que no tiene sino una sola, ese tipo de acciones, la educativa la educación de la comunidad, todo tiene que ser por unas corporaciones, por proyectos que se aprueban por unas cantidades de plata y la plata se pierde allá en la misma oficina y no llega aquí y supuestamente ellos invirtieron una buena cantidad de plata para obras que realizaron aquí en la comuna pero aquí no se hacen.

- Vos considerás ¿qué en un momento dado, los comandos, la milicia reemplaza al estado?

HUGO:- si, no es el objetivo pero que en última instancia uno termina convirtiéndose en eso, en una extrapolación del estado en la zona, ofreciendo seguridad, alternativas, buscándole salida al mecanismo, presentando proyectos, buscando una mejoría.

- Hay una cosa curiosa y es una cierta relación con algunos mecanismos de acción comunitario que de alguna manera están bajo la ayuda de ustedes o bajo su influencia, ¿cómo entender esta relación, de intermediación entre las juntas de acción comunal, por ejemplo, en relación con el estado si se supone que las juntas de acción comunal son justamente un vehículo institucional y las milicias aparentemente no?

HUGO:- nosotros independientemente de lo que hemos hablado hemos bregado a fortalecer relaciones con instituciones del estado, con estas personas hemos hecho planes de trabajo, hemos hecho cosas, hemos buscado alternativas, incluso hay personas de ellas que le dicen a un que vamos a presentar proyectos por otras vías, vamos a canalizar recursos por estas otras vías, hay gente que de verdad son simplemente funcionarios y si tienen el objetivo de las comunidades porque ahí es donde ellos se ganan la papita también, la institución como tal se le sale a uno muy fácil, la institución le dice a uno, si usted no me presenta un proyecto, yo no puedo, desconociendo la capacidad que hay en las comunidades para presentar proyectos económicos, en las comunidades no hay gente capacitada para hacerle un análisis completo a una zona y decir presentemos este proyecto con estas necesidades populares, aquí la gente ve una necesidad primordial simplemente el transporte y ya, las otras necesidades no, entonces la acción comunal nos permite, de cierta forma, expresar muchas necesidades globales, comunitarias y de la organización. Y otras organizaciones que hay en la comunidad en las cuales uno se sienta y habla, rebate, plantea y les replantea cosas, creamos objetivos comunes y luchamos por un solo fin.

- ¿En estas vías de organizaciones milicianas que hoy están en Medellín, hay igual presencia de juntas de acción comunal, mecanismos institucionales también?

HUGO:- no podemos decir eso, porque uno desconoce el mecanismo o la estrategia de trabajo que ellos tienen, todos tienen estrategias diferentes.

- ¿Vos como entendés la ciudadanía, eso de ser ciudadano?

HUGO:- ser ciudadano tiene diferentes acepciones, porque uno se plantea que para ser ciudadano tiene que estar a favor del estado, ser ciudadano es ser sapo, pero todos somos ciudadano, expresamos la rebeldía de diferentes formas, nosotros no nos consideramos ciudadanos por que no estamos a favor de muchas cosas, pero respetamos la posición de cada ciudadano, cada quien tiene su forma de pensar y de sentir y vivir su ciudad como se dice.

- ¿Vos qué opinás de los ciudadanos que portan armas?

HUGO:- hay mucha gente que las porta, sectores de vigilancia, las bandas de delincuentes, grupos armados como los comandos que existan, la guerrilla, todos en la ciudad, todos yéndose por los laditos queriéndose apoderar de la ciudad, entonces, cada arma tiene un fin, yo creo que no son los mismos fines, es mas por eso esas armas chocan cada rato por ahí, se ponen a fricción la una con la otra, porque el estado plantea una cosa, la guerrilla plantea otra, los comandos planteamos otra los pelaos de la ciudad plantean otra, los paramilitares tienen otra propuesta, pero que en verdad no vemos que alguien, el estado, con una voz de mando ante una población civil, porque es que aquí si no es así no se hace nada también, se siente y les recoja como toda la expresión de toda la gente y diga, bueno, hay una salida a la expresión tuya, a la de él y a la de él, juntas, ese tipo de propuesta nunca se ha escuchado en el país por eso nosotros creemos necesario que para mirarle las salidas a esas necesidades, que nos sentemos a pensar en el conflicto urbano, nos sentemos con cabeza fría y cuestionemos cuál es su raíz, de donde es el problema y porqué es el problema y cuál es la salida al problema, cuales serian los mecanismos que se implementarían ahí, yo creo que es uno de los mecanismos que puede haber para empezar a canalizar cosas, como que a buscar la forma de desarmar la población también.

- ¿Un miliciano es un ciudadano y por qué?

HUGO:- Si, hay algo muy común, te voy a hacer la comparación del miliciano que es ciudadano, yo te traigo la comparación del militar que es ciudadano, se supone que el militar defiende al estado, pero ¿cuál estado? O ¿qué posición defiende ese militar que anda ahí, que es mucho más transparente, que puede ser observado desde cualquier punto de vista?, entonces uno dice, el por su accionar, sea bueno o malo sigue siendo un ciudadano para la población para nuestro país, lo mismo decimos nosotros, tenemos una forma de accionar, creemos que hacemos el papel de estado en las comunas porque eso es lo que hacemos, pero eso no nos quita a nosotros decir que somos ciudadanos porque de verdad somos ciudadanos.

- ¿Por qué un miliciano está armado?

HUGO:- Por las razones sencillas que hay, aquí si uno quiere hacer una expresión de rebelión, un estado, nosotros no podemos hacerlas con las manos metidas en los bolsillos, porque hay una cierta gente que lo primero que van a hacer es reventarlo a uno, o sea matarlo, y bueno, yo quiero expresar mi inconformidad con este país, o con lo que estamos viviendo al menos en la comuna por ejemplo, pero no lo puedo decir a boca llena allá si no tengo con que defenderme, para expresar lo que vivo y lo que siento me toca tener ese arma, los fines son esos.

- El ciudadano puede protestar, para eso hay vías institucionales, aún incluso la llamada desobediencia civil normal, común y corriente puede ir a bloquear calles, no aceptar la decisión de la legislación, ¿ustedes dicen, no, vamos a protestar contra eso pero con armas?

HUGO:- Lo que se dice es muy claro, vos podés protestar, podés ir a la Alcaldía, y podés pedir permiso porque tenés que pedir permiso para presentar esa protesta, mientras vos pedís permiso tenés que dar hasta tu dirección, a vos si te dejan honestamente hacer esa actividad, trabajar, reprochar insultar, ultrajar a la autoridad si es preciso en ese momento, pero no hay garantías, porque los desaparecidos, los N.N. que aparecen por ahí a cada rato, para uno si es claro que quién lo hace y porqué lo hace, porque expresar hoy en día aquí en la ciudad sin un poder armado, a la próxima salida suya a la calle lo matan, porque el estado no te lo reprocha a vos allá pero si te lo reprocha a plomo.

- Ciudadano armado. ¿Vos qué opinas de esta expresión?

HUGO:- Hay diferentes personas que están armadas en este país, están unos que están armados en beneficio a las comunidades que son las fuerzas del estado, que son incluso las mas peligrosas que hay en el momento, como ciudadano, listo ellos son ciudadanos de bien que se permiten hacer un papel y se permiten expresarle a las comunidades que se puede vivir tranquilo con el arma en la cintura, por que el sin el arma no va a salir a la calle, incluso no es por actuar, sino que le da miedo, hoy por hoy salir a la calle es demasiado peligroso, vemos que mientras el estado busca reducir el porte de armas, el salvoconducto por ejemplo, la sociedad sigue portando armas y eso agrava el conflicto, porque eso es un mecanismo de financiación del estado o de las fuerzas armadas se supone que es del estado porque hay que pedirle permiso al estado, pero yo digo que es un mecanismo donde se benefician tres cuatro personas, que son el mayor, y le dan el perito a unos cuantos. Sucesivamente digo que ser ciudadano, tenga o no tenga su arma, no lo dejará de ser, que hay unas condiciones de vía en todas las ciudades del mundo, las armas deben tener un compromiso.

- ¿Te consideras desobediente ante la ley?

HUGO:- Si, me considero un desobediente en términos muy generales, por que la forma que estamos expresando en nuestro trabajo no es una forma legal, por eso le decimos de desobediencia, pero mas sin embargo a nosotros no nos pesa ni nos pesará, porque hay un objetivo muy concreto y es el servicio a las comunidades.

- ¿Cuando vos ves un niño, pequeñito, que utilizás para llevar información, vos qué pensás?

HUGO:- Nosotros lo que mas nos preocupa es que si quisiéramos tener toda la juventud del barrio articulada a la organización, la tendríamos, porque es que los pelaos le expresan a uno a diario, yo quiero, yo quiero ayudar a la solución de este conflicto, esta vaina me tiene cansado, ellos no tienen un objetivo político, no tienen una ética de porque se van a meter de una sino que para ellos el problema es una banda, y si mañana se presenta otra la ladito seguirá siendo el problema de los pelaos en las comunas, a los pelaos les hemos venido explicando, a raíz de los trabajos, de los talleres de formación en la iglesia desde la comunidad, de mas o menos el por que de la guerra, por que estamos viviendo la situación pero no son el objetivo, les hemos planteado a los pelaos que queremos alternativas para los jóvenes, para las muchachas, para los niños, para los veteranos, que la gente se pueda educar pero que no sea una educación netamente académica que sea una educación que incluya lo laboral para que la gente al menos pueda sobrevivir, no tenga que delincuenciar después para sobrevivir, eso es lo que venimos hablando constantemente con la gente, no queremos seguir viendo a los pelaos que son padres de familia que tienen que ir a robar, nos da tristeza saber eso, se nos han arrimado algunas veces diciendo présteme un arma hermano que tengo una vuelta para hacer, tengo la familia aguantando hambre y me ofrecieron $550.000 por x o y hermano, esas expresiones nos preocupan aquí, no decimos que los pelaos trabajen porque no pueden sino por que hay algo que no los deja y es que aquí a la gente le da miedo, los pelaos se levantan para ir a trabajar pero ellos no saben si van a volver a subir. Hace poco mataron un padre de familia solo por ser de acá arriba, un padre de familia que es mas ni el saludo lo tenía con nosotros, la semana pasada hubo otro muerto de la comunidad simplemente porque se le dió baja a otro de esa comunidad, entonces ellos dijeron no, entonces claro el pelao que viene del trabajo tiene miedo, los muchachos dejan el trabajo solo por esa razón, no hay quien responda por una seguridad.

- Este punto de la seguridad es un punto a cuestionar en el caso de la desmovilización

HUGO:- Especialmente por que la situación de Manrique es arrolladora, es una alcahuetería por unos cuantos pesos bajar un pelao de aquí para que se los mate, no decimos que todas las fuerzas armadas son corruptas, que toda la policía es corrupta pero hay unos generales... ellos bajan, los aporrean, los sueltan, hay pelaos que se han logrado volar hay pelaos no son bobos y que se van detrás de la patrulla, usted me tiene que llevar a la estación, a mi no me va a soltar aquí.

- ¿Qué piensas de la oficina de paz y convivencia?

HUGO:- El año pasado hubo un pacto en el 97 se hizo un pacto con la gente de la cañada, a raíz de que la iglesia, las acciones comunales, los lideres comunitarios expresaron que aquí cada año se hacía un acuerdo por un mes, donde en el mes de diciembre no se hacía un disparo se le respetaba la navidad a todo el mundo, la gente expresaba, bueno, la navidad del 97 qué, donde va a quedar la navidad aquí, entonces le expresábamos a la gente el apoyo del acuerdo a raíz de que se empezaron a entregar propuestas y en marzo se firmó el acuerdo que trajeron de la secretaría de paz y convivencia se empezó a implementar un mecanismo donde la iglesia era garantes, la gente del cerca de Buenos Aires eran garantes, Andalucía, Iban Felipe secretario de gobierno también era un garante, pero a raíz de problemas internos del gobierno y de representantes del proyecto, entonces se descuida el pacto, nosotros hemos buscado a la gente para calmar problemas pero no respondieron adecuadamente al pacto que firmamos, hoy por hoy estamos haciendo el trabajo nuevamente, con la asesoría de paz y convivencia hay una relación, hay una critica contra ellos, no parece que son muy descuidados y tienen un plan de trabajo muy mal implementado en las comunas, abandonan los trabajos, la gente cree que por que uno es el delincuente entonces tiene que estar de pipi cogido con ellos, y eso no es así, nosotros respondemos a los acuerdos pero el problema no lo invierten, no invierten, como aquí no se le exige que invirtamos para un entablado, sino que vamos a hacer para hacer esta cancha o esta vía, entonces son inversiones mayores y les da como perecita hoy por hoy la comunidad creo una mesa integral de trabajo en la cual está participando la asesoría de paz y convivencia, pastoral social los grupos de toda la comunidad e invitaron a los comandos urbanos a participar de él, estamos participando con aras de organizar los pactos, de solucionar este problemita en el que estamos metidos va funcionando, que la banda no ha respondido como debe a propuestas que se le han hecho, debe seguir asesoría, nosotros estamos dispuestos a hablar, tampoco la han metido mucho, creemos que se han hecho los de la oreja gorda con eso.
__________________________________________________________________________________________________________________________

Fuente: ARCOS RIVAS, Arleison. Ciudadanía armada: aportes a la interpretación de procesos de defensa y aseguramiento comunitario en Medellín: el caso de las milicias populares [Tesis de Maestría]. Medellín: Instituto de Estudios Políticos-Universidad de Antioquia, 2005.

© 2006 - Cedema.org - CENTRO DE DOCUMENTACION DE LOS MOVIMIENTOS ARMADOS